domingo, 23 de noviembre de 2008

PUNTA LLERGA desde la pista a Sta. Isabel (22/11/08)

Participantes:
Ramón, Miguel Angel, Enrique, Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
22/11/2008; sol y nubes; viento muy fuerte arriba; frío.
Duración:
2h. 25’ a la cota junto a Punta Boltorín; 2h. 55’ a Punta Llerga; 5h. 50’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
907 mts. hasta Punta Boltorín; 943 mts. hasta Punta Llerga; 963 mts. en total.
Dificultad:
ninguna.

Tras pasar Saravillo, continuamos machacando los coches por la pista que asciende hacia el Refugio de Labasar. Tomamos un desvío que marca Collado de San Miguel: error. Cuando nos dimos cuenta retrocedimos y continuamos hacia el Ibón de Plan tomando, esta vez correctamente, el desvío al Collado de Santa Isabel. Tras una curva a la izquierda, Enrique decidió parar, la pista atraviesa un tramo muy pedregoso, reculamos un poco y aparcamos los coches. Altitud: 1.350 mts. Enrique había traído una mochila como para hacer la GR y no sabemos cómo se las arregló para no llevarla, Javi se encargó de ello; de hecho creemos que era Javi el que la llevaba por eliminación, porque entre que iba el primero siempre y que sólo se veía mochila,...dudábamos a veces si la mochila no andaba sola,...Comenzamos a ascender por la pista, que abandonamos para acortar por sendero hasta volver a ella ya casi en el Collado de Santa Isabel. Caen algunas gotillas, creemos empujadas por el viento desde las cimas de alrededor, que están cubiertas. Sin ver el refugio, a nuestra izquierda, continuamos por buena senda ascendiendo las primeras estribaciones del Macizo de Llerga. Tras un tramo de arbustos, remontamos una pedrera (que con nieve nos hubiera hecho usar los crampones que transportábamos en la mochila) hasta atravesar un barranco seco, el de La Litera. Una dura subida nos llevó hasta el comienzo de la cresta, por la que avanzamos pasando algunos pequeños resaltes pisando ya algo de nieve, hasta alcanzar la base del altiplano en el que se alzan las cimas del macizo, que desde aquí aparecen como lomas redondeadas, de ascenso suave. La meseta estaba ya totalmente cubierta por un buen manto de nieve. Nos dirigimos a la cima más al norte: Punta Boltorín. Tras algunas pequeñas bajada y varias subidas, nos plantamos en 2h. 25’ de marcha sobre la cota más septentrional del macizo. Altitud: 2.245 mts. Hicimos fotos y continuamos pasando la inmediata Punta Boltorín (2.248 mts.) y remontando posteriormente la pala final de ascenso al punto culminante del macizo: Punta Llerga (Bocolón en algunos mapas). Altitud: 2.268 mts. Llevábamos 2h. 55’. Soleados, Cotiella y el Gran Mobisón se alzaban al este, blancos espectaculares.
Almorzamos resguardados del frío viento. Descendimos hasta la planicie y remontamos unos 20 mts. para hollar la última de las cimas, Punta Betrín (2.232 mts.). El viento casi nos tiraba. Nos asomamos al borde del altiplano para ver el Refugio de Santa Isabel, unos 700 mts. más abajo. Descendimos de nuevo a la nevada meseta por una umbría casi helada para algo después enlazar con la ruta de subida, que seguimos para el descenso. Llegados al Collado, paramos a tomar un tentempié en el Refugio de Santa Isabel. Luego continuamos hasta los coches. 5h. 50’ nos costó la ruta total.

sábado, 15 de noviembre de 2008

CHORRO DE FORNOS desde Lafortunada (15/11/08)

Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
15/11/2008; día totalmente soleado, nada frío.
Duración:
2h. 10’ al Chorro de Fornos; 4h. 35’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
221 mts. hasta el Chorro de Fornos.
Dificultad:
ninguna.

Nos dirigimos al Valle de Bielsa para celebrar la fiesta anual del Esbarre. Debido a la abundante nieve caída en fechas anteriores, durante el trayecto se pensó en alguna alternativa a la idea original de caminar por el Valle de Trigoniero: Pista a Ordiceto, Chorro de Fornos,… Tras parar en Aínsa a tomar un café, se decidió mantener la excursión prevista, hasta donde pudiéramos llegar.Al llegar a la antigua aduana, vimos bastantes coches: había batida de caza por Trigoniero. Mientras nos calzábamos botas y colocábamos las polainas, “la junta” habló con los guardas: esperarían a que pasáramos para iniciarla, pero deberíamos realizar la excursión completa. Ante tales condicionantes y augurando que la cantidad de nieve no nos iba a dejar avanzar mucho por el valle, decidimos cambiar la marcha. (Como escopeta gana a bastón, cazador gana a montañero,…). Bajamos hasta Lafortunada y, rápidamente, pues estábamos ya preparados, comenzamos a caminar ascendiendo hasta Badaín. En pocos minutos estábamos en el pueblo. Desde allí tomamos el sendero señalizado a las Fuentes y Chorro de Fornos. El día era muy agradable, nos quitamos ropa y polainas. El sendero asciende muy suavemente, a veces llanea e incluso discurre en ligera bajada. Llegamos al desvío en el que Ana y yo nos despistamos años atrás, esta vez tomamos a la primera el ramal que desciende hasta el punto en el que se unen las aguas del Garona y del Irués. Hicimos una parada para tomar un tentempié y continuamos cruzando el puente. El camino hasta las Fuentes del Fornos (varias cascadas que desaguan en el Irués) es ancho y muy agradable, entre bonito bosque. Ya en ellas un cartel marca 30’ al Chorro. Sin pausa, seguimos avanzando por el camino. Atravesamos con cuidado algunas barranqueras resbaladizas. Sin mayores complicaciones abandonamos el bosque y encontramos en el paredón que cierra la garganta por el norte, una pequeña pero bonita cascada que nace de una agujero que hay en la roca. Llevábamos 2h. 10’. Altitud : 910 mts. Estuvimos un rato haciendo fotos. Antes de regresar, avanzamos unos pocos metros por el lecho rocoso; de la pared manaban otro par de surgencias, una de las cuales era bastante caudalosa.

El regreso lo hicimos por el mismo camino, tranquilamente. Ya cerca de Badaín, nos esperaban José Luis, Jesús Sierra y Jesús Ruiz. Llegamos al autocar a las 4h. 35’ y tiramos para Bielsa.

sábado, 8 de noviembre de 2008

COL Y PICO DE L'IOU DESDE PORTALET (08/11/08)

Participantes:
Miguel Angel, Javier y Oscar.
Fecha y tiempo:
08/11/2008; día nublado, cayeron algunos copos; niebla casi todo el recorrido.
Duración:
2h. a la cima del Pic de l’Iou; 4h. la ruta total.
Desnivel y longitud:
509 mts. hasta la cima del Pic de l’Iou; 527 mts. en total.
Dificultad:
la nieve algo blanda; la huella a mitad de ladera era incómoda para las raquetas.

Con las previsiones algo inseguras, nos dirigimos al Portalet con la idea inicial de realizar la Vuelta al Midi, Miguel Angel y yo con raquetas, Javier con esquís de travesía. Aparcamos ya en Francia, en la Cabane de l’Araille, unos cientos de metros más abajo de la frontera del Portalet. Altitud: 1.727 mts. Estaba bastante nublado, y las nubes agarradas por la zona del Peyreget, pero esperando que mejorara, comenzamos a descender para atravesar un riachuelo y empezar a ascender al oeste hacia el Col de l’Iou, una vez colocados esquís y raquetas, lo que nos llevó un ratillo.
Según Javier, la nieve estaba algo blanda para el esquí. Con raquetas también nos costaba avanzar, pues había huella, pero estrecha, de esquís. El día iba a peor, se empezó a echar la niebla. El sol intentaba abrirse paso y a ratos parecía que iba a hacerlo, pero no lo conseguía. En un momento dado dudamos si desviarnos al norte por lo que parecía era la ruta al Refugio de Pombie (“casi seguro” dijo Miguel Angel), pero no lo hicimos. Menos mal, porque algo más adelante vimos un grupo que sí abandonaba las huellas por lo que sí debía de ser el camino. Pero la niebla densa nos rodeaba, y ya habíamos pensado en ir siguiéndolas; suponíamos que llevaban al Col de l’Iou, bajo el Peyreget.
Nos cruzamos a unos franceses que bajaban esquiando de una pequeña cima muy tendida al sur del Col de l’Iou, el Pic de l’Iou (aunque Javier les entendió “Pico de Lui”), y decidimos tomarlo como meta de la ruta. El último tramo de ascenso al Col fue una media ladera empinada y muy incómoda, porque la huella era muy estrecha y en pendiente, de manera que las raquetas no pisaban horizontalmente y los tobillos sufrían. Desde el Col giramos al sur remontando más cómodamente la nevada loma y unos pocos minutos después nos plantamos en la cima. Altitud: 2.218 mts. (2h.)
Mientras estábamos en la cima, iba llegando gente con esquís o raquetas. Estuvimos un rato, esperando que el sol nos dejara ver algo; tras algunos amagos, decidimos comenzar el regreso. Javier se adelantó, nosotros íbamos más despacio. A mitad de bajada hicimos una parada para almorzar. Después tiramos hacia abajo. Nos cruzamos con diversos grupos (esquiadores, raquetistas y “a pelo”, que las pasarían canutas para bajar). Por abajo el día comenzaba a abrirse; numerosos esquiadores habían escogido el Cuyalaret. En 4h. llegamos al coche, junto al que nos esperaba Javier.

domingo, 5 de octubre de 2008

PICO OTAL por el Barranco del Turbón (04/10/08)

Participantes:Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:04/10/2008; día soleado pero frío; algo de viento.
Duración: 3h. 15’ a la cima del Pico de Otal; 8h. la ruta total
Desnivel y longitud:1.442 mts. hasta la cima del Pico de Otal; 1.472 mts. en total (15,9 kms) . Dificultad:trepadas fáciles a la cima; cresta aérea pero sin complicaciones.

Nos dirigimos a Ordesa, dudando entre el Pico de Otal y el Tobacor. Escogimos el primero, quizás algo temerosos de tener que pasar las clavijas de Cotatuero “a pelo”, pues no llevábamos material de seguridad como Jesús nos indicó; luego resultó que él si llevaba “por si acaso”. Avanzamos por la pista de Bujaruelo, dejando el coche a unos 1.266 mts. Jesús se adelantó a husmear mientras desayunamos, y tomamos un buen sendero que avanza entre bosque, ascendiendo muy directamente; pero mucho…Al salir del bosque, seguimos por praderíos ya buscando hitos, con la senda bastante difuminada, pero igual de empinada. Tras algún titubeo, cruzamos una zona cárstica con una gran sima. Lanzando piedras estimamos su profundidad, y de paso comprobamos que nadie se había caído, pues no oímos lamento alguno (le hubiéramos rematado con tanta piedra). Jesús comentó que a las dos horas pararíamos a tomar un tentempié, pero como el collado estaba ya al alcance, lo hicimos allí. Llevábamos 2h. 5’ y 1.100 mts. de desnivel. El que quiera subir andando más deprisa, que me lo diga, que paso de ir con él. El que diseñó la ruta había desayunado EPO de tercera generación,…Teníamos ya a nuestra izquierda el Pico de Otal, con su escarpada cara noreste; al frente, Tendeñera. Después de reponer fuerzas, giramos pues a la izquierda y trepamos unos metros para superar una barrera rocosa. Me apoyé en una piedra inestable; Jesús después me advirtió: “en esa no, que se mueve”. Nos plantamos bajo la cima. Teníamos dos opciones: ascender directamente “algún corredor de esos” o, más fácil, avanzar por pedreras bajo la cima hasta el collado sureste, y una vez en él remontar la cresta. Obviamente elegimos lo segundo. Tras avanzar por una aérea pero no complicada cresta, hollábamos la cima (3h. 15’). Altitud: 2.709 mts. Almorzamos y descansamos.

Bajamos hasta el collado, y comenzamos a descender al Valle de Otal. En el mapa describen trazas de senda; en fin,…. Algún hito nos guió bajo la pared norte del Pico de Otal hasta una terraza sobre el Valle. Con la cabaña cercana, no intuíamos por dónde superar la muralla rocosa; Jesús fue de acá para allá, al final descubrió un bosquecillo que bajaba, y un hito sobre él: si hay árboles, no hay rocas, por allí será. Y por allí pudimos bajar. Junto al río, seco, paramos un poco. Después tomamos la pista hasta la cabecera del Valle (qué bonito, compensó la soba). Para bajar a San Nicolás alcorzamos por senda. Desde el refugio, descendimos la pista hasta el coche. En total, 8h. de marcha.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

GRAN FACHA desde Respomuso (07/09/2008)


Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
07/09/2008; día soleado con algunas nubes pero frío, especialmente en las humbrías.
Duración:
3h. 40’ a la cima de la Gran Facha; 5h. 50 al Ibón de Pecico; 9h. 10’ la ruta total
Desnivel y longitud:
935 mts. hasta la cima de la Gran Facha; 975 mts en total (14,4 kms) .
Dificultad:
trepadas fáciles a la cima; descenso con trepadas algo expuestas y canal empinada.

Tras el lluvioso día anterior, ese día el cielo estaba totalmente despejado, así que tras el desayuno y recoger todo en la mochila, nos pusimos en marcha para realizar la ruta prevista. Salimos del Refugio en dirección al Collado de la Facha. Altitud del GPS: 2.140 mts., pero los mapas insisten en 2.200 mts. No eran aún las siete y media, pero ya había luz de sobra para andar. Hacía fresquito.
Caminando por terreno ondulado pasamos junto a los Ibones de las Ranas y Camporoplano, y paramos a quitarnos ropa al pie del barranco del mismo nombre. Aquí empieza el ascenso y sobraba. Ganamos altura por la derecha del torrente que baja impetuoso. Llegamos a un primer collado tras el que se asientan los Ibones de la Facha. La senda atraviesa un nevero con una gran rimaya; lo atravesamos con cuidado, pues un resbalón hubiera dado con nuestros cuerpos en las aguas del ibón. Avanzábamos por humbría y la temperatura era muy baja, hacía frío. Las piedras estaban algo heladas. Pasados los ibones, un último repecho nos sitúa en el Col de la Fache, al pie de la pirámide de la cima. Reponemos fuerzas al sol y continuamos la marcha, ascendiendo a tramos por un senderillo, trepando y remontando escalones y gradas entretenidamente. Ana se lo pasó de miedo, no iba cansada y le gusta trepar. En 3h. 40’, hollábamos la cima de La Gran Facha. Altitud: 3.006 mts.

Tras un descanso y fotos, emprendimos el descenso. Avanzamos unos metros por la cresta y comenzamos a bajar por terreno muy empinado. Siempre había buenas presas pero tuvimos que ir despacito, con cuidado y atención; no es un descenso fácil, aunque tampoco tiene pasos muy complicados, pero hay patio y posibilidad de caída de piedras. Llegamos al collado bajo la pirámide cimera. Después tuvimos que descender una canal pedregosa; tras un primer tramo agarrados a una enorme roca, más tarde descendimos deslizándonos algo por la grava. Fue entretenido y no difícil, tan sólo había que prestar atención para no soltar piedras. Ana disfrutó (y yo que iba tenso por ella,…) Sólo nos restó atravesar una pedrera infecta pero corta para situarnos a orillas del Ibón de Perico. Junto a su presa comimos. Algunas nubes tapaban al sol y hacía fresco. Tras el almuerzo, continuamos la marcha, pasamos junto a los Ibones de Bachimaña viendo el nuevo refugio en construcción, y tras pasar la Cuesta del Fraile, paramos a beber y continuamos ya hasta el Refugio Casa de Piedra en el Balneario, en el que degustamos unas cervezas. En total: 9h. 10’ de marcha.

martes, 16 de septiembre de 2008

MONTE GROSÍN (30/08/2008)







Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
30/08/2008; soleado y caluroso.
Duración:
1h. 45’ a la cima del Monte Grosín; 4h. 55’ en total.
Desnivel:
631 mts. a la cima del Monte Grosín; 639 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna.

Dejamos el coche nada más pasar el Puente de las Grajas. Altitud: 801 mts. Comenzamos ascendiendo por la pista asfaltada que se dirige al norte; al poco ya se convierte en una pista de tierra y piedras. Tras varias revueltas y comprobar que la pista tiene algún tramo en no muy buen estado, tomamos en una bifurcación la pista de la derecha (marcado como PR y más lógica que la de la izquierda) y al poco pasamos junto a un depósito de agua junto el que hay un ensanchamiento en el que se podría aparcar. Íbamos deprisilla. Seguimos la pista un tramo, pero enseguida tomamos un alcorce marcado con un mojón; un buen sendero entre bosque que pasa junto a una caseta nos llevó de nuevo a la pista. Tras seguir por ella, de nuevo tomamos otro atajo, esta vez algo más vestido, mi padre se lamentó de no haberse puesto pantalón largo, y por un terreno descubierto. Ya en la pista, seguimos el camino hasta llegar a un pequeño llano herboso; unos carteles indicaban la dirección a Grosín siguiendo la pista a la derecha y a Guasillo, tomando un camino a la izquierda. Tras continuar bordeando la ladera sur del Monte de Santa Eugenia, vimos por fin al frente el Monte Grosín, una loma empinada revestida de erizones, bojes y zarzas. Alcanzamos el Collado Pacolitano, bajo la loma cimera. Recordando el ascenso desde el Puerto de Borau de hace unos años (con Ana , Natalia y Paco), después de tomar algo de líquido, descendí algo la pista a la derecha hasta que vi un cartel que indicaba el comienzo de sendero de subida al Grosín. El sendero asciende valientemente; está muy marcado, y supera los 150 mts. que restaban hasta la cima del Grosín decididamente. Llegamos a la cima en 1h. 45’. Visitamos las ruinas del Castillo (el aljibe) y después descansamos junto al mojón cimero. Aprovechamos para coger a Miguel un puñado de moras maduras. Altitud: 1.423 mts.


Como era pronto, tomamos un dobladillo arriba, y tras las fotos, descendimos por el camino de ida, pues decidimos almorzar junto al coche. Un poco más al sur del aparcamiento, en la carreterilla que lleva a una central hidroeléctrica, mi padre sabía que había una fuente de la que manaba un gran chorro de agua. Bajamos deprisa, terminando la marcha tras 3h. 55’. Con el coche avanzamos hasta la fuente, y en una sombra dimos cuenta de la comida.

lunes, 15 de septiembre de 2008

CRUZ DE PEÑA OROEL (28/08/2008)


Participantes:
Feli, Jesús, Miguel (en mochila) y Oscar.
Fecha y tiempo:
28/08/2008; soleado con algunas nubes y no excesivamente caluroso.
Duración:
1h. 55’ el ascenso a la cruz de Peña Oroel; un total de 4h. 05’ de marcha.
Desnivel:
583 mts. hasta la cruz de Peña Oroel.
Dificultad:
¡ cómo pesa ya Miguel !

Ante la insistencia de Miguel de que quería subir a la cruz de Peña Oroel, y en un arrebato de paternidad que espero no deje dañada a mi espalda de por vida, prometí subirle, y así lo hice. Dejamos el coche en el Parador. Altitud: 1.186 mts. Me coloqué la mochila porta-niños, vacía, y mi padre la de la ropa y comida, y comenzamos a ascender por el buen sendero que perfectamente marcado va ganado altura entre el bosque.
Miguel empezó caminando; cuando llevaba unos 20’, empezó a quejarse, y lo subimos a mi espalda. Aproveché para acelerar el ritmo y ganar toda la altura que pude. Después de un buen rato cargando con él, que iba encantado, caminó otro ratillo (más corto) y lo volví a llevar hasta el Collado de Las Neveras, mientras mi madre iba a su ritmo cogiendo algunas frambuesas y fresas silvestres, un poco más retrasada. Nos cruzamos y adelantaron multitud de excursionistas.
Nos reagrupamos en el collado, y ya viendo la cruz a lo lejos continuamos el suave ascenso por la loma de la Peña. Tras un tropiezo de Miguel sin consecuencias, de nuevo lo subimos a la mochila, para llevarlo hasta pocos metros antes de la cima, y que Miguel llegara corriendo a tocar la enorme cruz que se yergue en el punto culminante. Altitud: 1.769 mts. Habíamos invertido 1h. 55’.

Tras unas fotos, bajamos todos caminando, casi hasta el Collado; almorzamos en un llano herboso junto a él. La caminata abrió el apetito a Miguel, que dio buena cuenta de su trozo de tortilla de patatas y de un par de sardinas en lata más un plátano, todo un éxito para él.
Después de la comida, comenzamos el regreso, en el que fuimos cantando y jugando, por lo que Miguel, entretenido, lo hizo enteramente caminando, excepto unos 5’ ya casi abajo, después de ver a una niña que bajaba también en mochila. Eso sí, lo llevábamos de la mano para evitar tropezones, Unas 4h. después del comienzo, estábamos de nuevo en el Parador.

jueves, 11 de septiembre de 2008

LA MALADETA (26/08/2008)


Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
26/08/2008; soleado con algunas nubes y no excesivamente caluroso.
Duración:
3h. 55’ a La Maladeta; 5h. 05’ al Abadías; 8h. 15’ en total.
Desnivel y longitud:
1.419 mts. a La Maladeta; 1.462 mts. al Abadías; un total de 12,1 kms.
Dificultad:
crampones y piolet; algunas trepadas; cresta áspera al Abadías; rocas inestables.

Tras tomar el bus, comenzamos a caminar en los Llanos de la Besurta. Altitud: 1.900 mts. A buen ritmo, nos plantamos en el Refugio de La Renclusa en 30’. Poco después, el buen sendero desaparece y comenzamos a remontar las fuertes pendientes que ascienden hasta la Cresta de los Portillones, siguiendo algunos hitos (los hay por doquier). Atravesamos y avanzamos a veces por cauces de múltiples torrentes. La roca se va imponiendo. Íbamos deprisa, pero el terreno es incómodo. Alcanzamos la cresta algo más abajo del Portillón Superior. Casi por el filo avanzamos buscando los mejores pasos entre las rocas hasta situarnos en él. Llevábamos 2h. 15’. Seguimos ascendiendo por el mismo terreno, hasta plantarnos al pie del glaciar de La Maladeta. Allí tomamos un tentempié. La ascensión se estaba haciendo dura, más por el terreno que por el desnivel en sí.
Al llegar al borde del hielo, nos calzamos los crampones y avanzamos por el pequeño glaciar, cansada pero más cómodamente, hasta situarnos bajo el corredor que asciende al Collado de la Rimaya. La grieta no estaba abierta. Ya sin los pinchos, remontamos dicha chimenea, trepando fácilmente pero entre rocas inestables. Al llegar a la cresta, sólo nos quedó ascender poco a poco (las fuerzas iban justas) los últimos metros, fáciles, sobre bloques de granito, hasta hollar la cima de La Maladeta (3h. 55’). Altitud: 3.308 mts. Una ascensión trabajada, muy pesada y cansada, pero la cima lo merece. En primer plano: el Maldito, detrás el Aneto. Al otro lado, la cuenca de Cregüeña,…

Almorzamos y decidimos regresar por la otra vertiente. Cresteamos hacia el sur con cuidado por terreno a veces algo expuesto siguiendo hitos que siguen los mejores pasos, siempre entre rocas, algunas inestables. Tras perder unos metros, remontamos los que nos situaron en el Pico Abadías. Altitud: 3.271 mts. Después bajamos hasta el glaciar del Aneto. Tras avanzar cómodos por el hielo, que estaba derritiéndose y originaba cauces de agua que atravesamos, marchamos pesadamente entre bloques de granito para alcanzar de nuevo pero por el lado opuesto el Portillón Superior. Descendimos entre unos hitos que no seguían la cresta, para enlazar al poco con el camino de ida, más o menos, ya que hay varias alternativas. Tras todo el tramo de rocas hicimos una paradica y repostamos agua. Continuamos hasta el herboso sendero que lleva al Refugio, delicia para las piernas. Como lo fue también el último tramo hasta La Besurta, dónde llegamos a las 8h. 15’ de marcha.

COLLARADA Y COLLARADETA (23/08/2008)


Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
23/08/2008; día soleado y no excesivamente caluroso.
Duración:
3h. 35’ a Collaradeta; 5h. 05’ a Collarada; 10h. 10’ en total.
Desnivel y longitud:
1.095 mts. a Collaradeta; 1.412 mts. a Collarada (7,7 kms.); 16,5 kms. en total.
Dificultad:
alguna trepadilla fácil; en el descenso una canal pedregosa y un destrepe fácil.

Comenzamos a caminar junto el Refugio del Cubilar de la Espata, al que nos llevaron en furgonetas desde Villanúa. Altitud: 1.700 mts. Avanzamos siguiendo un buen sendero por el Barranco de Bozuelo, ganando altura hasta un collado en el que hicimos una pequeña parada. Tras descender unos metros, nos situamos bajo una pedregosa canal que tuvimos que remontar para salvar una muralla rocosa; los metros finales ayudándonos de las manos. Continuamos ya con la vista al frente de Collarada y Collaradeta. Con esta última a nuestra derecha, algunos decidieron progresar al Collado de Ip, mientras el resto rodeábamos la ladera oeste de Collaradeta para ascender a su cima por la vertiente norte, tras una fácil trepadeta final. Llevábamos 3h. 35’. Altitud: 2.728 mts.
Descendimos intentando seguir trazas de senda que nos llevaron al Collado de Ip, pasando bajo el Pico del Fraile y la famosa “ventana”, que unos pocos se decidieron a visitar. Mientras, los que no habían visitado Collaradeta comenzaron a ascender la pirámide cimera de Collarada, siguiendo un senderillo que desde abajo nos parecía muy empinado. Tras un pequeño descanso en el collado, el resto comenzamos el ascenso final. Fue una subida constante y empinada, por un buen sendero. Pero el desnivel acumulado comenzó a pesar en las piernas de Ana, que llegó tocada a la base de la muralla final. No obstante, quedaban tan sólo unos 80 metros, lo que la animó para remontar ese rocoso pero no incómodo tramo. Hollamos la cima después de 5h. 05’ de marcha. Altitud: 2.886 mts.

Tras el almuerzo, emprendimos el largo retorno que nos esperaba. Tras descender el murallón final por una canal de rocas y piedras, con cuidado, perdimos altura rápidamente por una pendiente de grava, deslizando los pies o clavando los tacones, a gusto. Tras este tramo, continuamos por largas pendientes cada vez más herbosas. Pasamos junto a una caseta, para más tarde salvar otro murallón por un paso estrecho escalonado. Tras salvarlo, hicimos una parada en el Refugio de la Trapa. Ya entonces había un grupo al que el descenso se le estaba haciendo largo y duro, las piernas flaqueaban; entre ellos Ana. Desde el Refugio, continuamos por el camino viejo a Collarada, bonita senda entre bosque, que sin embargo debido al estado físico se le hizo a Ana interminable, y que nos dejó en Villanúa a las 10h. 10’ de marcha, media hora más que a los primeros.

PALA DE IP desde Col de Ladrones (21/08/2008)


Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
21/08/2008; día soleado y no excesivamente caluroso.
Duración:
3h. 40’ a la Pala de Ip; 5h. 10’ a La Tronquera; 5h. 45’ a La Moleta; 8h. 25’ en total.
Desnivel y longitud:
1.483 mts. a la Pala; 1.669 mts. a La Moleta; 1.702 mts. total (21,3 kms.).
Dificultad:
la canal es peligrosa: descompuesta y muy empinada; trepadas fáciles a la Pala.

Comenzamos a caminar en Col de Ladrones. Altitud: 1.340 mts. Seguimos el cómodo GR11 y más tarde el PR perfectamente señalizado hasta en 2h. situarnos en el collado sobre el Ibón de Iserías. Allí tomamos un tentempié. Sin bajar a él, seguimos unos hitos hacia el este para superar unos escarpes, descender a unos llanos y encarar la canal que nos iba a llevar al collado entre la Tronquera y la Pala. Pese al desnivel ya salvado, iba fenomenal. La canal es muy empinada y de piedra descompuesta, el primer tramo más fácil, para salvar el segundo tuvimos que ir con precaución, es deslizante, hay rocas sueltas y no vimos hitos que nos guiaran. Con gran esfuerzo, alcanzamos la cresta. Unos vascos que iban a la par tiraron hacia la derecha, nosotros algo a la izquierda, llegamos casi el mismo tiempo. Terminé exhausto. Unos pastores descansaban al sol. Jesús contó que Javier Campo no quiso descender por allí y bajaron por Ip. Lo entendí perfectamente. Tras tomar aire, y ya repuesto, continuamos unos metros por la cresta para trepar unas rocas y dando un pequeño rodeo remontar la empinada ladera sur, entre ovejas. A las 3h. 40’ alcanzamos la cima oeste de la Pala, según Jesús y algunos mapas la más alta, según otros, no. Altitud: 2.782 mts. En ella ya estaban los vascos, así que tiramos para la segunda por la cresta. Tras un paso horizontal algo delicado y una trepadilla final, en 7’ más hollábamos la cima este de la imponente Pala de Ip. Altitud: 2.786 mts.
Al este veíamos Punta Escarra. Tras almorzar, rehicimos el camino. Al pasar por la cima oeste, uno de los pastores nos contó que debía bajar 2.000 ovejas que habían subido a la Pala desde La Moleta. En el collado saludamos al segundo pastor y comenzamos a remontar la cresta hacia el Pico de la Tronquera; este tramo es fácil y avanzábamos deprisa. A las 5h. 10’ nos situamos en la cima. Altitud: 2.698 mts. Continuamos en un sube y baja pasando por una segunda cima, para descender hasta un collado desde el que remontamos los metros que nos separaban de la cima de La Moleta, a la que llegamos tras superar el último rocoso tramo con alguna trepadilla fácil. Altitud: 2.582 mts. Descendimos por la otra vertiente y encaramos el descenso al Ibón de Iserías, junto al que paramos después de habernos abastecido de agua en el descenso. Tras enlazar con el camino de ida, lo deshicimos para llegar a Col de Ladrones a las 8h 25’.

PICOS DE LA MADALENA (17/08/2008)

Participantes:
Familia Sanagustín-Palacín y Oscar.
Fecha y tiempo:
17/08/2008; sol y nubes; frío al taparse el sol; vientecillo fresco en las cimas.
Duración:
2h. 50’ a la Punta; 3h. 10’ al Pico de la Madalena; 6h. 30’ de marcha total.
Desnivel:
793 mts. a la Punta; 856 mts. al Pico.
Dificultad:
ninguna.

Aparcamos al final de la pista de Aísa. Altitud: 1.480 mts. Después de unos tranquilos preparativos, por una vez, comenzamos a caminar. Ana y Elena estrenaban botas.
El primer tramo es común a la ruta de ascenso al Aspe. De repente aparecieron unos carteles que señalaban al Collado de la Madalena, y los seguimos, pese a que Jesús advirtió que el sendero de siempre, un tramo del GR11, quedaba más adelante. Aquí saludamos a Luis y Lola, compañeros de Esbarre y que se dirigían hacia el Aspe. Dudaban si tomar el camino al Collado de la Madalena o al del Bozo, y les sacamos de dudas. El sendero asciende por el Barranco del Rigüelo hacia el refugio del mismo nombre, pero más directamente que el GR, y por ello con más pendiente. No entendimos porqué nos mandaron por aquí. Avanzamos con un ritmo muy llevadero. Paramos unas cuantas veces, ya que Ana y Elena tenían que domar sus botas y tuvieron algunos problemillas. Tras un último empinado repecho, alcanzamos el Collado de la Madalena (1h. 55’), en el que tomamos un tentempié acompañados de algunas vacas muy atentas a nuestras viandas, y que nos dieron algún susto. Tras reponer fuerzas, acometimos el ascenso a la Punta de la Madalena. Remontamos una empinada loma, intentando hacer eses, ya que no hay senda marcada. Ana se quejaba de que estaba cansada, pero subía muy directamente y nada despacio. Tras alcanzar una primera rocosa antecima, nos situamos en la Punta de la Madalena a las 2h. 50’. Altitud: 2.273 mts. Para visitar el Pico, descendimos varias decenas de metros hasta un collado, para remontar los metros que habíamos perdido más algún otro. A las 3h. 10’ nos situamos en la cima del redondeado Pico de la Madalena. Altitud: 2.286 mts. Allí comimos y reposamos, sobre todo Elena que tumbada oía su “mp3”. La zona del Aspe se había despejado y teníamos vistas de primer orden hacia su macizo. Elena seguía teniendo rozaduras y decidió descender en deportivas.
Para regresar, descendimos pasando por la ladera este de la Punta. Había trazas de sendero. Una vez en el collado, tomamos el GR y descendimos por él. Ana se empeñó en dar pan a una vaca que la embistió, y tuvo que correr como si estuviera en las vaquillas, para regocijo de Elena. Desembocamos en el sendero de ascenso al Aspe unas decenas de metros por encima de los carteles. Después de 6h. 30’ de marcha, estábamos de nuevo en el coche.

domingo, 3 de agosto de 2008

IBÓN Y PUERTO DE BERNATUARA (03/08/08)

Participantes:
Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
03/08/2008; día soleado; sin excesivo calor salvo la última parte del descenso.
Duración:
2h. 50’ al Ibón de Bernatuara; 3h. al Puerto; 5h. 45’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
962 mts. al Ibón; 1.021 mts. al Puerto; la ruta total de 1.050 mts. (10,8 kms).
Dificultad:
ninguna.

Aparcamos el Vitara junto al Refugio de San Nicolás de Bujaruelo y comenzamos a caminar con fresquito, pese a ser ya cerca de las 10:00 h. Altitud: 1.338 mts.
Cruzamos el puente y seguimos el sendero que se dirige al Puerto de Bujaruelo. Tras unos 30’ de ascenso, junto a una pilona de la línea eléctrica tomamos a la izquierda un desvío (flecha amarilla). Nos dirigimos a un torrente que debíamos atravesar. Lo hicimos por un puentecillo de hierro, pero no encontramos continuación del sendero. Mosqueados, reculamos y continuamos por una senda que asciende por la margen izquierda, esperando atravesar el río más adelante. Cuando vimos el Refugio de Sandaruelo al otro lado del barranco dedujimos que íbamos errados. Suerte que dando un rodeo pero sin perder altura pudimos atravesarlo, y alcanzar el refugio. Justo al llegar, descendían por una senda una pareja que confirmaron que era el camino al ibón. Remontamos una corta pero empinada cuesta, para después avanzar por un tramo menos pendiente. Varios grupos avanzaban por delante. Tras realizar una pequeña parada, afrontamos un duro ascenso por las laderas del Pico Bernatuara. Adelantamos a una familia que iba esperando a la señora, protegida del sol por un gran sombrero de paja, y que nos había servido de referencia, porque la senda se duplica en numerosas ocasiones. Tras la exigente subida, y cuando Ana empezaba a ir con el gancho, la senda gira a la derecha para casi horizontalmente, dirigirse directa a un collado bajo el que aparece el Ibón de Bernatuara. Habíamos invertido 2h. 50’. Pese a no llevar un ritmo elevado, habíamos cumplido el horario.
Rodeamos el ibón por su izquierda y remontamos unos pocos metros hasta el fronterizo Puerto de Bernatuara (3h.), atestado de franceses. Altitud: 2.330 mts. El lado francés no es especialmente bonito, pero permite fotografiar el ibón entero con el Taillón y los Gabietos sobre él.
Almorzamos a orillas del ibón. Al llegar, la señora del sombrero se desnudó para bañarse como Dios la trajo al mundo (bueno, algo más gorda) en las aguas del ibón. Cuando salió, creímos estar en La Basa de la Mora la noche de San Juan,…sólo que no parecía mora, ni era La Basa, ni de noche…Realizamos el regreso tranquilos, pasando calor y sed al final. Llegamos al río Sandaruelo metros más abajo del puentecillo, lo que explicó que a la ida no encontráramos la continuación del sendero. En total, caminamos 5h. 45’ hasta refrescarnos bajo el puente de San Nicolás de Bujaruelo.

lunes, 14 de julio de 2008

LA SARRA-ARRÉMOULIT-SOBA-LA SARRA (12/07/08)

Participantes:
Miguel Angel Asensio, Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
12/07/2008; nublado al inicio; algo de granizo, lluvia constante desde Arrémoulit.
Duración:
3h. 40’ al Col d’Arrémoulit; 5h. 53’ al Col de Soba; 8h. 10’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.018 mts. al Col d’Arrémoulit; 1.276 mts. al de Soba; total de 1.308 mts. (19,5 kms).
Dificultad:
el Pas d’Orteig es delicado, pero está equipado perfectamente con una sirga.

Las previsiones eran malas, pero inasequibles al desaliento, madrugamos y a las 7:30 de la mañana comenzábamos a caminar desde La Sarra. Altitud: 1.438 mts. Nuestro objetivo inicial, el Frondellas. El día estaba totalmente nublado y las cimas altas escondidas entre nubes bajas.Avanzamos a buen ritmo por el trillado camino a Respumoso, dejamos atrás el desvío al Pico Arriel y tomamos el que asciende a los Ibones. Ya hablábamos de alternativas, pues el día no mejoraba. A las 2h. nos plantamos en el Inferior; 20’ después a orillas del Superior, dónde habíamos quedado en tomar una decisión. Desechadas la Frondellas, decidimos ascender al Col d’Arrémoulit, descender al Refugio, y regresar a La Sarra por el Col de Soba. Tras una pequeña parada, y algunas gotillas que pararon enseguida, emprendimos el corto pero empinado ascenso al Col d’Arrémoulit. A mitad de subida empezó a granizar y a llover con fuerza; cuando nos pusimos las capas ya estábamos bastante mojados. En 3h. 40’ alcanzamos el Col d’Arrémoulit. Altitud: 2.448 mts. Descendimos cómodamente por neveros al refugio. La lluvia, aunque a veces amainaba, no desaparecía.
Después de un rato protegidos, esperando en vano que escampara, charlando con un par de escaladores madrileños, reanudamos al marcha. Después de sucesivos ascensos y descensos nos plantamos en el Pas d’Orteig, faja estrecha equipada con una sirga. Bajamos hasta el Lac d'Arrious y encaramos un tramo algo empinado para plantarnos en el Col de Soba. Altitud: 2.449 mts. Como Javier insistió en hacer una cima, comenzamos el ascenso al Petit Arriel, pero tras unas decenas de metros, la lluvia y unos truenos hicieron que desistiéramos. Ya habíamos realizado una buena ruta dadas las condiciones. Volvimos al Col de Soba y continuamos el descenso por las herbosas laderas de Soba, perdiendo varias veces la senda, no muy clara. Sin parar, llegamos al bosque que rodea el tramo del Barranco de Soba que confluye en el río Aguas Limpias, ya de vuelta en el camino de La Sarra a Respumoso. A toda prisa recorrimos este tramo, que siempre se hace largo a la vuelta. A las 8h. 10’ pudimos ponernos ropa seca, gracias a un porche junto al bar de La Sarra. Y allí almorzamos, pues ni eso nos había dejado hacer la lluvia, a ratos fina, pero persistente.

lunes, 7 de julio de 2008

L'AIGÜETA DE LA BALL (05/07/08)


Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
05/07/2008; soleado y calor; viento fresco en el ibón; alguna nube a la vuelta.
Duración:
4h. a la Plleta de la Aigüeta; 5h. 10’ al Ibón de Pardines; 8h. 10’ la ruta total.
Desnivel:
973 mts. a la Pleta; 1.200 mts. al Ibón de Pardines.
Dificultad:
ninguna.
En un día soleado y cálido, comenzamos a caminar en Eriste; el autobús nos dejó junto a la carretera. Altitud: 1.089 mts. Dejamos las calles del pueblo y avanzamos por el camino al Refugio Angel Orús. No tomamos un sendero que marcaba “L’Aigüeta”, buscando otra desviación, pero centenares de metros más adelante, nos dimos cuenta que esa era la correcta, volvimos sobre nuestro pasos y la seguimos. La senda es buena, aunque está algo tupida, no debe ser muy utilizada. Tras unos metros entre vegetación, asciende una empinada y desnuda ladera, y empezamos a sudar de lo lindo. Al llegar a una zona de bosque, paramos a beber. Con Valentín a la cabeza, continuamos por un bonito sendero, sombreado, que avanza por el barranco que baja de la Aigüeta. Repostamos agua en una fuente, pasamos junto a unas cascadas, y llegamos al puente, La Palanca de la Ball, en el que nos reagrupamos. El ritmo no era muy alto, así que cómodamente seguimos para dar vista y alcance a la Cabaña del Baquerisal, plantada en una zona de hierba alta entre la que el sendero se abre paso. Después el terreno se vuelve algo más empinado y rocoso, hasta alcanzar el comienzo de la Plleta de la Aigüeta ( del Tusalet o de la Ribereta), muy bonita zona llana y herbosa, en medio de la que las aguas forman una balsa en lo que parece un antiguo ibón colmatado. Llegamos a la Plleta en 4h. Allí paramos y comenzamos a almorzar, esperando a los más retrasados.

Debido al despiste inicial y al bajo ritmo, íbamos con cierto retraso, así que decidimos ascender algunos hasta el primer ibón, mientras que el resto descansó algo más y comenzó a tirar hacia abajo. Ana, algo cansadilla pero bastante entera, se apuntó a continuar. Cruzamos el torrente y seguimos el sendero, desdibujado pero marcado con mojones, que tras pasar junto a la Cabaña de Pardines gira al sur para unos minutos después pasar junto a una balsa y poco después llegar a orillas del Ibón de Pardines. Altitud: 2.252 mts. Llevábamos 5h. 10’. Pese a la cercanía de los otros dos ibones, teníamos que dar la vuelta. Comenzaron a formarse alguna nube de tormenta; se levantó viento y hacía fresco. Al poco de descender, ya volvimos a pasar algo de calor. El regreso lo hicimos a buen ritmo, y sin pérdidas, de manera que se hizo más corto de lo esperado. Ana tuvo una ampolla, que gracias a un “Compeed” de Eugenio se quedó en nada. A las 8h. 10’ estábamos de nuevo en Eriste.

lunes, 23 de junio de 2008

SECÚS,COSTATIZA Y PICOS DE AGÜERRI (22/06/08)


Participantes:
Enrique, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
22/06/2008; soleado y buena temperatura; al final bastante calor.
Duración:
3h. 30’ al Secús; 5h. al Costatiza; 6h. 05’ a Punta Agüerri; 9h. 05’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.055 mts. al Secús; 1.234 al Costatiza; 1.467 al Agüerri; 1.525 en total (17.9 kms.)
Dificultad:
un paso de trepada (II) a Peña Agüerri.

Dejamos el coche en el aparcamiento de Gabardito ( 1.375 mts.), y comenzamos a avanzar por una de las pistas de la estación de esquí de fondo, hasta que se convierte en sendero, en concreto el GR11. Subiendo y bajando llegamos a una bifurcación señalado con un cartel (Bisaurín-Agüerri). Tomamos el ramal de la izquierda y bajamos hasta el Salto de la Vieja, que atravesamos por el puente, algo escondido, menos mal que Enrique conocía su presencia. Después de avanzar algo despistados, cogimos la senda que avanza por la margen derecha orográfica del bonito Barranco de Secús. El camino gira a la izquierda, pasando bajo los murallones sureste de Punta Agüerri, hasta alcanzar el Achar de Secús, que teníamos enfrente. Ascendimos por laderas herbosas hacia un collado al oeste del mismo, para remontar la última fuerte pendiente más pedregosa y plantarnos en su cima a las 3h. 30’. Jesús iba con algo de migraña, por lo que el ritmo era algo más suave que de costumbre, aún así fuerte. Altitud: 2.351 mts. Almorzamos en la cima. El calor no apretaba.
Bajamos al collado y pasando una loma llegamos al Puerto de Taxera. Haciendo una media ladera evitamos bajar en exceso para remontar la pendiente que nos condujo a la rocosa cresta del Costatiza. Avanzamos unos metros por ella y alcanzamos la cima, a las 5h. Altitud: 2.322 mts.
Bajamos al Collado de Costatiza, rodeamos una prominencia y afrontamos el ascenso a Punta Agüerri. En lugar de hacerlo directamente, hicimos una diagonal hacia el oeste para luego girar al este y alcanzar la cresta, y más tarde la cima. Altitud: 2.447 mts. Llevábamos 6h. Antes de llegar a la cresta tomamos agua de un nevero. Enrique se fijó en la placa dedicada a un montañero fallecido.
Después de una pausa, bajamos al collado entre los dos picos de Agüerri, con la idea de descender directamente al Salto de la Vieja por el Barranco de Agüerri, pero no pudimos resistirnos y visitar Peña Aguerri; dejamos a Enrique con las mochilas en el collado y realizamos un ascenso rápido (con trepada incluida). Altitud: 2.283 mts. (7h. 10’). De nuevo en el collado, tiramos para abajo por donde pudimos, perdiendo varias veces las trazas de senda. El descenso era pronunciado. Pasamos junto al Refugio de Agüerri, y ya por terreno más cómodo y con el calor apretando, aceleramos la marcha, atravesamos el puente y llegamos al coche, a las 9h. 05’ de marcha.

domingo, 15 de junio de 2008

PUNTAL ALTO DE LO FORATON (14/06/08)




Participantes:
Grupo Esbarre y Oscar.
Fecha y tiempo:
14/06/2008; soleado, buena temperatura.
Duración:
1h. 30’ al Puntal; 2h. 35’ a Gabás; 4h. 05’ al Maíto; 6h. 20’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
658 mts. al Puntal; 901 mts. la ruta total de 14,9 kms; descenso de 1.201 mts.
Dificultad:
ninguna.

A última hora me apunté a la excursión de Esbarre, pues decidieron no subir al Bisaurín por permanecer las palas finales con nieve dura y me gustó la idea de “hacer pierna” con una excursión más suave por los Montes de Maíto. El autocar nos dejó en Lizara. Altitud: 1.510 mts.
Comenzamos a caminar progresando por la senda que asciende al Collado de Lo Foratón. En Lizara soplaba un viento frío, pero después comenzó a hacer calor; cambié repetidas veces de ropa, así que transité haciendo la goma al grupo cabecero, al que me uní justo llegando al collado (1h. 10’). Hicimos una parada de reagrupamiento, observando al norte al Bisaurín, que efectivamente tenía las palas finales cubiertas de nieve; algunos montañeros progresaban por ellas. Nosotros continuamos hacia el sur, para remontar deprisilla por terreno suave el repecho que nos llevó a la cima del Puntal Alto de Lo Foratón, que alcanzamos en 1h. 30’. Altitud: 2.166 mts. Aquí almorzamos.
Continuamos progresando por la Sierra de Gabás: se trata de suaves lomas, de piso herboso con algunas piedras. Después de algún sube y baja, llegamos a la Punta de Gabás a las 2h. 35’. (2.161 mts.). Bajamos de nuevo siguiendo el cordal hasta que lo abandonamos para descender hacia la Mallata Cubilar Mental. Enfrente teníamos los verdes Montes de Maíto. Este descenso fue incómodo, pronunciado y pedregoso, además nos desviamos un poco de la senda. Ya abajo el terreno se vuelve herboso. Después de reagruparnos, Jesús realizó a gran ritmo el corto ascenso al Pico de Maíto (1.885 mts.). Llegamos a las 4h. 05’. Continumos recorriendo el cordal para pasar por el Puntal de Maíto (1.805 mts.). Teníamos un vallado a nuestra izquierda. Ya buscábamos una senda al otro lado del mismo que descendiera hacia Aragüés. Un poco antes del Maíto nos pareció encontrarla. Con algunas dudas la seguimos. Paramos en un claro a comer y ante la inseguridad, reanudamos la marcha. Pero íbamos bien. La senda se transformó en camino, más tarde en la pista que nos llevó descendiendo bruscamente a la Fuente Las Berdiscas. Unos metros por carretera y allí estaba el autocar. En total 6h. 20’ de marcha. Habíamos descendido 1.201 mts.

martes, 10 de junio de 2008

DESFILADERO DEL ENTREMÓN (07/06/08)

Después de un mes de fines de semana lluviosos y una pequeña lesión en la rodilla ( fisura de rótula) que me traje del Pic des Moines, por fin reanudamos la actividad senderista.

Participantes:
Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
07/06/2008; soleado; buena temperatura.
Duración:
1h. 15’ a la presa de Mediano; 2h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
140 mts. a la presa de Mediano; 180 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna, salvo un paso muy fácil equipado con barras de hierro.

Pasado el Puente del Entremón dirección La Fueva, pudimos dejar el coche a la derecha junto a la carretera y unos carteles indicativos. Altitud: 500 mts. Cogimos la mochila con algo de ropa y la cantimplora y cruzamos la carretera, para buscar el comienzo de la senda GR junto al puente. Tras unos minutos vimos que las marcas de GR avanzan por la izquierda de la carretera para abandonarla unas decenas de metros más adelante.Después de un primer tramo empinadillo para ganar altura sobre el pantano, se avanza suavemente y por buen camino. Abajo a la izquierda tenemos las aguas azul verdosas del Cinca. Entramos en el desfiladero. Escuchábamos las voces de los que más tarde vimos deslizarse con canoas sobre el agua. El camino es bueno, y más ancho de lo que creíamos, salvo un corto trecho excavado en roca. Hay un paso en el que el que están instaladas varias barras metálicas. Al fin, con al presa de Mediano ya a la vista, la senda asciende una pequeña ladera con mucha piedra suelta para alcanzar la carretera que baja a la central. Después de avanzar unos metros en sentido equivocado, la tomamos en ascenso pasando un par de túneles hasta situarnos al pie de la presa. Una escalera metálica nos dejó en la presa. Altitud: 600 mts. Habíamos tardado 1h. 15’.

Estuvimos unos minutos contemplando el embalse de Mediano, a rebosar. Apenas sobresalía la torre del antiguo pueblo. Al fondo, con bastante nieve, teníamos el macizo del Perdido, Taillón,…
Emprendimos el regreso. Allí donde daba el sol, teníamos calor. El día era perfecto para caminar, ni una nube y no mucho calor. Descendimos la ladera pedregosa un poco torpemente, pues notábamos la falta de palos y de botas (íbamos con zapatillas de trekking), pero como es cortita, enseguida avanzábamos cómodamente por la senda. Nos cruzamos con varios grupos, uno de ellos en las barras, ante las que dudaban; cuando vieron que nosotros las pasamos cómodamente y sin parar, exclamaron “es que debe ser más fácil para volver,…”. En 2h. 30’ estábamos de nuevo junto al Puente del Entremón, tras un bonito y cómodo paseo.

martes, 6 de mayo de 2008

PIC DES MOINES Y CRESTA DE ASTÚN (03/05/08)

Participantes:
Miguel Asensio, Ramón Ferrer, David, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
03/05/2008; soleado; buena temperatura.
Duración:
1h. 45’ al Pic des Moines; 6h. 40’ de ruta total.
Desnivel y longitud:
667 mts. al Pic des Moines ( 3,6 kms.); 1.089 mts. en la ruta total de 10,8 kms.
Dificultad:
trepadilla al Pic des Moines; la cresta es fácil; mucha nieve blanda.

Hasta el último momento dudamos si intentar el Pico Tortiellas o esta segunda opción, que resultó ganadora. Aparcamos en Astún (altitud: 1.710 mts.), esperamos a Ramón, que llegó a los pocos minutos, y comenzamos a ascender hacia el Ibón de Escalar. Al poco apareció la nieve, blandita, de manera que fuimos ascendiendo tanto por la senda como fuera de ella. Como íbamos deprisa, llegamos a orillas del ibón, bajo la nieve, en 50’. Lo bordeamos, todos menos Miguel, incosciente, que lo atravesó. Remontamos unas últimas cuestas para plantarnos en el Puerto de Jaca, tras el que apareció el Midi. Continuamos hacia el Pic des Moines, que alcanzamos tras unas trepadillas fáciles por la esbelta pero pequeña pirámide cimera, sin nieve. Llevábamos 1h. 45’. Altitud: 2.349 mts.
Almorzamos, y continuamos la ruta, deshaciendo al principio el camino para luego desviarnos hacia el Punta L’Escalar. La cresta es sencilla, aunque alternábamos nieve con roca. Pasamos dos cotas que creímos sin nombre, para remontar una más elevada, ancha y redondeada, que descubrimos por la altitud que era el Pic de Belonseiche. Llevábamos 3h. 30’. Altitud: 2.293 mts. Dedujimos que una de las anteriores fue la Punta Escalar (2.283 mts., 2h. 40’). Seguimos para llegar al Pic de Bénou a las 4h. 10’ (altitud: 2.267 mts.), para luego descender algo más hasta el Collado de Arnousse, un tramo en culo esquí. Íbamos sumando desnivel con tanta subida y bajada. Nos topamos con una cota culminada por un mini torreón de roca, que trepamos, y nos quedó el último repecho del día, para alcanzar la cima del Pic d’Arnousse (altitud: 2.141 mts.). En este punto (5h. 10’) hicimos otra parada para comer algo. Reemprendimos la marcha para descender hacia la aduana, por terreno algo más escarpado e incómodo y sin sendero alguno. En lugar dirigirnos directamente al Somport, fuimos desviándonos hacia el sureste, para llegar a la carretera a Astún más cerca de la Estación. Así que, avanzando campo a través, alcanzamos el asfalto, y terminamos la ruta caminando por la carretera hasta el coche. En total fueron 6h. 50’ de travesía circular por las cimas de Astún.

miércoles, 30 de abril de 2008

ANZOTIELLO desde Guarrinza (26/04/2008)

Participantes:
Miguel Asensio, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
26/04/2008; totalmente soleado; buena temperatura.
Duración:
2h. 55’ al Anzotiello; 6h. 15’ de ruta total.
Desnivel y longitud:
981 mts. al Anzotiello ( 5,2 kms.); 990 mts. en la ruta total de 10,5 kms.
Dificultad:
las palas finales son muy empinadas; había mucha nieve blanda.

Dejamos el coche junto a la caseta de La Mina. Altitud: 1.230 mts. Enseguida comenzamos a caminar, tomando el GR11 hacia Zuriza, que abandonamos al poco para avanzar por el Barranco de Acherito por un buen sendero entre praderas. El cambio de sendero lo hicimos directamente campo través por una empinada loma; para que las piernas despertaran,… Además el ritmo era “Sanagustín”.
Fuimos ascendiendo por la margen orográfica derecha del barranco. Atravesamos varios torrentes, uno de ellos iba bastante cargado de agua y nos hizo dudar para escoger el paso más apropiado. Íbamos ganado altura, ya teníamos enfrente nuestro el Pico y Paso Anzotiello, totalmente nevado, los Gorretas, Mallo Acherito,… A la izquierda el Chipeta y los Quimboa. La nieve hizo su aparición. Estaba blanda y nos hundíamos, lo que ralentizó e hizo más pesada la progresión. Jesús fue abriendo huella. Intentaba evitarla por tramos de roca y hierba, pero desaparecieron. Tras un último tramo de gran pendiente, en el que tuvimos que parar un par de veces a tomar aire, alcanzamos el Paso Anzotiello, con las piernas bastante cansadas de avanzar por la nieve.
Hicimos una pequeña parada, y afrontamos la ascensión al Anzotiello. Remontamos una pala muy empinada, suerte que la nieve estaba blanda, pues ahora era preferible así para ir más seguros. Bordeamos unas rocas, avanzamos por terreno mixto teniendo que usar algo las manos, y de nuevo tuvimos que superar una segunda pala bastante pendiente, que ya nos dejó en la cresta cimera. Unos metros más por roca y alcanzamos el punto culminante. Altitud: 2.202 mts. Llevábamos 2h. 55’. Llegué bastante cansado ( y supongo que el resto de los mortales también).

Viendo las cimas de alrededor y la cantidad de nieve que había, esta vez no hubo “ya que estamos aquí,...” ni “una vez que hemos ganado altura”. Después de almorzar, descendimos de la cima, ayudados por el piolet para las fotos, pero sin peligro al estar la nieve tan blanda. Del collado al fin de la nieve las piernas siguieron sufriendo, pues nos hundíamos hasta las rodillas a veces. Luego nos quitamos las polainas y nos dimos un respiro, mientras Miguel secaba sus pies y calcetines, chipiados; (el próximo regalo, unas botas nuevas). El resto ya fue caminar, eso sí, deprisilla, hasta el coche. Vadeamos el torrente más fácilmente que a la ida. A las 6h. 15’ estábamos de nuevo junto al coche.

jueves, 24 de abril de 2008

PUNTA DEL AGUILA (23/04/08)

Participantes:Elena, Natalia, Javi, Paco, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:23/04/2008; soleado, con algunas nubes; buena temperatura.
Duración: 1h. 55’ a la Punta del Águila; total 3h. 45’.
Desnivel:666 mts. a la Punta del Águila.
Dificultad:ninguna.


Para este día habíamos organizado una salida gastronómico-montañera. Subida al Peiró y caracolada en el Fetra. Salimos de Zaragoza en un día soleado, pero de acuerdo a las previsiones, teníamos la Sierra llena de nubes enganchadas, muchas más por Gratal que por el Tozal. En concreto la zona del Peiró y Bonés, de lo peor. Durante el viaje ya fui pensando alternativas. Aparcamos en la Hospedería y nos decidimos por ascender al Águila, despejado, ya que sobre el Peiró permanecía una nube. Altitud: 974 mts.
Tomamos la senda y fuimos ascendiendo poco a poco, con un ritmo tranquilo. Como la senda es buena, la gente iba a gusto; las féminas charlando animadamente, por lo que caminaban “sobradas”. Pasamos las pedreras, el paso con cadena, y continuamos despacito pero sin parar hasta arribar a la pista, en 1h. 45’. Aquí nos dividimos, pues envié a las señoras a la cruz del Pico del Águila mientras los hombres nos dirigimos a la Punta del Águila, para variar algo la excursión que había hecho unas semanas antes. Llegamos a la caseta con antena situada en la cima 10’ después. Altitud: 1.640 mts. Es una cima ligeramente más alta que el Pico, que es sin embargo el punto principal y el que todo el mundo visita. Hicimos un par de fotos y regresamos hasta la pista. Nuestras compañeras bajaron de la cruz, en la que firmaron en el libro y conversaron con algunos montañeros. Tomamos fruta, nos hicimos la foto de grupo, y decidimos bajar, que debíamos estar puntuales en el Fetra.

Bajamos tranquilamente, Javi y yo algo adelantados al principio. Tuvimos que dejar paso a algunos ciclistas que rodaban despepitados, así como a varios corredores que descendían como si la vida les fuera en ello; uno de ellos resultó ser Ramón Ferrer. Unas 2h. 45’ después del inicio, estábamos de nuevo en la Hospedería, y unos minutos después, sentado comiendo caracoles.

PICO DEL AGUILA Y ERMITA DE ORDAS (06/04/08)


Participantes:
Enrique, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
06/04/2008; día soleado, temperatura ideal.
Duración:
1h. 25’ al Pico del Águila; 2h. 35’ a la Ermita de Ordás; total 3h. 20’.
Desnivel:
655 mts. al Pico del Águila; 729 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna.

Para aprovechar una mañana de domingo libre, organicé una corta salida al Pico del Águila, en el que estuve varias veces en mis primeras salidas al monte, hacía ya bastantes años. Mi padre ni siquiera había subido. Recogimos a Enrique en Huesca, y dejamos el coche junto a la antigua Hospedería. Altitud: 974 mts.
Ascendemos cómodamente por la muy buena senda, entre un agradable bosque. Luego, terminado el bosque, cruzamos unas pedreras (aún recordaba este tramo, no así el murete de piedra que salvaguarda la senda un trecho), y vamos ganado desnivel casi sin enterarnos. En una curva hay buenas vistas del Peiró y de Las Calmas. Paramos, aprovechando para fotografiarlas y quitarnos ropa, pues sobra sobre todo cuando nos da el sol. Hay un paso que tiene una cadena, ya que la tierra se ha deslizado y el camino se estrecha, pero sólo es para asegurar, ya que es una ascensión que se puede realizar en familia. El último tramo de nuevo transitamos entre bosque. Nos desviamos unos metros del camino para visitar un manantial del que sale agua casi inadvertidamente. En 1h. 20’ llegamos a la pista asfaltada y un par de minutos después junto a la cruz en la muy urbanizada cima (antenas, casetas, y otra enorme antena llena de “bombos”). Altitud: 1.629 mts.
El día totalmente despejado, nos permitió ver todo el Pirineo. Enrique nos señaló varios lugares de la Sierra de Guara. Firmamos en el libro y acometimos el regreso, que quisimos hacer por la Ermita de Ordás, para alargar algo el recorrido. Los primeros metros de descenso son comunes, pero en seguida aparece la bifurcación, que ya habíamos señalado a la ida. Este sendero no es malo, pero no tan cómodo como el de ida. Transita por terreno descubierto casi todo él. En 2h. 35’ nos plantamos junto a al ermita, que visitamos. Como debíamos estar para comer en casa, no nos desviamos para visitar la pared que queda del Castillo. Sí que entramos en una cabaña de piedra pastoril, muy bien restaurada. Luego pasamos junto a una fuente, equipada con un tubillo, en la que dos ciclistas tomaban agua. Ya en la carretera, ascendimos hasta el coche caminando por la cuneta hasta poder tomar la antigua carretera, después cruzar para ver el puente románico. Hacía bastante viento al pasar por los viejos túneles,…A las 3h. 20’ de marcha estábamos de nuevo en el coche.

PICO MONDOTO desde Nerín (08/03/08)

Participantes: Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 09/03/2008; día soleado y nada frío.
Duración: 2h. 05’ al Mondoto; 4h. 30’ al Llano de Cuello Arenas; total 6h. 50’.
Desnivel y longitud: 702 mts. al Mondoto (4,5 kms.) ; 923 mts. al Llano (9,3 kms.); 17,8 kms. en total.
Dificultad: ninguna.

Salimos del Hotel Palazio, en el que pernoctamos después de un accidentado viaje en autocar hasta pasado Sarvisé y traslado a Nerín en coches por la avería de éste. Altitud: 1.260 mts.
Comenzamos a caminar por la pista que lleva a las pistas de fondo. Antes de la barrera nace una senda marcada que tomamos. Asciende decidida y Ana sufrió en estas primeras rampas debido a su inactividad. Poco a poco el grupo se fue estirando. Remontamos un barranco con restos de hielo en el que Chema sufrió un resbalón y cayó de bruces, golpeándose un poco la barbilla, sin más consecuencias. Superamos un repecho ya con algo de nieve y nos plantamos en un collado, en el que nos reagrupamos. Acometimos el tramo final de ascensión al Mondoto remontando la loma, tirando hacia la derecha para evitar la nieve, fuera de sendero, entre erizones bajos. Alcanzamos el borde del cañón unos metros al sur del punto culminante. Hasta el mojón cimero invertimos 2h. 35’. Las vistas de las Tres Sorores y Las Tres Marías, son espectaculares. Hicimos muchas fotos y almorzamos un bocadillo de media barra preparado por los hermanos Palazio. Altitud: 1.962 mts.
Descendimos por la vertiente noroeste, toda nevada, y que me pareció que también hubiera sido más apropiada baja el ascenso. Poco antes de llegar al collado tiramos hacia el norte ascendiendo ligeramente por terreno ya casi totalmente nevado. Nos calzamos las raquetas, pues aunque no eran indispensables al estar la nieve durilla, así evitábamos cargar con ellas y facilitaba algo la progresión. Después de alguna subida y bajada, alcanzamos los Llanos de Cuello Arenas, donde hicimos una parada. Altitud: 1.937mts; llevábamos 4h. 30’ de marcha. Después de consultar el mapa y un tira y afloja entre Julián y Jesús, se decidió regresar siguiendo la pista de acceso a las pistas de esquí de fondo, que teníamos un pelín debajo nuestro, en lugar de ascender a La Estiba y descender posteriormente más directos. Llegamos a la pista, nos quitamos las raquetas, pues estaba limpia de nieve, y tiramos para abajo, llegando a Nerín después de grandes revueltas, aunque tomamos un par de atajos, más incómodos que otra cosa. Todos salvo Jesús Ruiz, que ascendió a La Estiva. En 6h. 50’ estábamos en el Hotel tomando una cervecita.

LAS CALMAS Y GRATAL desde Arguis (16/02/08)

Participantes:
Paco, Joaquín, Jorge, Miguel, Enrique, Jesús, Javier y Oscar.
Fecha y tiempo:
16/02/2008; soleado pero se echó neblina; viento y frío en la Calma Alta; día fresco.
Duración:
1h. 05’ y 1h. 35’ a las Calmas; 2h. 25’ al Vértice; 3h. 35’ a Peña Gratal; total 5h. 50’.
Desnivel y longitud:
639 mts. a la Calma Alta ; 935 mts. a Peña Gratal; 1.033 mts. y 12,7 kms. en total.
Dificultad:
ninguna.

Aparcamos junto a la antigua Hospedería; ya nos esperaban Paco y Joaquín. Altitud: 960 mts. Nada más atravesar la presa tomamos un sendero que asciende decidido la ladera norte de la Calma Baja. Entre boj bajo y algunos matorrales, pero con el camino bien definido, ganamos altura. Al poco vimos una persona seguir nuestro camino. Pese al ritmo de Jesús, como debía esperar al resto, nos cogió y resultó ser Jorge, que se unió a la marcha. Alcanzamos el cordal y en 1h. llegamos a una cima en la que hacemos fotos y 5’ después al verdadero hito de la Calma Baja. Continuamos por el mismo terreno en sube-baja hasta remontar los metros finales de ascenso a la Calma Alta. Altitud: 1.584. Llevamos 1h. 35’. Hacía frío y viento; el sol no podía con la niebla que venía de la Hoya y se instaló.
Llamamos a Javier, que venía corriendo desde Huesca y como le faltaba un poco, bajamos hasta un collado camino del Vértice. Allí apareció, se fue para arriba y nosotros continuamos llaneando. Antes de la ligera subida final al Vértice ya nos había pillado. Jorge paró un momento y le esperamos por si la niebla aunque no era nada espesa lo había despistado. Altitud: 1.542 mts. Ya todos juntos descendimos por una desdibujada pista hasta la fuente, donde almorzamos.
Atravesamos los Llanos de Fenés, y alcorzando por la senda que atraviesa las eses de una pista, pronto nos plantamos ante los últimos metros de subida, con el terreno algo helado y embarrado. En 3h. 35’ alcanzamos Peña Gratal. Altitud: 1.563 mts. En la cima, nos entretuvimos con el libro de firmas. Alrededor solo se intuían la Peña del Mediodía y Sierra Caballera.
Descendimos rápidamente, el hielo hizo que algunos “se sentaran”. Yo estrenaba botas, más rígidas: sin rozaduras pero con la nueva suela dura iba algo inseguro con el hielo (el resto también resbalaba). Al llegar a la fuente, remontamos por el gaseoducto hasta el Collado d’os Pinos, y descendimos también por él. Antes de llegar al punto en el que se desvía el sendero normal de ascenso, nos cruzamos con un grupo que lo remonta, desconociendo la existencia de dicha senda que asciende más suavemente al Collado trazando una “C” oeste-este, y sobre el que dijo Jesús :“siempre subo por ahí” (excepto cuando subió conmigo hace más de 20 años,…). Seguimos bajando por el barranco hasta la pista y charrando llaneamos hasta la presa. En total: 5h. 50’ de marcha.

MONCAYO por el Collado de Castilla (20/01/08)

Participantes: Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo: 20/01/2008; sol radiante y nada de frío, día primaveral.
Duración: 1h. 30’ a Peña Negrilla; 2h. 45’ al Pico San Miguel; 4h. 15’ a Lobera; total de 6h. 15’.
Desnivel y longitud: 972 mts. al Pico San Miguel; 1.240 mts. en total; 16 kms. de marcha.
Dificultad: nieve dura en algún tramo de ascenso; sendero helado en el descenso.

Aparcamos en una zona habilitada unas decenas de metros antes del Santuario; preguntamos por el sendero al Collado de Castilla y a la segunda nos contestan con seguridad que ahí mismo tenemos el inicio, casi enfrente del coche. Altitud: 1.570 mts. No está indicado.
Comenzamos a ascender, la senda al poco está muy marcada y no tiene pérdida. Atravesamos algunas pedreras recubiertas de nieve dura, pero había algo de huella y con cuidado pasamos bien. Después de un tramo en ligero descenso, entramos en un bosquecillo, dejamos a la derecha un refugio en ruinas nombrado en la reseña que lleva Jesús, y nos plantamos en el Barranco de Castilla, cubierto de erizón y hierbajos, donde se desdibuja la senda. Remontamos el barranco para alcanzar el Collado de Castilla. Javier y yo dejamos en él las mochilas para atacar rápidamente Peña Negrilla, Llegamos en 1h. 30’, después de un ascenso corto por trazas de senda. Altitud: 2.116 mts. Fui a sacar una foto y el objetivo no salía, así que me quedé sin poder hacer ninguna. Después de una pequeña parada, tiramos zumbando para abajo, cogimos las mochilas y remontamos la vertiente oeste del Pico San Miguel, algo cubierta por nieve dura, pero sin mucha inclinación y se asciende sin problemas siguiendo los hitos. Alcanzamos la cumbre, atestada, en 2h. 45’ . Altitud: 2.316 mts.

Después de almorzar, continuamos hacia el este por el nevado cordal, pasando por el Cerro San Juan (2.283 mts.); no tomamos al norte el sendero de ascenso de la vía normal, ya que continuamos hacia el Morca (2.283 mts.). Para alcanzar el Lobera descendimos a un collado y remontamos las decenas de metros (tramos con nieve helada) que nos separaban del hito culminante. Altitud: 2.227 mts. Llevábamos 4h. 15’. Regresamos sin ascender Morca, siguiendo marcas de PR que nos llevaron directamente al collado en el que tomamos en descenso el pedregoso sendero de la vía normal. Mientras bajábamos por él, helado a tramos, pudimos ver pasarlo mal a algunos de los que habían elegido ascender, con crampones y piolet, por una empinada canal de nieve directamente por el circo. Al llegar a su base, donde se bifurca el camino, continuamos ya entre bosque y por mejor piso hacia el Santuario, hasta el que nos acompañó el hielo. En total 6h. 15’ de marcha.

miércoles, 23 de abril de 2008

SIERRA LUPERA desde Rodellar (07/01/08)

Participantes: Ramón, Javier y Oscar.
Fecha y tiempo: 07/01/2008; sol y nubes; nada de frío para la época del año; sin viento.
Duración: 1h. 30’ al Dolmen de Losa Mora; 3h. 35’ a Sierra Lupera; total 7h. 05’.
Desnivel y longitud: 770 mts. a Sierra Lupera; 992 mts. acumulados en total; 22 kms. marcha completa.
Dificultad: pese a no discurrir mucho agua, tuvimos que salvar el barranco con cuidado.

Aparcamos a la entrada de Rodellar. Altitud: 760 mts. Comenzamos a caminar bajando hasta el cauce del barranco de Mascún, pudiendo ver ya la ventana en forma de delfín. Al atravesar el río, Ramón, que iba en zapatillas “de correr” resbala y se cae de morros; la cámara se sumerge y no la pudo usar en todo el día; por lo demás, los pantalones calados y para la parte superior le prestan una camiseta unos amigos suyos de Binéfar que casualmente pasaron el río detrás nuestro.
Después del percance avanzamos por el camino al Dolmen de Losa Mora, que alcanzamos en 1h. 30’, tras un ascenso suave. Continuamos por buen camino hasta el pueblo abandonado de Nasarre, casi llaneando. Junto a su iglesia tomamos un refrigerio, entre otras cosas embutidos de Binéfar. Pudimos fotografíar unos huesos de una tumba del camposanto. Aquí nos separamos de los hermanos binefarenses. Atravesamos campos dirección sur, como indicaba en el mapa, adentrándonos en un barranco por el que se suponía que discurre una desdibujada pista que nos acercaría a la cresta de Sierra Lupera. Hay nieve hasta los tobillos y ni rastro de la pista hasta que la vemos a nuestro lado derecho, algo detrás; para evitar piso con demasiada vegetación (erizones y boj bajo), reculamos y avanzamos por ella, hasta que Javier decide que afrontemos el ascenso directo al cordal de la Sierra, viendo más desnudo y transitable el piso. Alcanzamos la loma algo al este de la punta principal, a la que llegamos poco después. Altitud: 1.467 mts. (3h. 35’ paradas y percance incluidos). Almorzamos en la cima, no hacía nada de frío.
Para el regreso, continuamos al oeste hasta otra pequeña punta para bajar directamente al encuentro del tramo final de la ya mencionada pista (más bien de lo que queda de ella), siguiendo las indicaciones del mapa. Buscando pasos con nieve para salvar los erizones, descendimos bastante bien. Una vez en Nasarre en lugar de tomar el camino a Otín nos desvíamos a ver su antigua fuente (que se trata de un pozo); desde ella sin senda avanzamos hasta la pardina Villanúa y ya por camino hasta Otín. Yo iba con prisa, así que a toda marcha ascendimos hasta la Cuidadela y descendimos hasta la surgencia del Mascún, de la que tomamos agua. Después ascendimos hasta Rodellar y sin cerveza ni huevos fritos pese a las repetidas peticiones, tiramos directos a casa. Total: 7h. 5’ de marcha.