miércoles, 23 de abril de 2008

SIERRA LUPERA desde Rodellar (07/01/08)

Participantes: Ramón, Javier y Oscar.
Fecha y tiempo: 07/01/2008; sol y nubes; nada de frío para la época del año; sin viento.
Duración: 1h. 30’ al Dolmen de Losa Mora; 3h. 35’ a Sierra Lupera; total 7h. 05’.
Desnivel y longitud: 770 mts. a Sierra Lupera; 992 mts. acumulados en total; 22 kms. marcha completa.
Dificultad: pese a no discurrir mucho agua, tuvimos que salvar el barranco con cuidado.

Aparcamos a la entrada de Rodellar. Altitud: 760 mts. Comenzamos a caminar bajando hasta el cauce del barranco de Mascún, pudiendo ver ya la ventana en forma de delfín. Al atravesar el río, Ramón, que iba en zapatillas “de correr” resbala y se cae de morros; la cámara se sumerge y no la pudo usar en todo el día; por lo demás, los pantalones calados y para la parte superior le prestan una camiseta unos amigos suyos de Binéfar que casualmente pasaron el río detrás nuestro.
Después del percance avanzamos por el camino al Dolmen de Losa Mora, que alcanzamos en 1h. 30’, tras un ascenso suave. Continuamos por buen camino hasta el pueblo abandonado de Nasarre, casi llaneando. Junto a su iglesia tomamos un refrigerio, entre otras cosas embutidos de Binéfar. Pudimos fotografíar unos huesos de una tumba del camposanto. Aquí nos separamos de los hermanos binefarenses. Atravesamos campos dirección sur, como indicaba en el mapa, adentrándonos en un barranco por el que se suponía que discurre una desdibujada pista que nos acercaría a la cresta de Sierra Lupera. Hay nieve hasta los tobillos y ni rastro de la pista hasta que la vemos a nuestro lado derecho, algo detrás; para evitar piso con demasiada vegetación (erizones y boj bajo), reculamos y avanzamos por ella, hasta que Javier decide que afrontemos el ascenso directo al cordal de la Sierra, viendo más desnudo y transitable el piso. Alcanzamos la loma algo al este de la punta principal, a la que llegamos poco después. Altitud: 1.467 mts. (3h. 35’ paradas y percance incluidos). Almorzamos en la cima, no hacía nada de frío.
Para el regreso, continuamos al oeste hasta otra pequeña punta para bajar directamente al encuentro del tramo final de la ya mencionada pista (más bien de lo que queda de ella), siguiendo las indicaciones del mapa. Buscando pasos con nieve para salvar los erizones, descendimos bastante bien. Una vez en Nasarre en lugar de tomar el camino a Otín nos desvíamos a ver su antigua fuente (que se trata de un pozo); desde ella sin senda avanzamos hasta la pardina Villanúa y ya por camino hasta Otín. Yo iba con prisa, así que a toda marcha ascendimos hasta la Cuidadela y descendimos hasta la surgencia del Mascún, de la que tomamos agua. Después ascendimos hasta Rodellar y sin cerveza ni huevos fritos pese a las repetidas peticiones, tiramos directos a casa. Total: 7h. 5’ de marcha.

1 comentario:

  1. Hola. Bonito blog!

    Encontré este sitio buscando algo sobre Peña Ruaba y Os Cuas en Rodellar. ¿Las has hecho alguna vez o quiza conozcas algo sobre ellas?

    Si podrías contestarme mi direccion es: jjane.h.m@gmail.com

    muchas gracias y un saludo, jane

    ResponderEliminar