martes, 10 de junio de 2008

DESFILADERO DEL ENTREMÓN (07/06/08)

Después de un mes de fines de semana lluviosos y una pequeña lesión en la rodilla ( fisura de rótula) que me traje del Pic des Moines, por fin reanudamos la actividad senderista.

Participantes:
Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
07/06/2008; soleado; buena temperatura.
Duración:
1h. 15’ a la presa de Mediano; 2h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
140 mts. a la presa de Mediano; 180 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna, salvo un paso muy fácil equipado con barras de hierro.

Pasado el Puente del Entremón dirección La Fueva, pudimos dejar el coche a la derecha junto a la carretera y unos carteles indicativos. Altitud: 500 mts. Cogimos la mochila con algo de ropa y la cantimplora y cruzamos la carretera, para buscar el comienzo de la senda GR junto al puente. Tras unos minutos vimos que las marcas de GR avanzan por la izquierda de la carretera para abandonarla unas decenas de metros más adelante.Después de un primer tramo empinadillo para ganar altura sobre el pantano, se avanza suavemente y por buen camino. Abajo a la izquierda tenemos las aguas azul verdosas del Cinca. Entramos en el desfiladero. Escuchábamos las voces de los que más tarde vimos deslizarse con canoas sobre el agua. El camino es bueno, y más ancho de lo que creíamos, salvo un corto trecho excavado en roca. Hay un paso en el que el que están instaladas varias barras metálicas. Al fin, con al presa de Mediano ya a la vista, la senda asciende una pequeña ladera con mucha piedra suelta para alcanzar la carretera que baja a la central. Después de avanzar unos metros en sentido equivocado, la tomamos en ascenso pasando un par de túneles hasta situarnos al pie de la presa. Una escalera metálica nos dejó en la presa. Altitud: 600 mts. Habíamos tardado 1h. 15’.

Estuvimos unos minutos contemplando el embalse de Mediano, a rebosar. Apenas sobresalía la torre del antiguo pueblo. Al fondo, con bastante nieve, teníamos el macizo del Perdido, Taillón,…
Emprendimos el regreso. Allí donde daba el sol, teníamos calor. El día era perfecto para caminar, ni una nube y no mucho calor. Descendimos la ladera pedregosa un poco torpemente, pues notábamos la falta de palos y de botas (íbamos con zapatillas de trekking), pero como es cortita, enseguida avanzábamos cómodamente por la senda. Nos cruzamos con varios grupos, uno de ellos en las barras, ante las que dudaban; cuando vieron que nosotros las pasamos cómodamente y sin parar, exclamaron “es que debe ser más fácil para volver,…”. En 2h. 30’ estábamos de nuevo junto al Puente del Entremón, tras un bonito y cómodo paseo.

2 comentarios:

  1. Gracias por tu exhaustiva descripción de las excursiones. Dan ganas de atarse las chirucas y ponerse a andar por la montaña.

    ResponderEliminar
  2. Esta, con buen tiempo, es para todos los públicos (a no ser que tengas un vértigo espantoso).

    ResponderEliminar