lunes, 15 de septiembre de 2008

CRUZ DE PEÑA OROEL (28/08/2008)


Participantes:
Feli, Jesús, Miguel (en mochila) y Oscar.
Fecha y tiempo:
28/08/2008; soleado con algunas nubes y no excesivamente caluroso.
Duración:
1h. 55’ el ascenso a la cruz de Peña Oroel; un total de 4h. 05’ de marcha.
Desnivel:
583 mts. hasta la cruz de Peña Oroel.
Dificultad:
¡ cómo pesa ya Miguel !

Ante la insistencia de Miguel de que quería subir a la cruz de Peña Oroel, y en un arrebato de paternidad que espero no deje dañada a mi espalda de por vida, prometí subirle, y así lo hice. Dejamos el coche en el Parador. Altitud: 1.186 mts. Me coloqué la mochila porta-niños, vacía, y mi padre la de la ropa y comida, y comenzamos a ascender por el buen sendero que perfectamente marcado va ganado altura entre el bosque.
Miguel empezó caminando; cuando llevaba unos 20’, empezó a quejarse, y lo subimos a mi espalda. Aproveché para acelerar el ritmo y ganar toda la altura que pude. Después de un buen rato cargando con él, que iba encantado, caminó otro ratillo (más corto) y lo volví a llevar hasta el Collado de Las Neveras, mientras mi madre iba a su ritmo cogiendo algunas frambuesas y fresas silvestres, un poco más retrasada. Nos cruzamos y adelantaron multitud de excursionistas.
Nos reagrupamos en el collado, y ya viendo la cruz a lo lejos continuamos el suave ascenso por la loma de la Peña. Tras un tropiezo de Miguel sin consecuencias, de nuevo lo subimos a la mochila, para llevarlo hasta pocos metros antes de la cima, y que Miguel llegara corriendo a tocar la enorme cruz que se yergue en el punto culminante. Altitud: 1.769 mts. Habíamos invertido 1h. 55’.

Tras unas fotos, bajamos todos caminando, casi hasta el Collado; almorzamos en un llano herboso junto a él. La caminata abrió el apetito a Miguel, que dio buena cuenta de su trozo de tortilla de patatas y de un par de sardinas en lata más un plátano, todo un éxito para él.
Después de la comida, comenzamos el regreso, en el que fuimos cantando y jugando, por lo que Miguel, entretenido, lo hizo enteramente caminando, excepto unos 5’ ya casi abajo, después de ver a una niña que bajaba también en mochila. Eso sí, lo llevábamos de la mano para evitar tropezones, Unas 4h. después del comienzo, estábamos de nuevo en el Parador.

1 comentario:

  1. que tal oscar veo que te entrenas para las grandes expediciones llevando grandes pesos, bueno es saberlo para cuando vayamos de excursion cargarte con parte de mi mochila para yo descansar la espalda, pues ya tengo una edad.
    tu hermano veo que aun intenta venir de excursion, solo lo intenta pues lleva un par de años diciendo en los bloc y foros de internet que tiene intencion de venir con nosotros, esperemos que lo consiga.
    este fin de semana veremos si puedo hacer algo.
    soy jesus o jesuser como me poneis de las dos maneras no se cual os gusta mas.
    salud y montañas

    ResponderEliminar