lunes, 19 de octubre de 2009

FAJA DE PELAY (15/10/2009)

Participantes:
Feli, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
15/10/2009; soleado totalmente, pero día frío y viento a rachas fuerte.
Duración:
1h. 30’ hasta Calcilarruego; 4h. 10’ a la Cascada; 7h. 25’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
580 mts. hasta Calcilarruego; 680 acumulados en la ruta total.
Dificultad:
ninguna.

Aparcamos en la explanada de la Pradera de Ordesa y comenzamos a caminar, atravesando el puente sobre el Arazas. Altitud: 1.320 mts. El día estaba soleado pero frío, con rachas de viento intenso. Con Feli a la cabeza marcando el ritmo, progresamos ascendiendo por las lazadas que casi sin descansos nos llevaron al Mirador de Calcilaruego. Habíamos invertido tan sólo 1h. 30’, para sorpresa y alegría nuestra. Habíamos salvado el desnivel estupendamente, sin que el cansancio fuera excesivo. Resguardados del viento en una mini cabaña, tomamos un tentempié después de realizar algunas fotos desde el Mirador. Este iba a ser el punto más alto de la ruta, 1.900 mts.
Tras la pausa reanudamos la marcha por la Faja de Pelay, poco aérea y muy ancha, nunca con sensación de peligro en esta época del año. Abajo veíamos el camino “normal” a la Cascada, con gente transitándolo, pese a ser entre semana. Arriba, las cimas de la Brecha de Rolando se veían perfectas. Poco a poco fueron apareciendo las Tres Sorores. Íbamos perdiendo altura progresivamente. El viento soplaba a rachas fuerte y hacía frío; yo llevaba guantes y gorro, a mis padres les hubieran venido bien, no aceptaron los míos. Nos cruzamos con algunos montañeros que venían de dormir en Góriz. Nos tomamos con tranquilidad este tramo, parando repetidas veces para tomar fotos. Tras algunos subes y bajas, suaves, descendimos hasta la Cascada de la Cola de Caballo, que ya veíamos al fondo del Circo de Soaso. El último tramo está algo más desdibujado, pero se sigue bien, aparecen el desvío a Góriz por senda y ya junto a la Cascada, la ruta de las clavijas de Soaso. Nos plantamos junto a la Cascada a las 4h. 10’ de marcha. Altitud: 1.780 mts. Por supuesto, no estábamos solos.
Almorzamos intentando resguardarnos del fuerte viento, pero no lo conseguimos del todo, así que tras un pequeño descanso, emprendimos el regreso por el camino de Soaso. Está arreglado y es casi como una pista en gran parte su recorrido. Paramos a fotografiar las Gradas, varias cascadas, y los árboles que ya habían cambiado a sus colores otoñales (nos fijamos especialmente en hayas, arces y fresnos)… Seguíamos cruzándonos con gente: senderistas, otros montañeros que pensábamos que irían a pernoctar a Góriz, algunos “domingueros” en zapatillas y con bolso,… Tras 7h. 25’ de marcha, de nuevo estábamos en el aparcamiento de la Pradera de Ordesa, muy satisfechos con la ruta.
MÁS FOTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada