jueves, 30 de diciembre de 2010

PICO SARRATO O TABLATO (29/12/2010)

Participantes:
Javier y Oscar.
Fecha y meteo.:
29/12/2010; al inicio cubierto, nubes altas; se despejó al llegar a cima.
Duración:
3h. 35’ a la cima del Pico Sarrato; 6h. 12’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.101 mts. al Sarrato.
Dificultad:
nieve blanda muy pesada; arista delicada, aérea y con patio.

Aparcamos junto al Gran Hotel del Balneario. Comenzamos a caminar, ya con las polainas, tomando el sendero GR a Brazatos. El cielo estaba cubierto por completo. Altitud: 1.630 mts.
Por las eses bajo el bosque la nieve está durilla e incluso hay hielo. En una revuelta abandonamos el GR (sin pretenderlo) siguiendo unas huellas y avanzamos por el barranco equivocado. Atravesamos varios puentes de nieve y la nieve se volvió más blanda, hasta que la progresión se hizo muy dificultosa. Llegamos a terreno despejado y empezamos a ver las cimas de Brazato y Sarrato, pero comentamos que con esta nieve tendríamos que darnos la vuelta. Nos propusimos llegar a un colladete para, al menos, alcanzar las orillas del Ibón Inferior. Una última pala de nieve algo más durilla nos permitió comprobar que no habíamos ido por el camino pretendido. Abajo teníamos el ibón, y a nuestra altura y bastante a la izquierda el embalse. Estábamos al pie de un cordal que continuaba hasta convertirse en la cresta noroeste del Pico Sarrato. Tras unos pocos metros casi verticales luchando con la nieve blanda nos encaramamos a él. Por arriba la progresión era menos pesada. Javier habló de realizar una circular dirigiéndonos al embalse, pero como avanzábamos mejor, nos calzamos los crampones y continuamos hacia la cresta del Pico Sarrato. Tras luchar de nuevo contra la nieve en un tramo bastante vertical, la nevada arista se estrechó, y tuvimos que avanzar con cuidado. Realizamos con precaución un pequeño destrepe ayudados por una roca, salvamos unos metros casi verticales “tallando” con los pies escalones en la nieve, Javier tuvo que acondicionar un pequeño tramo horizontal estrecho y con caída a ambos lados aplanando la nieve, y tras unos últimos metros por el filo, nos plantamos en la antecima del Sarrato, donde almorzamos. Llevábamos 3h. 35’. Altitud: 2.701 mts. Había despejado y no hacía nada de frío.








Tras pisar la cima (para homologarla), descendimos con mucha precaución (al menos yo), con firmeza los pasos estrechos (la huella existente ayudaba) y los tramos verticales de espaldas. Al pie del cordal nos desviamos para seguir otra huella que nos llevó al Embalse. Continuamos descendiendo y vimos que no estábamos siguiendo las huellas más claras, así que para cogerlas nos tocó avanzar por una media ladera de nieve blanda de lo peor de la jornada. Una vez sobre el GR, todo fue más fácil, sobre todo al llegar a las eses entre el bosque que nos llevaron al Balneario. En total: 6h. 12’.





domingo, 26 de diciembre de 2010

SAN SILVESTRE DE LAS FUENTES 26/12/2010

¡Qúé fresquita estaba la mañana! Menos 2ºC, pero unos 350 valientes nos hemos dado cita para terminar (casi) el año corriendo un poco por las riberas del Huerva y del Ebro, y quemar algunos turrones. Además nos hemos juntado bastantes Andarines y hemos podido hacernos un retrato.

Como en todas las carreras cortas, dan el pistoletazo ( con 15' de retraso, y es que el tema de recoger bolsa y chip antes de la carrera era desconocido para muchos) y,... "mariquita el último". ¡Cómo corre la gente! Llevado por la masa, he salido demasiado deprisa para mí y aunque luego bajé el ritmo, he llegado casi extenuado. Al final, 20' 11'' para los 4,7 kms. Prefiero distancias algo más largas, no estoy para "esprines",...

Pero bueno, se trata de celebrar el fin de año, encontrarse con amiguetes y, cómo no, dar buena cuenta del aperitivo de después, porque está visto que en el sorteo, nada de nada; salvo el año que Javier Royo me sacó el dorsal ( por lo que en realidad le tocó a él, no a mí). Aunque de nuevo jamón para un componente de Os Andarines, Jorge (por cierto que su papeleta la sacó una mano inocente que de inocente tiene bien poco como es la de Pablo Vázquez, o sea, "mi mediano").

Y hasta el año que viene

domingo, 19 de diciembre de 2010

PICO SUERIO (19/12/2010)

Participantes:
Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
19/12/2010; al inicio cubierto y nebusqueando levemente; frío arriba; soleado al final.
Duración:
2h. 12’ a la cima del Coronas; 2h. 40’ a la cima del Suerio; 5h. 05’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
911 mts. al Coronas; 995 mts. a la cima del Suerio; 1.005 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna si se sigue la pista; sendas sin limpiar muy vestidas.

INTRODUCCIÓN:
desconozco cómo y cuándo se le ocurren ciertos destinos a Jesús "donjesuson": quizás pase las tardes investigando por los mapas nuevas cimas casi inexploradas, quizás a mitad de la noche alguien le susurre al oído el nombre de las cimas, quizás aunque Dios no juegue a los dados , "donjesuson" juega a los dardos, y allá donde se clava en el mapa, allá vamos. Lo cierto es que el sábado nos sorprendió con la propuesta: el Pico Suerio. "¿Ande? Por Asín de Broto,... ¡aaaah!" Y es que no sólo de tresmiles vive el montañero,...(Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía, pero la temporada que viene tienen que caer los Eristes,...jejeje)

Y ahora ya en serio, la reseña:
Salí de Zaragoza cayendo cuatro gotas gordas. En Huesca hice trasbordo y Jesús nos condujo por el Monrepós y el Cotefablo algo más despacio de lo habitual, pues la carretera estaba algo blanca, no se sabía si de sal o hielo. Pasamos Broto y nos desviamos hacia Asín de Broto, pequeño y bonito pueblo aún habitado, con alguna casa reconstruida. Altitud de inicio: 1.090 mts. Salimos del pueblo por un calle cementada que se convierte en pista, e intentamos tomar un PR que marcaba a la Ermita de San Mamés. A los pocos metros nos dimos cuenta que mucho cartel pero la senda estaba impracticable, las zarzas la tapaban; media vuelta y continuamos por la estrecha pista. Al cabo de un rato vimos marcado con dos mojones un sendero y lo tomamos: error de nuevo. Tras pasar junto a una borda la senda se desdibujaba y se perdía. Además nos separábamos cada vez más de la ermita. Campo a través, entre erizones y boj, reculamos y logramos alcanzar de nuevo la pista tras atravesar una barranquera y descender atravesando unas antiguas terrazas. El cielo estaba cubierto. Nebusqueaba a ratos. Ya siguiendo la pista nos plantamos junto a la Ermita de San Mamés. Estaba cerrada y volvimos a la pista, que se bifurcaba; un ramal, recientemente abierto por una oruga que vimos plantada por allí, asciende hacia un collado en el cordal divisorio con el valle vecino al este. Antes del cordal vimos trazas de senda y nos salimos de la pista para acortar: tercer error, el piso está totalmente vestido de erizón y la progresión es incómoda; al llegar a la divisoria continuamos por la pista. Ya bajo la loma cimera del Coronas abandonamos definitivamente la pista y encaramos los últimos empinado metros hasta la cima del Coronas, pisando algo de nieve durilla. Altitud: 1.934 mts. Sin pausa continuamos por la loma bajando y subiendo hasta la redonda cima del Pico Suerio, tras pasar una cota intermedia. Llevábamos 2h. 40’. Altitud: 1.954 mts. Hito topográfico.








El día era frío. Tuvimos suerte y las nubes se retiraron de las cimas de Ordesa. Almorzamos y tiramos para abajo; el sol comenzó a salir y cada vez la temperatura era más agradable. Descendimos siguiendo la pista para evitar el molesto campo a través. Antes de llegar al coche visitamos el “esconjuradero” de Asín. En total: 5h. 05’ de marcha. Y luego, huevos fritos en Aínsa., "que nos los himos ganau".

CONCLUSIÓN: Si hay desnivel, porque hay desnivel, si hay poco, porque alargamos o porque nos despistamos, el caso es que no hay excursión sin que volvamos a casa con menos de mil metretes de desnivel, aunque sea en temporada baja. Pero bueno, a eso vamos ¿no? Para no cansarse está el canal de Teledeporte. Hasta los dosmil casi diarios que se mete Javier "ultra-rails",...que aún se subiría al Pico del Águila antes de cenar,...confiesa ,"ironman",...

Mis fotos.
Fotos de Jesús.



Y aquí la ruta GPS y el perfil ( nótese entre los kms. 1 y 2 unos 100 metretes de desnivel de propina por seguir senderos que acaban en bordas).





sábado, 27 de noviembre de 2010

PICO RAMIREZ desde Hecho (27/11/2010)


Participantes: Miguel Angel, Javier, Jesús y Oscar.

Fecha y meteo.: 27/11/2010; cielo encapotado; cayó nieve fina a ratos; niebla en las cimas más altas.

Duración: 2h. 35’ a la cima del Ramírez; 5h. la ruta total.

Desnivel y longitud: 1.004 mts. a la cima del Pico Ramírez.

Dificultad: tramos de nieve sin compactar hasta las rodillas.


Aunque las previsiones cambiaron y daban la mayor probabilidad de precipitaciones del Pirineo Oscense por esa zona, nos dirigimos al Valle de Hecho. Esa era la idea y nosotros no reblamos,… Aparcamos junto al área recreativa del polígono ganadero. Altitud de inicio: 820 mts.

Abandonamos la pista que atraviesa el polígono y tras atravesar un barranco por un paso “equipado” con palets, seguimos el sendero marcado con flechas pintadas, reminiscencias de la carrera “kilómetro vertical” que discurre por nuestra ruta. Desembocamos en un pista, pero unos metros después un mojón anuncia la continuación de la senda. El camino es bueno, asciende poco a poco primero junto a muros, después bajo bosque, más tarde por una zona de matorral bajo. Unos perros nos acompañaron un tramo, amenazándonos con sus ladridos. Poco a poco empezó a aparecer el hielo y la nieve. Avanzamos ya por el cordal. Paramos a colocarnos las polainas. Las mías son nuevas y tardo en ponérmelas; además no las ajusto bien y me piso la cincha hasta que paro de nuevo a apretarlas. Hace frío, tanto que las baterías de mi cámara de fotos no funcionan. Después de un tramo entre pinos bajos, llegamos a un pequeño refugio forestal. Sin pausa continuamos por la divisoria. Cada vez había más nieve, nieve nada compacta por la que te hundías. Llegaba hasta las rodillas y se hacía duro el avance, especialmente al que abría huella. De vez en cuando caía nieve fina. Teníamos bosque a ambos lados. Javier dijo que al llegar a la zona más venteada la nieve disminuiría y estaría más dura, pero la zona venteada no llegó hasta pocos metros antes de la redondeada cima, tras unos repechos bastante inclinados. Tocábamos el hito a las 2h. 35’. Altitud: 1.824 mts.

El cordal sigue hasta La Cuta, pero aunque estaba en el programa previsto, la nieve y las condiciones meteorológicas (la niebla y la nevada que caía de vez en cuando) aconsejaron dar la vuelta y dar el ascenso por terminado. Descendimos deprisa, dejando una profunda huella en la nieve. Oímos bastantes disparos de cazadores, o no atinaban o se encontraron una piara entera de jabalíes. El día iba a mejor, por lo menos en el valle, las cimas seguían tapadas. Llegamos al coche tras sólo 5h. de marcha, así que comimos en el Hostal Lo Foratón de Hecho (yo boliches y conejo). Caro y ni fú ni fá.

Mis fotos.
Más fotos.

lunes, 15 de noviembre de 2010

VILLANOVILLA -ISÍN ( Fiesta Esbarre) 13/11/2010


Participantes: Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 13/11/2010; día espléndido, soleado y cálido.
Duración: 3h. 10’ al Collado Colluguane; 4h. 35’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 507 mts. al Collado Colluguane.
Dificultad: ninguna.

La celebración de la comida anual de Esbarre nos llevó al Valle de la Garcipollera. Un par de minibuses nos dejaron en el cruce Villanovilla-Acín. Altitud de inicio: 1.000 mts.

Comenzamos a caminar por la pista que lleva a Santa María de Iguacel. El día era espléndido y pronto comenzó a sobrar la ropa, quedando incluso algunos en manga corta. Tras pasar junto a Acín de Garcipollera, atravesamos algunos azudes e ignoramos el desvío a Larrosa para visitar la ermita de Santa María de Iguacel, junto a la que tomamos un ligero tentempié.

Volvimos por nuestros pasos, y esta vez continuamos por la pista que asciende suavemente hacia el pueblo deshabitado de Larrosa. El ritmo era tranquilo; la pendiente suave. Íbamos charlando animadamente, comentando excursiones pasadas y proyectando futuras. Ya cerca de Larrosa abandonamos la pista para tomar un sendero que desciende directamente al pueblo. Tras curiosear entre lo que queda de muros y techumbres, descendimos para atravesar un barranco y comenzar un mantenido ascenso por el bonito tramo del GR15. Por una humbría húmeda y muy vestida, la senda, junto a la que habían salido bastantes setas (negrillas, rúsulas,…) asciende hasta alcanzar una pista en mal estado ya cerca del cordal que separa la Garcipollera del Valle de Acumuer. En concreto poco después alcanzamos el Collado llamado Colluguane, al que acceden varias pistas. Altitud: 1.408 mts. Habíamos invertido 3h. 10’. Tras reagruparnos, iniciamos el descenso tomando una de las pistas, vestida con un par de dedos de nieve. Pronto desaparece el manto blanco, para dar paso a una capa de barro que nos puso perdidas botas y pantalones. Seguíamos con un ritmo tranquilo y charlando. Pasamos junto a las casas abandonadas de Asqués, y tras una última revuelta, abandonamos la pista para llegar al ya cercano pueblo de Isín por un senderillo que acorta el trayecto. En total, la ruta nos costó 4h. 35’. Buena comida en Isín, sorteo de regalos, avance de algunas salidas del 2011 y sobre todo muy buen ambiente.

Las fotos.

sábado, 6 de noviembre de 2010

IV Maratón Internacional Zaragoza

Hace un año miraba con envidia a los maratonianos que se esforzaban por las calles de Zaragoza. Yo me había apuntado a la carrera de 5k. Y me dije ¿Por qué no? Al menos una vez.
Mi primer objetivo, acabar dignamente, tras la Media Maratón de Zaragoza se había ampliado a intentar bajar de 4h.; después de la Media Maratón de Huesca y de mis tiempos en los entrenos, en mi fuero interno quería intentar rondar las 3:30. A 5’ el kilómetro. Pero nunca me había acercado a 42 km., a partir del 25 todo sería nuevo para mí. Habría que correr con cabeza y según las sensaciones.
Así que allí estábamos, un fresco amanecer; el piso algo húmedo por la lluvia de la noche, pero sin amenaza de que lo hiciera a lo largo de la mañana; el viento en calma, aunque habían pronosticado rachas moderadas. Nos juntamos varios rayitos de Os Andarines tras el globo de 3:30.
Km. 0: Pistoletazo de salida y a correr. El globo de 3:30 está delante, la multitud no deja correr con libertad, pero poco a poco me voy acercando y en el km. 3 ya lo tengo delante; se corre algo mal con el numeroso grupo que va tras el globo (que por cierto lleva Iván, reputado Andarín); me alcanzan Jorge y Antonio y me animan a ir un poco por delante de él: ahora se corre mejor. Vamos animados, a un ritmo cómodo pero nada malo, unos 4’ 45’’ el kilómetro ¿ No lo pagaré? Ahora las fuerzas van intactas, pero luego,... Y es que Antonio sobre todo va con ganas y empuja el resto. Nos acompaña un corredor de Escarrilla. Vamos dejando al globo detrás poco a poco. Buenas sensaciones, así que de momento aguanto.
Km. 12: Vamos bastante bien pero sabemos que queda muchísimo, Jorge lo advierte repetidas veces, intentamos no acelerarnos aunque ahora nos sobren las fuerzas. Veo a Ana con mis tres terremotos animando (pongo mi mejor cara, que vea que el telele queda lejos).
Km. 17: Por la Avenida Pirineos comenzamos a sentir el cierzo; ¡ maldición!. Aún vamos bastante enteros y mantenemos los 4’ 45’’ de una manera casi exacta. Antonio va fuerte y como un reloj. Incluso de vez en cuando charlamos.
Km. 21: Media Maratón, la hacemos en 1h. 40’ más o menos, vamos muy muy bien, pero queda todo, queda lo peor. Me como una barrita de cereales (eso de comer y correr,…no puedo tomar aire por la boca y es dificultoso), trago de agua y a seguir; Escarrilla nos ha dejado, va fuerte. Vamos por el Parque del Agua y el viento pega y nunca ayuda, siempre notas que te frena. Empezamos “a restar” kilómetros.
Km 25: ¡Ay! Aquí empieza “lo bueno”. Avituallamiento, cojo agua, cojo un vaso de isotónica, un cacho de plátano ¿cómo hago con todo esto? Al final me paro un poco para beber la isotónica azul y comer el plátano (si comes,… no corras, no me llega el aire), prosigo y bebo algún sorbo de agua. Las piernas ya no van tan finas, pero aguanto. Jorge con el follón del avituallamiento no sé dónde está, se ha quedado un poco atrás, y Antonio al revés, no se ha parado y va como una moto , allá delante lo veo. Llevo el mp3 apagado desde el inicio y pienso en enchufarlo para “evadirme”, pero al final prefiero no hacerlo.
Km 30: nuevo avituallamiento, ralentizo y me paro un par de segundos para beber la isotónica (esta vez roja). No veo a Jorge atrás. Antonio va delante y me anima no perder contacto visual con él, me fijo que voy más o menos con la misma gente, a veces me adelantan, otras veces les paso algo, vamos, que voy al mismo ritmo que ellos, eso significa que de momento no me desfondo, aunque la sensación es de ir a un ritmo un poco menor; desde luego las piernas empiezan a estar pesadas; la sensación que tienes hasta los 21 km. de “a este ritmo aguanto lo que sea” está olvidada. Pero comenzamos a avanzar por la treintena y eso anima. ¿Aparecerá el “muro”?
Km 33: ¿estos kilómetros no son más largos? Me acerco cada vez más a Antonio, en una curva veo a Jorge algo detrás de mí; ya cada uno va cómo puede. Aguantamos como jabatos. Quedan menos de diez, siento que voy a llegar de no lesionarme, aunque sea andando. Antonio dice que va “jodido”, pues anda que yo,…Esto ya es una lucha entre el cerebro (“vamos, vamos”) y las piernas ( “ya vale, ya vale”). De momento gana el cerebro. Pienso: pienso que después de esto no habrá tresmil que se me resista de tirón; pienso que para qué habré cogido el mp3, intento pensar en todo menos en lo cansado que voy.
Km 35: Último avituallamiento, me tomo la isotónica de un trago (azul de nuevo, a ver si tanta mezcla,..) , el plátano y el agua. Parece que el “muro” no se va a interponer entre mí y la meta; aunque el cansancio es mucho, creo que es el normal. El aire pega, pasamos por el Pabellón Puente, “hombre, un trozo sin viento”, ni de coña, pega igual. Las piernas pesan, el ritmo casi ni lo controlo, pero se trata de aguantar y echar el resto. Además sigo rodeado de los ya “viejos” conocidos compañeros de carrera.
Km 38: pasamos bajo el Puente de Santiago, Escarrilla va con nosotros. Antonio dice que tire, que voy fuerte, lo que tengo son ganas de acabar,…, me voy a tomar una pastilleta de glucosa , ya que la llevo, no creo que me dé el bajón con lo que queda, se me cae en el Puente de Santiago y me agacho a cogerla (¡ostras! las piernas no me agachan bien,…), sigo, tomo agua que me ofrecen unos voluntarios; la gente te anima por el nombre; avanzamos por Echegaray, pero ¿hasta cuando? creía que daríamos la vuelta en Tenerías,…al fin tras pasar el Huerva, marca el km 40 y, girando 180º, tiramos hacia el centro, qué largos son estos últimos metros,… Echo el resto, que no es mucho. Veo a Antonio un poquillo por detrás, parte de mi marca se la deberé a él y a Jorge. El ambiente crece por la calle Don Jaime, que no se me hace tan larga como creía.
Km 42: Veo a mi familia en el Paseo, los saludo y choco las manos; ya está, ni he visto el Km 42 pero la meta está ahí. No esprinto, no puedo y además dicen que no es bueno. Veo el cronómetro de meta: 3h. 23’ 33’’ ¡Bieen! Ni en mis mejores sueños,…¡He terminado una maratón! Miro mi reloj: 3h. 23’ 07’’. Buen tiempo para mí. Paro y las piernas tiemblan, troto un poco haciendo caso a las recomendaciones pero hay que pararse a ponerse mantas y demás, y entonces las piernas casi ni sostienen.
Ya soy maratoniano. Al final menos de 3 horas y media y unos 4’ 48’’ cada km. Es sólo una carrera, pero un bonito reto personal conseguido.
Al llegar a casa rompo las últimas voluntades que Ana me obligó a escribir por si me daba un telele (es broma).
Y ahora a descansar. Gracias por visitar el blog. Hasta otra, supongo que de nuevo por el monte. Esta temporada venidera toca el Vignemale, Jesús.

Clasificación general.

domingo, 24 de octubre de 2010

Enrique Sanagustín Agustín

Mi tío Enrique, muy querido, compañero de excursiones y mucho más, estará en mi memoria siempre, y más aún en cada paso que dé con mis botas.

Para el que quiera, os pongo un bonito enlace:

Enrique Sanagustín Agustín

lunes, 18 de octubre de 2010

II Media Maratón de Huesca (17/10/2010)

Pues hala, a mi querida Huesqueta que subí el domingo para corretear por sus calles. Mañana fresquita pero sin viento y soleada, a última hora cambié manga larga por corta. Pistoletazo y me lanzo a devorar kilómetros. No llevo plan preconcebido, no hay "globos", todo dependerá de mis sensaciones. Salgo un poco más deprisa de lo planeado. Mis compañeros de Os Andarines van un poco detrás, (quitado Rafa "cajones", que parece "un ser superior") hasta que en el primer paso por "el trasmuro" me saludan Manuel y Jorge, que llegan como balas. Su ritmo es superior al mío, pero les digo que me engancho a ver lo que resisto. Y oye, que resistí. Un poco por delante veo a mi amigo y excompañero de pupitre Joaquín, al que su sobrino, que va como un tiro, le lleva con el gancho, pero aguanta como duro que es (la edad no perdona y la juventud pega fuerte, pero nuestra generación resiste como ninguna). Gracias a "mis liebres" voy haciendo kilómetros en torno a 4' 30''. A mitad de la segunda vuelta no me cuadran los kilómetros y supongo que la segunda vuelta llevaría algún alargue, y luego me entero que es que no son dos vueltas al circuito, sino tres. Pero sigo a lo mío, muy muy motivado y animado por mis tíos que aparecían por todos los lados ( yo mucho correr pero ellos llegaban antes). Jorge se queda un poco. La tercera vuelta se nota en las piernas, pero el ritmo no decrece. ¡Qué larga es la calle de la Fuente del Ibón,...! Disfruto recorriendo la Calle del Parque, el Coso Alto,... Joaquín disminuye su paso y voy un poco por delante. Ahora ya me decido a sufrir un poquillo, no es cuestión de ralentizar mientras me note más o menos bien (dentro de lo que cabe, claro). Manuel espera un poco a Jorge. Iba como si no le costara, y a veces me había dejado unos metros atrás, ahora parece que no quiere forzar, pero me podía haber dejado en cualquier momento. Desde el último paso por Santo Domingo sé casi exactamente lo que queda y pongo el penúltimo piñón; el último en la Plaza de Navarra, aunque aún esprinto los últimos veinte metros, para no quedarme con nada. Al llegar a meta mi reloj marca 1h. 33' 10''. No está nada nada mal, para un "mortal" como yo. En mi primera media y única hasta el momento había hecho 1h. 42'.
Gracias a todos los que me animaron, especialmente a la familia. Y a Manuel y Jorge, que me marcaron el ritmo y facilitaron enormemente mi marca.

Clasificación

domingo, 17 de octubre de 2010

SIERRA DE LAS CUTAS (FALLIDA) 16/10/2010

A mitad de tarde el viernes la idea era acercarnos a Ordesa para ascender a la Sierra de las Cutas, por encima de la Senda de los Cazadores. Pero a última hora el tema se fue al garete, por lo que me quedé en Jaca sin planes para el día siguiente. Así que me acerqué a un sitio que ya no recuerdo (quizás al otoño que viene me venga de nuevo a la mente) a echar un vistazo por si había alguna seta. Robellones ninguno. Boletos ni olerlos. Pero,...al final, poquito a poquito, mirad lo que recogí, una montañeta que no era la Sierra de las Cutas, pero tampoco estaba nada mal. ¿Esto se come, no?

jueves, 23 de septiembre de 2010

CULFREDAS (3.034, 3.028 y 3.032 mts.) desde Tabernés)

Participantes:
Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
22/09/2010; soleado y cálido, tornó a algo nuboso con nubes agarrándose a las cimas.
Duración:
3h. 35’ al Culfreda-Batoua; 3h. 55’ al Culfreda NE; 8h. 05’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.381 mts. al Culfreda-Batoua; 1.442 al Cufreda NE; 1.540 mts. en total (20,2 kms.)
Dificultad:
trepadetas fáciles y nada expuestas.

Una pista en buen estado lleva al Refugio de Viadós. Un poco antes un desvío por otra algo peor acerca al Refugio de Tabernés. No llegamos a él, tras cruzar el Zinqueta de la Pez aparcamos en un ensanchamiento, la pista parecía empeorar. Altitud de inicio: 1.704 mts. Jesús se había mareado.
Antes del puente tomamos un PR bien marcado que avanza al oeste del río. El día era soleado y cálido. Ascendimos poco hasta el Vado de Bachimala, en el que un pluviómetro servía de señal antiguamente. Ahora está todo bien señalizado con carteles y marcas de PR. Tomamos el sendero al Puerto de la Madera. Sobrepasamos a varios jubilados. Entre bosque comenzamos a ascender, ya de manera continua e importante. Tras dejar atrás el arbolado, se ve al frente el Puerto, al que llegamos a las 2h. de ruta. Una pequeña parada para beber y más bien por la vertiente francesa avanzamos por una loma tapizada de trozos de pizarra para remontar después por el cordal los últimos metros hasta la cima del Pico Cauarère (2.901 mts.) La rocosa cresta es ancha, fácil, usas las manos para apoyarte, sin trepar. Siguiendo por la divisoria entre placas de esquistos, hitos y trazas de sendero marcan el camino más fácil para ascender a la cima del Culfreda o Batoua. Algún tramo de cresta se evita por la vertiente española. De nuevo usando las manos sólo para apoyarnos y salvar algún escalón entre las rocas de pizarras, hollamos la cima a las 3h. 35’. Altitud: 3.043 mts. Javier algo menos, esprintó.









Bachimala desde el Culfreda NE.

Continuamos por la cresta, más áspera pero fácil. Tras pasar por el Culfreda Central, de 3.028 mts. (dudamos si existían esos 10 mts. de desnivel mínimo y medimos con el GPS: 12 mts.) alcanzamos la cima del Culfreda NE. (3.032 mts.) Llevábamos 4h. Almorzamos y descansamos. Veíamos aumentar la nubosidad, sobre todo en cimas de alrededor: Perdido, Eristes, Posets,… Iniciamos el regreso, cruzándonos con dos franceses que habían dejado las mochilas casi en el Puerto de la Madera. No sabemos si eso vale. Tras hacer de nuevo las tres cimas (¿cuentan doble?) y ya en el Puerto, una pareja llegó desde España. ¿No trabajaba nadie?. Era miércoles,… Las nubes crecían y ya tapaban los Culfredas (la cosa por Posets y Eristes estaba peor), aunque sobre nosotros más bien había sol. Un rápido descenso, desviándonos para visitar Tabernés, en el que un par de jubilados esperaban a sus compañeros, nos dejó junto al coche 8h. 05’ después del inicio de la ruta.

Las fotos, aquí.

Y un pequeño homenaje a José Antonio Labordeta, pinchando aquí lo podéis ver, gracias a Dios.

domingo, 12 de septiembre de 2010

MARBORÉ, PICOS DE LA CASCADA Y ESPALDA desde Cuello Gordo (11/09/2010)




Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.:
11/09/2010; día soleado y cálido, algunas nubecillas de evolución.
Duración:
4h. 55’ al Marboré; 7h. 10’ a la Espalda; 11h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.250 mts. acumulados al Marboré; 1.401 a la Espalda; 1.516 mts. en total (24 kms.)
Dificultad:
ninguna.

Tras dormir en el Hotel Palazio el minibús nos dejó cerca de las 8:00 en la Pista de Las Cutas, en las inmediaciones de Cuello Gordo. Altitud de inicio: 2.172 mts. Después de un primer repechillo herboso para calentar, llegamos al Cuello y avanzamos sobre las paredes sur de Ordesa sin ganar ni perder apenas altura. Las Tres Sorores parecían cercanas; algo más lejos el Marboré. Nos acercábamos a Góriz. No llegamos al Refugio, lo dejamos un poco más abajo. Pablo y Lola se quedaron, como tenían previsto; Benjamín, acatarrado, también. El resto enlazamos con la ruta normal al Perdido. Comenzaba el verdadero ascenso. El camino es bueno aunque empinado. Tras salvar un murete, llegamos a la Ciudad de Piedra, en la que hicimos una pequeña pausa para después abandonar el camino al Monte Perdido y seguir los hitos que avanzan bajo las paredes sur del Cilindro. Íbamos guiados por Julián. Salvamos varios escalones y depresiones y afrontamos un fuerte repecho pedregoso que castigó duramente al personal; apareció algún calambre y el cansancio se reflejaba en las caras. Ana sufrió la cuesta pero la cima estaba cercana. Tan sólo restaba superar por terreno empinado pero ya no tan duro la ladera sur del Marboré. Alcanzábamos la anchísima y casi plana cima de piedras rojizas a las 4h. 55’. Altitud: 3.248 mts. Las vistas de las paredes que caen sobre Gavarnie son espectaculares. Almorzamos y reposamos un buen rato.



Cima del Pico Marboré, con el Vignemale detrás.

Jesús Ruiz tomó las riendas (ya se hablaba de regresar sin visitar las cimas siguientes) y descendimos desviándonos de la ruta de subida para llegar a un collado bajo el Pico Oriental de la Cascada. Un repecho corto y unos metros de fácil cresta nos llevaron a la cima. Altitud: 3.161 mts. Algunos dejaron mochila en el collado, pues volvimos a él. Para alcanzar el Pico Central de la Cascada sin perder mucha altura tuvimos que bordear con cuidado la pared sur del Oriental por un sendero pegado a ella. Tras llegar al collado intermedio, un nuevo repechillo aún más corto y fácil nos dejó junto al hito del llamado también Pico Brulle. Altitud: 3.106 mts. La roca había mutado al gris.
Sin apenas descanso descendimos a una pequeña depresión y ascendimos unos pocos metros para plantarnos en un suave contrafuerte que cae de la cima del Pico Occidental de la Cascada.
Aquí nos dividimos; ocho decidieron comenzar el largo regreso, más que por fuerzas para descender más tranquilamente; Ana entre ellos. El resto, otros ocho, tiramos para arriba. En pocos minutos salvamos los metros que nos separaban del mojón cimero del Pico Occidental de la Cascada, que resultó tener la cima más aérea de las tres, tras un ascenso por terreno rocoso pero sin dificultades. Altitud: 3.095 mts. Llevábamos 7h.

Cima del Pico Oriental de la Cascada con el Marboré detrás.

Para hollar la cima de la Espalda nos restaba un pequeño descenso y un suave y cortísimo ascenso por terreno muy cómodo, una ancha y tendida ladera de trozos de terraza de pisar blando. A las 7h. 10’ culminábamos el recorrido previsto pisando la cima de la Espalda de Marboré. Altitud: 3.073 mts. Algunas nubecillas tapaban el Cilindro y Perdido y comenzó a levantarse un vientecillo fresco que nos hizo tirar para abajo rápidamente. Salvamos una serie de graderíos siguiendo los mojones y enlazamos con la ruta de subida rápidamente. En ese momento nos dimos cuenta que íbamos muy bien de tiempo y nos tomamos con calma el resto del regreso. Además la amenaza de las nubes había desaparecido pronto. Llegamos a la Ciudad de Piedra donde hicimos una pausa. Continuamos. Con las inmediaciones de Góriz ya a la vista nos comunicamos vía radio con el grupo cabecero que ya había dejado atrás el Refugio y nos veía descender. Como continuaron sin esperarnos, nosotros aprovechamos para refrescarnos los pies en unas badinas a los pies del Collado Superior de Góriz. Tras el relax, reanudamos la marcha ya por el buen sendero que discurre sobre las paredes de Ordesa. De repente nuestros cabeceros pusieron un buen ritmo, debían tener ganas de llegar. Llegamos al lugar de recogida del autocar a las 19:15, tras 11h. 30’ de marcha. Allí nos esperaba el resto del grupo, que habían descendido más tranquilamente.
Pero las fotos ya están.

domingo, 5 de septiembre de 2010

PICO PALLAS desde La Sarra (05/09/2010)

Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
05/09/2010; día totalmente despejado; fresco al inicio, calor después.
Duración:
4h 30’ al Pallas; 9h. 45’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.560 mts. al Pallas; 1.584 mts. en total (18,1 kms.)
Dificultad: chimenea Ledormeur, vertical pero con buenas presas; pasos de IIª.

Dejamos el coche junto al Bar de La Sarra. Altitud: 1.438 mts. Comenzamos a caminar rápidamente con la esperanza de evitar el sol al menos hasta los Lagos de Arriel. El suave camino a Respumoso es de sobras conocido pero no se hace largo de subida. Al inicio hace fresquito. Tomamos el desvío hacia los Ibones de Arriel y remontamos la empinada cuesta. Nos plantamos junto a las primeras láminas de agua en 1h. 50’. Al poco el sol aparece sobre nosotros. La pirámide del Pallas se refleja en los ibones. Tras bordear el Ibón Superior por la derecha realizamos una pequeña parada. Continuamos remontando ya por una senda poco marcada un fuerte repecho. Seguimos marcas de pintura roja. Un helicóptero francés sobrevuela la zona cogiendo y descolgando gente (después nos enteramos que eran prácticas) Pasamos por una horcada que nos deja en un caos de rocas de granito por el que se avanza pesadamente hacia la base de la pared del Pallas. Un poco a la derecha aparece un cartel que indica la Chimenea Ledormeur. Nos ponemos los cascos e iniciamos su ascenso. Tras atravesar unos bloques inclinados trepamos por terreno fácil hasta girar hacia la izquierda para adentrarnos en la chimenea propiamente dicha. Un primer tramo bastante vertical y encajonado deja paso a otro algo más tumbado. La presas son buenas y abundan, es una trepada entretenida. Se alcanzan unas terrazas que se remontan fácilmente, aunque las piernas estaban ya algo castigadas. Unas últimas trepadas por una ancha canal nos dejaron en la cresta, a pocos metros al este de la estrecha cima del Pico Pallas, que alcanzamos a las 4h. 30’. Altitud: 2.974 mts. En la cima varias personas, menos mal que nos cruzamos con un grupo de una decena poco antes de la cima, no hubiéramos cabido. Balaitous y Arriel parecen poder tocarse con la mano. El día era espléndido.
Tras permanecer un buen rato arriba, iniciamos el descenso tras una pareja (que por cierto comentaron haber llegado en 3h. 20’ desde La Sarra ¿?). La chimenea se destrepa bien, de frente, eso sí yendo con cuidado y asegurando sobre todo en el tramo final. Sufriendo por el caos de rocas llegamos a los Ibones. Junto al Inferior almorzamos, en una zona herbosa que se era una solana poderosa en la que no se estaba muy a gusto. Tiramos para abajo más tranquilamente que otras veces. El camino de Respomuso se volvió a hacer algo largo. A las 9h. 45’ llegamos a La Sarra.
Las fotos

domingo, 22 de agosto de 2010

Casco de Marboré (3.006 mts.) desde Bujaruelo

Participantes: Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 21/08/2010; día totalmente despejado y caluroso; algunas nubes de evolución al final.
Duración: 2h. 15’ al Puerto; 4h. 15’ a la Brecha; 5h. 15’ al Casco; 10h. 10’ la ruta total.
Desnivel: 1.734 mts. al Casco; 1.794 mts. la ruta total.
Dificultad: trepada fácil algo expuesta en la canal de acceso a la cueva; en la cueva trepada fácil.

Dejamos el coche junto a San Nicolás de Bujaruelo, con la baja de Miguel , dicen las malas lenguas que farto de fabes de allá por las Asturias no se atrevió con semejante desnivel. Altitud: 1.338 mts.
Comenzamos a caminar ascendiendo por el camino al Puerto de Bujaruelo, tantas veces recorrido y que me volvió a aparecer muy agradable. Llevábamos un ritmo llevadero, la excursión era larga. Sólo un pequeño despiste al final (Jesús no vio una marca en aspa). Tras pasar a la vertiente francesa continuamos por un terreno casi llano para acometer la parte más empinada del ascenso al Refugio de la Brecha. Atravesamos un torrente y tras remontar un último repecho rocoso ya tuvimos a la vista Refugio y Brecha. Espectacular. Por aquí ya la densidad humana era elevadísima (sobre todo de franceses que se ahorran el ascenso al Puerto). Tras una parada junto al Refugio, continuamos ascendiendo una cuesta pedregosa que nos dejó al pie del Glaciar de la Brecha, que se salva mediante una diagonal perfectamente marcada por el continuo paso de la gente. Algunos se empeñaban en pisar más nieve de lo necesario, y resbalones y caídas sin importancia eran frecuentes. Atravesamos la
Brecha, y tras un pequeño descenso abandonamos el sendero poco antes del Paso de los Sarrios para avanzar por una estrecha faja que nos dejó a los pies de una canal por la que tuvimos que trepar algunos pocos metros hasta introducirnos en una cueva vertical. No difícil aunque algo expuesta, no hay que caerse. Trepando en oposición se ascienden fácilmente los metros de la cueva, con una salida estrecha por la que no cabe una persona gorda, ni una delgada con mochila. Javier salió, yo le alcancé las tres mochilas que sacó del agujero, y por último salimos al exterior Jesús y yo. La nieve casi tapaba la salida. Entretenido y distinto. Ya salvado este muro nos restaba remontar unas gradas hasta enlazar con la ruta normal que nos llevó a la cima a las 5h. 15’ de marcha. Altitud: 3.006 mts. No estuvimos solos, pero no como en la masificada cima del cercano Taillón. Hala, más de 1.700 mts. Pero el ritmo fue humano y se llegó bastante entero. (Quizás la forma a estas altura de temporada también cuenta, esas noches frías de invierno recorriendo el tercer cinturón dan sus frutos ahora).
Bajando algo al este pudimos contemplar la Cascada de Gavarnie. Tras descansar un buen rato, y desoyendo los cantos de sirena de ascender a La Torre ( Jesús que se riló, los años no pasan en balde), regresamos a la Brecha por el Paso de los Sarrios, equipado con sirga. Nos cruzamos con dos corredoras que hacían la Vuelta al Perdido. Iban a Góriz pero por más arriba de lo recomendable, las enviamos por mejor senda que no sabemos si seguirían , porque la primera iba con mucha prisa e insistía en hacer caso al GPS. Bajamos al abarrotado Refugio, en el que comimos. Los esfuerzos que hacían un par de excursionistas con deportivas descendiendo del glaciar de la Brecha, cada paso diez segundos, y no exagero...Continuamos. Un excursionista había resbalado al pasar el torrente y estaba “embarcado” varios metros más abajo del paso. Vimos después un helicóptero sobrevolar la zona. Del Puerto hasta San Nicolás, bajamos a todo gas, casi corriendo ( no sé porqué pongo el casi). En total, 10h. 10’. Y Javier insitiendo en buscarse acompañante para la Moscowa desde San Nicolás (algo más de 2.000 metretes de desnivel,...), ¿hay algún voluntario?
Lo único malo de la excursión, es que ves tantas cimas por pisar que te pones nervioso, porque además te llaman, os lo prometo: Vignemale, Marboré, Astazús, Cilindro, La Munia,...menos mal que hay otras en las que ya has estado y las saludas como a un familiar: Gabietos, Taillón, bueno este no estoy seguro, que había mucha niebla el día que pasé por allí, Escuzana, Perdido, Pic Long, pedazo de montaña el Pic Long,... y alguna más..
.
Y se acabó, aquí van las Fotos.

domingo, 8 de agosto de 2010

PICO DE ALBA (3.118 mts.) desde los Baños


Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
05/08/2010; viento frío, nubes y llovizna al inicio; luego despejó, sol sin mucho calor.
Duración:
4h. al Alba; 6h. 45’ a la Tuca Blanca de Paderna; 9h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.438 mts. al Alba; 1.543 mts. a la Tuca Blanca. 11,6 kms. la ruta total.
Dificultad:
corta cresta al Alba, fácil, poco aérea y expuesta; tramos de bloques de granito.

Aparcamos junto a los Baños de Benasque, hermoso entorno pero el edificio algo descuidado. Altitud: 1.680 mts. El cielo casi todo cubierto pese al sol del valle más abajo; viento fresco que traía una llovizna “calabobos”. Con estas premisas comenzamos a caminar por la senda que lleva al Hospital.
Al poco nace a la derecha la senda marcada “Alba”. Asciende violentamente por bosque y junto a un barranco la Canal del Turonet (desde la carretera parece imposible). No apta para piernas flojas. Tras un descansillo, unos repechos sobre piso herboso nos conducen a orillas del Ibón Inferior de Alba. Precioso rincón. Vimos gente acampada. La llovizna intermitente pero frecuente nos había medio calado, pero parecía que el sol quería vencer a las nubes que el viento traía del norte. A ratos aparecía algún claro. Bordeamos el ibón por su izquierda y nos lanzamos al asalto de duras pendientes mixtas de hierba y piedras, siguiendo mojones pero sin sendero claro. Nos plantamos bajo la mole cimera del Pico de Alba, cruzándonos con un trío que bajaba hacia La Renclusa. Ya transitábamos por un mar de incómodos bloques de granito. El macizo es así ¿qué esperábamos? No quedaban apenas neveros. El sol ganaba la partida, el día mejoraba por momentos. Siguiendo los hitos ascendimos hasta la cresta por una ancha canal de tierra y piedras. La cresta es fácil y corta, y tan sólo requiere llevar cuidado. A las 4h. hollábamos la cima del Pico de Alba . Altitud: 3.118 mts.


Tras almorzar, iniciamos el regreso,… pero abandonando bajo la cima la ruta de subida para dirigirnos, atravesando otro mar de bloques, a un collado bajo la Tuca Blanca de Paderna. Allí dejamos los palos y las mochilas (salvo Jesús) y acometimos una corta subida, salvando unas gradas y ascendiendo el último tramo de una fácil canal por un piso blanco de ¿cuarzo?, muy áspero y algo cortante. A las 6h. 45’ nos plantamos junto a un mogote-cima. Altitud: 2.857 mts. Tras volver y recoger nuestras cosas, descendimos por donde Jesús quiso llevarnos, primero entre bloques, más tarde por gradas conformadas por pendientes herbosas muy empinadas y llenas de agujeros-trampa, hasta llegar con alivio a orillas del Ibón inferior de Alba. Sin senda ni nada parecido ni mojones… Tras reposar junto al lago, bajamos rápidamente al coche (deprisa y perdiendo altura a marchas forzadas). Al final incluso pasamos calor, lo agradecimos. En total, invertimos 9h. 30’.


martes, 27 de julio de 2010

PICO DE XUANS, SERRATO Y DIENTE NW. DE BATANES

Participantes:
Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
25/07/2010; nublado con viento bastante frío; descenso con sol y algo de calor .
Duración:
3h. 20’ al Xuans; 4h. 15’ al Serrato; 5h. 30’ al diente de Batanes; 9h. 40’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.208 mts al Xuans; 1.325 mts. al Serrato; 1.545 mts en total (20,1 kms.)
Dificultad:
cresteo sin muchas complicaciones al Xuans y Serrato; tramos sin sendero.

De nuevo pudimos aparcar el coche en el mismo Balneario de Panticosa. Altitud: 1.630 mts. Iniciamos la marcha tomando el sendero GR11 que asciende a los Brazatos. Junto al desvío hacia Labaza alcanzamos a unos vitorianos con los que compartíamos recorrido. Ascendimos a buen ritmo. Al poco rato el sendero se desvirtúa y avanzamos siguiendo hitos. Tras varios fuertes repechos y tras pasar entre los Ibones de Serrato, llegamos junto al de Labaza, que bordeamos por su derecha. Algo más adelante tomamos un tentempié. Hacía fresco. Reanudamos la marcha alcanzando un collado bajo el Pico de Xuans, que atacamos por una corta chimenea con tierra y realizando un nada complicado cresteo. Nos plantamos en la cima a las 3h. 20’. Altitud: 2.838 mts. El viento era frío. Las nubes tapaban al sol. Descendimos pronto, cruzándonos con los vitorianos en la chimenea, con cuidado para evitar la caída de piedras. Tras una corta aproximación, nos plantamos bajo la pirámide del Pico Serrato, que ascendimos siguiendo una diagonal por su vertiente este hasta llegar a la cresta cerca de la cima; un par de pasos aéreos nos dejaron arriba a las 4h. 15’. Altitud: 2.888 mts.




Almorzamos. Javier esperaba divisar el Vignemale, pero las nubes lo tapaban. En cambio Tendeñera, Telera… se veían claras como el agua. Al poco apareció un chaval adelantado a un grupo que venía de Bramatuero; dijo que se había cagado en uno de los pasos, así que pidió una foto y tiró para abajo, a avisar a sus compañeros de que no intentaran subir. Nosotros descendimos de nuevo al collado entre Xuans y Serrato donde Javier y yo dejamos las mochilas para realizar una rápida ascensión por una muy pedregosa loma hasta el punto culminante del diente más occidental de Batanes (es el único que se sube sin escalar). Altitud: 2.878 mts. Jesús quiso subir cargado, que conste en acta. Bajamos de nuevo al collado y tiramos “buscándonos la vida” por caos de rocas y con algún hito de referencia hasta el Ibón de Xuans. Unos escaladores ascendían al Serrato, tirando media montaña de piedras,… La niebla bajó e incluso dejaba alguna gotilla. Ya por terreno algo más cómodo descendimos hasta el Ibón Inferior de Bramatuero. Había despejado por fin del todo. Tomamos los senderos que bordean los Bachimaña: Javier lo bordeó por el este y nosotros por el oeste. Nos esperó 8’ junto al nuevo refugio. De ahí continuamos al Balneario, por el trazado tantas veces recorrido y ya algo de calor. Al final 9h. 40’ de marcha.

lunes, 26 de julio de 2010

PEÑA FORCA desde Oza (24/07/2010)

Participantes: Ana y Esbarre.
Desnivel: 1.250 mts. de subida y 1.400 de bajada.









Después de casi un año de parón, y como ¿entrenamiento? para la salida de septiembre al Marboré, ascensión a Peña Forca (Marboré será más largo pero de desnivel, así así,...) . Una palicilla de la que todavía no se ha recuperado. Ascenso desde Oza y bajada por la cara sur.
¡ Hay que salir más a menudo, que vas de paliza en paliza !

miércoles, 7 de julio de 2010

EL HOMBRE QUE MÁS SABE DE FÚTBOL DEL MUNDO


Se llama José Luis, compañero de trabajo.

Desde aquí escribo esto como homenaje y reconocimiento.

Para mí, es el hombre que más sabe de fútbol del mundo. O por lo menos lo intuye.

¿Por qué? Antes de comenzar el mundial, insistía una y otra vez: la final será Holanda- España.
Lo de España podía venir por simple “forofismo”, cuando España era favorita. Pero con lo de Holanda todos pensábamos que estaba equivocado. ¿O no? Posible, pero muy difícil, otros nombres salían mucho antes.

Ayer, yo iba con Holanda; cuando mi mujer me preguntó porqué, mi respuesta fue: para que se cumpla la profecía de José Luis, porque entonces España también pasará,….

Esto no viene de ahora.

Antes del primer partido, se apostó un almuerzo con un servidor a que España no ganaba a Suiza. Acertó. Me acusaron de ventajista, de jugar con ventaja,… Perdí.

Hace tres años, predijo la victoria liguera del Madrid de Capello cuando el Barça llevaba un porrón de puntos de ventaja (más de diez creo recordar). Nuevo almuerzo en el aire. Acertó.

Lo único malo de todo esto, es que cuando le preguntamos por la final,… sonríe pero no dice nada. ¿No lo intuye? ¿O sí?

Prometo, José Luis, no reirme cuando cuentes: “ ayer por la tarde me vi el partido ese del año 84,… entre tal y cual,…"

sábado, 26 de junio de 2010

FAJA DE LAS FLORES (26/06/2010)

Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
26/06/2010; sol hasta Cotatuero; tormenta y granizo en las clavijas; llovizna bajando.
Duración:
2h. 15’ a los Llanos de Salarons; 6h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.042 mts a los Llanos de Salarons; 1.108 mts. y 13,8 kms. en total.
Dificultad:
las clavijas de Carriata, fáciles; las de Cotatuero, aéreas y expuestas, se pasan fácil ayudados con la sirga (nos pusimos arnés con doble vaga).

¿Qué no pudimos pasar las clavijas de Cotatuero seis días antes por la niebla y lluvia? Já. Allá que íbamos de nuevo, aunque esta vez con la idea de pasarlas para descender de la Faja de las Flores en lugar de ascendiendo al Tobacor. Y eso que anunciaban tormentas.
Aparcamos en la Pradera (altitud: 1.320 mts.) y retrocedimos hasta el inicio del sendero a Carriata. Ascendimos por la ya conocida senda que lleva hasta el desvío a la Faja Racún, y continuamos tomando la opción de las clavijas y desechando el Paso de la Fajeta. Tras librar varias gradas, Jesús puso “la directa” para pasar a un grupo antes de llegar al Llano de Salarons, en el que paramos para almorzar. Este último repecho se agarró a las piernas, ya duras tras las trepadillas anteriores. Llegamos al inicio de la Faja a las 2h. 15’, con más de mil metros de desnivel ya salvado. ( Como un reloj: he releído la reseña del ascenso al Salarons, y efectuamos este ascenso en el mismo tiempo hace tres años, un 16 de junio.)
El sol nos acompañaba de momento. Tras tomar un tentempié a la sombra (aún no sabemos por qué Jesús no quiso hacerlo a descubierto, no hacía calor), tomamos el desvío e iniciamos el tránsito por la Faja de las Flores, privilegiado balcón sobre Ordesa. Aérea pero menos expuesta de lo esperado. La Faja es casi horizontal, aunque en el sentido que la tomamos tiende a ascender algo. Al volverse hacia Cotatuero pudimos contemplar el Cilindro, el Perdido ya estaba cubierto. Un poco más y aparecieron ante nosotros el Casco, la Brecha , el Taillón,…Pero las nubes de tormenta comenzaban a acercarse. Nos cruzamos con una pareja que desde Bujaruelo quiso alargar su excursión al Taillón.
Descendimos hasta los llanos de Cotatuero. El camino no es evidente, Jesús tuvo que tirar de experiencia y memoria. Ya oíamos truenos, estaba nublado y comenzaba a chispear a ratos. Al inicio de las clavijas, comenzó a llover con fuerza, incluso cayó algo de granizo. Nos colocamos arnés y un par de cintas con mosquetón y tras esperar a una pareja que ascendía, comenzamos a pasar las clavijas, que constan de dos tramos, un pasaje casi horizontal con sirga, y una chimenea sin ella. Tras terminar, nos quitamos el arnés y nos pusimos las capas Jesús y yo. Miguel prefirió seguir mojándose, aunque a decir verdad ya llovió muy poco. Descendimos por un buen sendero y a las 6h. 30’ llegamos al coche, cuando la lluvia comenzaba a arreciar. Nos cambiamos bajo la parada del bus.

Mis Fotos.

domingo, 20 de junio de 2010

TOZAL DERAS COMAS O DEL ZEBOLLAR desde Torla (20/06/2010)

Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
20/06/2010; sol y nubes; viento muy fuerte y frío que traía aguanieve de Ordesa.
Duración:
2h 30’ al Tozal deras Comas; 3h 45’ al Mondeniero; 6h. 25’ la ruta total.
Desnivel:
1.322 mts. al Tozal deras Comas; 1.423 mts. al Mondeniero.
Dificultad:
ninguna, salvo el fuerte viento.

Finales de junio y tocaba la típica excursión por Ordesa antes de que cierren el acceso a particulares. Jesús propuso el Tobacor. Aparcamos en la Pradera pero ni salimos del coche: unas insistentes nubes que veían de Francia cubrían las cimas del norte del valle. Lo curioso es que se disgregaban de repente y no llegaban ni a la Faja de Pelay. Esperamos un rato (no sabemos bien porqué) y reculamos hasta encontrar un aparcamiento apropiado a dos kilómetros de Torla, lo que nos costo varias vueltas. El nuevo destino era el Tozal deras Comas. Altitud de inicio: 1.020 mts.Avanzamos por la izquierda de la carretera hacia el Puente de los Navarros hasta que un cartel nos indicó el comienzo de un PR que se dirigía al Collado del Cebollar. Tras unirse con otro que era el inicialmente previsto, asciende sobre el río. Antiguo camino de contrabandistas tallado en roca. Tras separarse del río y ascender en eses bajo bosque, llegamos a un pequeño collado en el que las marcas envían al sur y en descenso. Sin embargo teníamos el Collado del Cebollar al frente (oeste) y nosotros tiramos ya sin sendero por un cordal que asciende directamente a la antecima del Tozal deras Comas. Alcanzamos la cima en 2h. 30’ de marcha. (Lo que me hace sospechar algún error en la altitud de inicio, pues más de 1.300 mts. en 2 horas y media no es un ritmo que pueda llevarse muy humanamente, aunque hoy lunes tenga las piernas duras). Altitud: 2.342 mts. Sobre nosotros, sol con alguna nube, pero un viento muy fuerte y helador que traía aguanieve desde Ordesa, totalmente cubierto. Así que descendimos un poco buscando resguardarnos para almorzar y no estar rodeados de las cacas de los que pastan por allí. Sin reposar mucho, seguimos el cordal (vaya viento, casi nos tiraba) descendiendo al Cuello de la Palma para remontar después hasta la cima del Mondeniero. Altitud: 2.296 mts.Aquí reposamos un ratillo, pues al oeste de la cima se estaba casi bien y a resguardo del aire. Continuamos, ya siempre descendiendo, hasta el mojón cimero del Pico Litro (2.019 mts.) y tras recular unos metros tiramos directamente hacia abajo por una ladera empinadísima de hierba y piedras, y después por una barranquera por donde el agua bajará fácil,… pero nosotros no tanto. Así alcanzamos una pista que sube de Fragén a un repetidor cercano. Queríamos continuar por un ramal que bajaba hasta cerca del coche, pero sólo debe existir en los mapas, así que tomamos un sendero que nos llevó hasta Torla, y supuso un “regalo” de 1,9 kms. de carretera. En total: 6h. 25’. ( Y no, no hay error en la altitud de inicio)

MÁS FOTOS

domingo, 6 de junio de 2010

Carrera 10K Zaragoza


Buen día para correr, sin mucho calor y algo nublado. Más de 2.000 personas, casi todas con la camiseta de la carrera, de rojo y bandas amarillas (¿será a propósito para animar a la selección de fútbol en el Mundial?).
En la salida nos hemos plantado Gonzalo y yo, con el ánimo de disfrutar corriendo a un ritmo tranquilo; Gonzalo desentrenado y yo con molestias en una rodilla.
Un tiempo de 54' 48''.
Y ahora sí que acabo la temporada de carreras.
Clasificación

domingo, 30 de mayo de 2010

RINCÓN DE ALANO desde Tacheras (30/05/2010)

Participantes:
Isabel, Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
30/05/2010; cálido y nublado abajo, niebla y frío por arriba, llovizna fina a ratos.
Duración:
3h. 10’ a la cima del Rincón; 6h. 25’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.123 mts. acumulados a la cima. 1.173 mts. la ruta total (12,7 kms.).
Dificultad:
neveros muy inclinados.

Algo antes de llegar al Camping de Zuriza, tomamos al este la Pista a Tacheras por la que avanzamos hasta una explanada de aparcamiento justo antes del río. Altitud de inicio: 1.284 mts.
Comenzamos a avanzar por la pista que pronto atajamos por un sendero entre un bonito bosque y más tarde entre prados. Tras cruzarla varias veces la abandonamos definitivamente bajo los murallones de la Sierra de Alano, ascendiendo por un sendero empinado hacia el Paso de Tacheras. Las pocas nubes iniciales aumentaron y comenzaron a agarrase arriba. ¿No habían dado unas previsiones excelentes? Miguel nos dijo que última hora habían cambiado a lluvia sólo por aquí. A buenas horas,… Miguel abría el grupo para que la cosa no se acelerara. Tuvimos que atravesar un pequeño nevero, pasamos junto a unos escaladores y alcanzamos el collado, en el que nos esperaba la niebla. Dudamos si tirar al oste al Espelunga o directamente hacia el este, al Rincón de Alano. Optamos por lo segundo y seguimos un sendero muy marcado entre prados herbosos. Jesús se puso en cabeza e intuyó el camino ayudado por algún mojón. El ritmo aumentó. Comenzamos a atravesar neveros de cierta inclinación, pero la nieve, blanda, ayudaba. Crampones y piolet permanecían en la mochila. Miramos atrás y comenzaba a despejar por el oeste, ¿habíamos errado la elección? Al rato volvió a cubrirse. Dejamos la ruta a Peña Forca y continuamos hasta cerca del Collado del Rincón para tirar al norte por pendientes muy inclinadas de nieve y tramos de roca y remontar el último repecho de hierba y piedras que nos condujo a la cima de la Punta del Rincón de Alano. Llevábamos 3h. 10’. Altitud: 2.357 mts. No me había sentido excesivamente fino: el catarrillo, las tripas,…
La niebla envolvía todo y el viento era frío. Descendimos unos metros para almorzar sin tanto viento. Comenzó a envolvernos un “calabobos” que iba y venía. Nos calzamos las polainas e iniciamos el retorno con Jesús guiándose por las huellas de los neveros. Al rato tuve que quitarme el cortavientos, estaba chupido. Tras una pequeña indisposición mía, continuamos hasta atravesar el Paso del Achar y, ya sin niebla, descender hasta el coche. Habíamos invertimos 6h. 25’. Junto al río tomamos el resto de viandas, aunque la lluvia fina seguía a ratos.

MÁS FOTOS

domingo, 23 de mayo de 2010

BENTUÉ- TOZAL DE GUARA - NOCITO

Participantes:
Marivi, Jesús, Enrique y Oscar. Javier subió corriendo desde Huesca, bajó con todos.
Fecha y meteo.:
22/05/2010; sol con alguna nube; caluroso excepto en la cima, viento frío.
Duración:
3h. 25’ a la cima del Tozal; 7h. 55’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.000 mts. a la cima. 1.150 la ruta total.
Dificultad:
en el descenso pedreras deslizantes y nueve pasos de río, hay que descalzarse.

Partimos junto a unos carteles indicadores en la entrada del pueblo de Bentué de Nocito, después de haber dejado aparcado en Nocito un segundo vehículo. Altitud de inicio: 1.081 mts.
Avanzamos al sur ascendiendo muy suavemente entre antiguos campos de cultivo, separados por muretes de piedra. Enrique marcaba el paso de la marcha, que comenzó a empinarse; tras un tramo de bosque alcanzamos la pista que nos dejó al poco en el Refugio de Petreñales, muy bien cuidado, con aljibe y bomba (que no funcionaba). Tras un trago de agua retomamos el ascenso por una senda muy bien trazada que nace algo a la izquierda del refugio. La temperatura era muy agradable, el ritmo llevadero. Al estar Marivi, Jesús se portó bien y no se puso en cabeza en ningún momento del ascenso. Pronto abandonamos el bosque para plantarnos en una zona herbosa conocida según Enrique como Las Cerolleras. Tomamos un tentempié. Reanudamos la marcha realizando una diagonal a media ladera ya por terreno desnudo y más pedregoso, hasta alcanzar el cordal poco antes de la cima Este. Remontamos los últimos repechos y alcanzamos la cima en 3h. 25’. Altitud: 2.077 mts. Como siempre, varios grupos, algunos conocidos de Enrique y Jesús. Javier venía corriendo desde Huesca y subió a Guara tras hacerlo a Montidinera, Frachinito y Corcurezo. Jesús le llamó y algo menos de media hora después apareció por la cima, bastante entero. Impresionante. Lo vuelvo a escribir para que no creáis que es una errata: vino corriendo desde Huesca subiendo antes a Frachinito. Le costó unas 7h. Al rato de estar arriba se tapó el sol y el viento comenzó a enfriarse, tuvimos que abrigarnos.
Tras almorzar y reposar, tiramos para abajo, descendiendo deslizándonos por las pedreras. Tras alcanzar la ruta de ascenso, remontamos unos metros hasta el Collado Petreñales. Un tentempié y comenzamos el descenso hacia el Collado Chemelosas y después hasta el Barranco de Abellada. Antes paramos a repostar agua en una fuente que era un verdadero río. Ya en el Barranco, avanzamos por una especie de pista. Nueve veces tuvimos que atravesarlo, descalzándonos algunas veces, otras sobre piedras, otras metiendo “las zarpas” en el agua,… El calor apretaba. Al fin llegamos a otra pista que tras un par de kilómetros nos dejó en Nocito. Casi 8 horas de marcha. Bonito ascenso, distinto del que se realiza por Santa Cilia. Buen sendero y recorrido más verde y vestido, al ser cara norte.

MÁS FOTOS

domingo, 16 de mayo de 2010

PEÑUZCO desde el Puerto de Monrepós (16/05/2010)

Participantes:
Paco y Natalia, Javi y Elena, Miguel, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.:
16/05/2010; sol con alguna nube; viento; día fresco tirando a frío.
Duración:
55’ a la cima; 2h. 25’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
214 mts. a la cima.
Dificultad:
ninguna.

Tras un año sabático y alguna convocatoria fallida, por fin logramos consensuar un día para “agenciarnos” unos caracoles en el Fetra. Bueno, y antes, para aplacar las conciencias, realizar una pequeña excursión. Esta vez la opción elegida fue el Peñuzco, todavía más suave y corto que el Peiró, que de nuevo quedó para otra ocasión. Tras juntarnos en la Hospedería, aparcamos los coches en el Alto de Monrepós, junto a la pista que da acceso al repetidor de telefónica. Altitud: 1.280 mts.
Cruzamos con cuidado la carretera, y descendimos unas decenas de metros por el arcén hasta tomar una especie de pista dirección oeste. Al poco se junta otra por la derecha que suponemos es la que nace unos metros después de coronar el puerto dirección Sabiñánigo, y que nombraban como punto de partida en otras reseñas que había leído.
Avanzamos ascendiendo suavemente por la pista, con algún paso lleno de barro. Un todo terreno se cruzó a mitad de recorrido. Alcanzamos una zona llana en la que la pista se bifurca. Tiramos por la de la izquierda y al poco la abandonamos, pues también a la izquierda nace la senda marcada con mojones. Tras pasar entre un viejo gran árbol y una pequeña pared rocosa remontamos (entre erizones que provocaron las protestas de Miguel) los últimos metros de ancha cresta. A los 55’ llegamos al hito cimero. Altitud: 1.494 mts.









En la cima del Peñuzco.

Tras tomar un pequeño avituallamiento, y comentar próximas escapadas (casi ninguna montañera), tiramos hacia abajo por el camino de ida, ya que el viento era frío, y no se estaba excesivamente a gusto. Las nubes que tapaban las cimas del Pirineo se fueron levantando y pudimos contemplar una buena panorámica mientras descendíamos. A las 2h. 25’ estábamos de nuevo junto al coche.
Suave y corta excursión, apta para niños, urbanitas y personal con no demasiadas ganas de andar y más de hurgar con los palillos entre las cáscaras de los caracoles a la brasa. A la peña la veía floja y acertamos con la elección: pese a no contar con barra de cerveza en la cima, Paco salió satisfecho; Javi "sobrao", este año quiere apuntarse al tresmil con los Aguado. Las damas, soberbias como siempre,...y Miguel como un campeón, apunta maneras.

MAS FOTOS

martes, 11 de mayo de 2010

Clasificaciones Media Marathón

Como rectificar es de sabios, han rectificado y de momento ya salgo en la absoluta con el tiempo total. El cálculo es fácil comparando los tiempos real y total de Gonzalo, y a mí me sale 1h. 42' 09''. Así que yo rectifico también, ahí va el enlace:
Clasificación general

VIDEO DE LA LLEGADA(pincha aquí)

domingo, 9 de mayo de 2010

XIII MEDIA MARATÓN DE ZARAGOZA (09/05/10)


La mañana estaba nublada, a ratos chispeaba. Pero ahí estábamos, a las 9:00 junto a unos compañeros de Os Andarines. Con la baja de Enrique "Capitán Araña" que no sé qué hacía en Madrid, tan sólo nos presentábamos Gonzalo y yo ( Paco y Javi ni están, ni se les espera, y eso Paco que a la llegada hay cerveza). Estiramos y calentamos un poco. Dan el pistoletazo y vemos delante el globo de 1:40; bueno, podemos vaguear hasta que nos alcance el de 1:45, nuestro objetivo. Los 5 primeros kilómetros a algo más de 5' el kilómetro. Muy tranquilos y charlando. Queda mucho. El globo de 1:40 se va,... el de 1:45 no llega. Gonzalo se empieza a quedar, veo que no es su día (está recién aterrizado de un viaje relámpago a una de sus batallas en Francia). Así que ya avanzamos cada uno a su ritmo. Intento poner el mío de los entrenos y voy bajando un poco de los 5' el kilómetro. La primera vuelta la acabo bastante bien. Y comenzamos la segunda igual, cómodo dentro del esfuerzo. Me he clavado detrás de un trío con la misma camiseta , algo de "AAA" o algo así. Nuevo paso por Independencia y a bajar hasta el Ebro. Abandono a los AAA. Este trozo se me hace más largo y siento que voy más cansado y no tan alegre. Ya junto al Ebro hay que echar el resto y vuelvo a aumentar el ritmo un poquito, y siento que puedo. Pasado el azud me pasan unos con camisetas "Corriendo por Huesca" y me digo, estos son los míos; pues no, no eran porque van un poco más deprisa de lo conveniente, pero me han echo aumentar el ritmo y el cansancio. En las curvas no me cruzo con ninguno de los dos globos. Pero si veo que voy delante de algún otro de los de "Corriendo por Huesca" (así que tampoco pasa nada por que los otros los lleve algo delante). Pasamos el Ebro y ya sí que queda poco. Me noto bien dentro de lo que cabe y aumento otro poquillo para realizar el esfuerzo final. Un pequeño esprint en el Paseo,...y se acabó. En mi reloj (desde la salida a meta): 1h. 42' 11' ( bueno 11' ó 21 ó 31, no me acuerdo bien). No está mal. Devoro las bebidas y me abrigo, esperando a Gonzalo, que llega con aun amiguete un poco más de las 2h. Lo mejor de todo es que al poco de terminar me noto bastante recuperado. Aunque supongo que mañana me dolerán hasta las muelas,...
Miro en casa la clasificación y no aparezco, o el chip no ha funcionado o me he traspapelado. Menos mal que han hecho un video de las llegadas y allí espero verme,... Estoy "indignao" y por eso no pongo el enlace.

viernes, 23 de abril de 2010

IX JORGEADA: Tramo Almudévar-Huesca (23/04/2010)

Pese a que ayer noche al recoger las acreditaciones en la Plaza del Pilar chispeaba, hoy no ha caído ni una gota en todo el trayecto. Tras el viaje en autocar y olisquear los chorizos y longanizas a la brasa en el campo de fútbol de Almudévar, dejo la mochila y comienzo a correr junto a la Coliseum. Los kilómetros no están marcados, me tengo que fiar de las sensaciones para calcular si el ritmo es conveniente; espero bajar de 2h. pero no tengo ni idea de lo que me puede costar hacer casi 20 kms., con subidas y bajadas. Voy pasando andarines. Creo que he empezado demasiado deprisa, aunque voy a gusto. Primero por pista, después un tramo de campo a través por el que tuve que ir con ciudado; ya con la Hoya de Huesca a la vista, vuelve la pista; se cruza la autovía, y tras un corto tramo de asfalto, vuelve la pista junto a PLHUS y Walqa; algunos repechos que se hacen duros ( los peores momentos, efectivamente debo haber ido demasiado "alegre") y vuelta a la carretera para entrar ya en el casco urbano de Huesca (concesionario de coches, supermercado, ¡cuantas rotondas! ¡qué larga esta recta!...). Justo antes del Hospital, corta rampa hacia el cerro de San Jorge. Ahora parece que voy mejor y no me queda "ná". A mitad de subida perdí las marcas y fui hacia la llegada,...de las carreras populares de San Jorge de Huesca. Tiempo en mi cronómetro: 1h. 32' 40'' (o es el correcto, o se me paró el reloj). La hoja de ruta marca 19 kms. 390 mts. , pero intuyo algo menos por el tiempo empleado. Parece que no he ido mal, aunque he tenido mis momentos de pensar "que narices hago yo aquí". Para llegar a la ermita y hacerme la foto tuve que subir varias escaleras después de casi rodearla, no encontraba las marcas.

domingo, 18 de abril de 2010

TUCA DE GALLINERO 2.728 mts. (18/04/2010)

Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
18/04/2010; sol y calor en el ascenso; niebla en la cima; sol y nubes en la bajada.
Duración:
2h. 10’ a la cima; 4h. 20’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
816 mts. a la cima.
Dificultad:
pendientes fuertes.

Con previsiones meteorológicas inciertas pero mucha fe, nos fuimos para Cerler, Jesús con esquís de travesía y yo con las nuevas raquetas. Tras un viaje en el que chispeó en algún tramo, aparcamos en El Ampriu con sol encima nuestro y sobre la Tuca de Gallinero. Altitud: 1.912 mts.Comenzamos a caminar por la pista del Ampriu, con la extraña visión de la estación de esquí abandonada. Se nos adelantó otro esquiador que ascendía a toda máquina hacia el collado este bajo la Tuca. Ya había varias personas allí arriba. Nosotros a buen ritmo pero más lento, fuimos ascendiendo siguiendo a tramos varias pistas y acortando fuera de ellas a veces. Empezaron a asomar los Montes Malditos; a ratos se veía el Perdiguero, aunque las nubes comenzaban a tapar algunas cimas de alrededor. Las últimas palas antes del collado son bastante empinadas y Jesús empezó a ser víctima de “zuecos” en su esquí izquierdo, lo que dificultaba su progresión. El día estaba radiante, el calor apretaba. Tras tomar agua en el collado, nos dirigimos en principio hacia el final de la telesilla, hasta que Jesús decidió tirar más directamente hacia la cima, por una ladera bastante empinada por la que costaba trabajo la progresión. Más a Jesús que a mí, por los malditos zuecos. Con gran esfuerzo, alcanzamos el cordal a pocos metros de la cima, en la que tres esquiadores habían llegado desde El Molino. En total, invertimos 2h. 10’ desde el aparcamiento. Altitud: 2.728 mts.
Las nubes habían ido subiendo desde el valle. Al llegar arriba aún se podía contemplar el Macizo de la Maladeta. Al rato, la niebla comenzó a envolvernos. Pese a ello, la temperatura se mantuvo agradable. Almorzamos. Llegaron varios grupos de esquiadores que ante la nula visión emprendieron pronto el regreso. Nosotros esperamos por si aclaraba, pero como no fue así, iniciamos el regreso junto con una última esquiadora. Por las primeras palas, muy inclinadas, el descenso me fue dificultoso; Jesús me iba esperando. Pronto salimos de la niebla y el calor volvió a apretar, aunque el cielo estaba nublado. Tras el collado, una última pala fuerte y el resto del trayecto ya fue más fácil. Una uña mal cortada me hizo ver las estrellas el tramo final, pues rozaba y hería a su compañero. Tras casi chafar a un par de sapos copulando sobre la nieve, volvimos a estar junto a las taquillas. En total, 4h. 20’. Estupenda excursión.



lunes, 12 de abril de 2010

CASTILLO DE SAMITIER desde Mesón de Ligüerre (10/04/10)

Participantes:
Ana y Oscar.
Fecha y meteo.:
10/04/2010; totalmente soleado y bastante calor; airecillo agradable en el descenso.
Duración:
45’ a Samitier; 1h. 30’ al Castillo; 3h. 15’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
185 mts. a Samitier; 463 mts. al Castillo; 525 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna.

La idea original era caminar un poco desde Samitier hasta su castillo; pero para hacer un poquito más “de pierna”, dejamos el coche en Mesón de Ligüerre y alargamos la ruta con el tramo de GR que une las dos localidades. Altitud: 460 mts. El día, espléndido, más calor de lo esperado.
Tras titubear un poco, encontramos las señales del GR en la carretera que une Mesón de Ligüerre con Ligüerre. Al poco la abandona para encarar una corta pendiente de losas de roca. Después la cosa se suaviza y seguimos ascendiendo moderadamente hasta terminar de remontar una loma. Descendimos unos metros y un suavísimo ascenso entre matorral, encinas y robles nos llevó hasta las inmediaciones de Samitier. En los últimos metros se combinan caminos vecinales y sendero. A los 45’ llegamos junto a las primeras casas de Samitier. Ana era víctima de la inactividad en cuanto el camino se empinaba, y el ritmo que llevamos fue tranquilo. Abandonamos el GR y nos dirigimos hacia la derecha, a una pequeña plaza con fuente junto a la iglesia. Desde allí, indicado con carteles, nace una pista en mal estado hacia la ermita de Santa Waldesca, y a la de San Emeterio y San Celedonio, situada junto al castillo. Tras no tomar una pista a la derecha (viejísimo y apenas legible cartel), pasamos junto a una explotación ganadera y seguimos, tomando en una bifurcación la pista de la derecha. En varias lazados nos situamos bajo la primera de las ermitas, pequeña y bien reconstruida. La visitamos brevemente. Un par de familias nos acompañaban. Siguiendo la pista, al poco el camino se desvía a la izquierda (mojón) para bordear una loma, pudiendo ver ya nuestro destino, al que llegamos en 1h. 30’. Altitud: 861 mts. Buenas vistas de Mediano, Las Tres Sorores, Peña Montañesa y el Entremón.





El descenso lo hicimos por el mismo camino, el sol pegaba fuerte, y agradecimos un airecillo que se levantó. Se notó la cuesta abajo, pues se nos hizo corto y rápido. Al final, invertimos en total 3h. 15’ en completar el recorrido.
NOTA:
Muy recomendable para ir con críos, personas poco habituadas ( y para que Alberto se reinicie o Paco se desapoltrone, aunque no hay bar arriba y la cerveza la tendrá que cargar, eso sí, con ir desde Samitier ya vale,...)

domingo, 28 de marzo de 2010

PICÓN Y MATAPAÑOS desde San Julián (27/03/2010)

Participantes:
Miguel Angel, Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo:
27/03/2010; sol y nubes; viento; día frío salvo el último tramo de descenso.
Duración:
1h. 50’ al Picón; 4h. al Matapaños; 6h. 45’ la ruta total.
Desnivel:
781 mts. al Picón; 1.043 al Matapaños; 1.073 mts. la ruta total.
Dificultad:
clavos en paso horizontal algo expuesto de II+; 2 clavijas en destrepe fácil de II.

Realizamos el mismo trayecto que un mes antes, y aparcamos en la pequeña explanada frente al Barranco de San Martín. Unos perros enfurecidos nos estuvieron persiguiendo el último tramo y menos mal que abandonaron poco antes del aparcamiento; no nos hubiéramos atrevido a salir del vehículo. Altitud: 680 mts. Javier había salido corriendo desde Huesca. Hay gustos para todo.Tras tomar la senda de Peña Amán, antes de una mallata derruida se inicia el sendero, (qué “encoscao” lo han dejado) que nos acerca a la Cresta del Cobatar, en la que Javi nos pilló. Ya todos unidos ascendimos a buen ritmo. Al cruzar un barranco se les acabó el tiempo o las ganas a los de la limpieza, y el terreno ya está más vestido y el sendero más difuminado. Nos plantamos bajo las paredes del Picón. Tuvimos que realizar un paso horizontal equipado con varios viejos pitones a los que se unió en un último paso la mano de Jesús. Tras ello, una pendiente empinada nos dejó en la cima del Picón. Altitud: 1.406 mts. Llevábamos 1h. 50’. Hacía fresco cuando las nubes tapaban el sol. El viento soplaba a ratos fuerte. En el cuaderno de cima, una nota del año 93 de Jesús, Javier y Jorge.









Tras tomar un tentempié iniciamos el descenso hacia un barranquete que teníamos que ascender para situarnos en la loma que continuaba suavemente hacia el Matapaños. Destrepamos unas gradas, fáciles, ayudados en dos tramos por un par de clavijas. Nos adentramos por el barranco, muy vestido, en el que tuvimos que reptar incluso, y llegamos al cordal, Peña Lenases. Tras llanear, un mar de erizones sin sendero alguno nos dejó en la Punta Norte y tras descender unos metros y encontrar restos de senda, un último repechillo nos llevó a la redondeada cima del Matapaños. Altitud: 1.530 mts. Mojón, hito y una pareja de ciclistas. Almorzamos. Cayeron unos pocos copos. ¡Qué rasca...!
Descendimos, por supuesto sin senda ni nada parecido, por una empinada pedrera y una auténtica “selva” hacia el Collado de San Salvador, asomándonos antes para ver San Martín de la Bal D’Onsera. Por fin, ya por sendero, pasamos el Paso dera Biñeta y llegamos al Barranco. Para evitar a los perros lo seguimos hasta el final, convirtiéndose en una pequeña sesión de barranquismo del que logramos salir sin mojarnos (mucho). Al final, 6h. y 50’ el recorrido total. Tengo las piernas como después de una sesión de acupuntura. Pero no digo que no volveré, no me pase como a otros,…








MÁS FOTOS (pincha aquí)