lunes, 12 de abril de 2010

CASTILLO DE SAMITIER desde Mesón de Ligüerre (10/04/10)

Participantes:
Ana y Oscar.
Fecha y meteo.:
10/04/2010; totalmente soleado y bastante calor; airecillo agradable en el descenso.
Duración:
45’ a Samitier; 1h. 30’ al Castillo; 3h. 15’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
185 mts. a Samitier; 463 mts. al Castillo; 525 mts. la ruta total.
Dificultad:
ninguna.

La idea original era caminar un poco desde Samitier hasta su castillo; pero para hacer un poquito más “de pierna”, dejamos el coche en Mesón de Ligüerre y alargamos la ruta con el tramo de GR que une las dos localidades. Altitud: 460 mts. El día, espléndido, más calor de lo esperado.
Tras titubear un poco, encontramos las señales del GR en la carretera que une Mesón de Ligüerre con Ligüerre. Al poco la abandona para encarar una corta pendiente de losas de roca. Después la cosa se suaviza y seguimos ascendiendo moderadamente hasta terminar de remontar una loma. Descendimos unos metros y un suavísimo ascenso entre matorral, encinas y robles nos llevó hasta las inmediaciones de Samitier. En los últimos metros se combinan caminos vecinales y sendero. A los 45’ llegamos junto a las primeras casas de Samitier. Ana era víctima de la inactividad en cuanto el camino se empinaba, y el ritmo que llevamos fue tranquilo. Abandonamos el GR y nos dirigimos hacia la derecha, a una pequeña plaza con fuente junto a la iglesia. Desde allí, indicado con carteles, nace una pista en mal estado hacia la ermita de Santa Waldesca, y a la de San Emeterio y San Celedonio, situada junto al castillo. Tras no tomar una pista a la derecha (viejísimo y apenas legible cartel), pasamos junto a una explotación ganadera y seguimos, tomando en una bifurcación la pista de la derecha. En varias lazados nos situamos bajo la primera de las ermitas, pequeña y bien reconstruida. La visitamos brevemente. Un par de familias nos acompañaban. Siguiendo la pista, al poco el camino se desvía a la izquierda (mojón) para bordear una loma, pudiendo ver ya nuestro destino, al que llegamos en 1h. 30’. Altitud: 861 mts. Buenas vistas de Mediano, Las Tres Sorores, Peña Montañesa y el Entremón.





El descenso lo hicimos por el mismo camino, el sol pegaba fuerte, y agradecimos un airecillo que se levantó. Se notó la cuesta abajo, pues se nos hizo corto y rápido. Al final, invertimos en total 3h. 15’ en completar el recorrido.
NOTA:
Muy recomendable para ir con críos, personas poco habituadas ( y para que Alberto se reinicie o Paco se desapoltrone, aunque no hay bar arriba y la cerveza la tendrá que cargar, eso sí, con ir desde Samitier ya vale,...)

6 comentarios:

  1. Está muy bien narrado y escrito. Da ganas de ir....

    ResponderEliminar
  2. Alberto esta tan bien narrado como tus andanzas por el mundo, que tambien las podias escribir para darnos un poco de envidia y que nos dieran ganas de ir. Me imagino que ya casi estaras preparado para venir de montaña como dijiste.
    Oscar dile a tu hermano que si te ayudara ya estaria escrito.
    saludos a los Vazquez

    ResponderEliminar
  3. Paciencia, todo se andará,...(nunca mejor dicho) Ya está colgada.

    ResponderEliminar
  4. Desapoltrone, desapoltrone... Mira quien va a hablar, el que tiene las raquetas en el trastero sin quitar las etiquetas ni la funda,a pesar de mis reiteradas ofertas.¿Y para cuándo el Peiró y los caracoles?

    ResponderEliminar
  5. Por fin, don Paco; no hay como pinchar para animar incluso a los más reacios a poner comentarios.
    Si no hay novedad, día 2 de mayo.

    ResponderEliminar
  6. Hombre, por alusiones. Es que ahora todo el ciberespacio cree que necesito un chiringuito en cada ibon.
    Por cierto, tengo ganas de ver a Alberto en alguna de esas fotos cimeras del blog, que cunda el ejemplo.

    ResponderEliminar