domingo, 18 de abril de 2010

TUCA DE GALLINERO 2.728 mts. (18/04/2010)

Participantes:
Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
18/04/2010; sol y calor en el ascenso; niebla en la cima; sol y nubes en la bajada.
Duración:
2h. 10’ a la cima; 4h. 20’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
816 mts. a la cima.
Dificultad:
pendientes fuertes.

Con previsiones meteorológicas inciertas pero mucha fe, nos fuimos para Cerler, Jesús con esquís de travesía y yo con las nuevas raquetas. Tras un viaje en el que chispeó en algún tramo, aparcamos en El Ampriu con sol encima nuestro y sobre la Tuca de Gallinero. Altitud: 1.912 mts.Comenzamos a caminar por la pista del Ampriu, con la extraña visión de la estación de esquí abandonada. Se nos adelantó otro esquiador que ascendía a toda máquina hacia el collado este bajo la Tuca. Ya había varias personas allí arriba. Nosotros a buen ritmo pero más lento, fuimos ascendiendo siguiendo a tramos varias pistas y acortando fuera de ellas a veces. Empezaron a asomar los Montes Malditos; a ratos se veía el Perdiguero, aunque las nubes comenzaban a tapar algunas cimas de alrededor. Las últimas palas antes del collado son bastante empinadas y Jesús empezó a ser víctima de “zuecos” en su esquí izquierdo, lo que dificultaba su progresión. El día estaba radiante, el calor apretaba. Tras tomar agua en el collado, nos dirigimos en principio hacia el final de la telesilla, hasta que Jesús decidió tirar más directamente hacia la cima, por una ladera bastante empinada por la que costaba trabajo la progresión. Más a Jesús que a mí, por los malditos zuecos. Con gran esfuerzo, alcanzamos el cordal a pocos metros de la cima, en la que tres esquiadores habían llegado desde El Molino. En total, invertimos 2h. 10’ desde el aparcamiento. Altitud: 2.728 mts.
Las nubes habían ido subiendo desde el valle. Al llegar arriba aún se podía contemplar el Macizo de la Maladeta. Al rato, la niebla comenzó a envolvernos. Pese a ello, la temperatura se mantuvo agradable. Almorzamos. Llegaron varios grupos de esquiadores que ante la nula visión emprendieron pronto el regreso. Nosotros esperamos por si aclaraba, pero como no fue así, iniciamos el regreso junto con una última esquiadora. Por las primeras palas, muy inclinadas, el descenso me fue dificultoso; Jesús me iba esperando. Pronto salimos de la niebla y el calor volvió a apretar, aunque el cielo estaba nublado. Tras el collado, una última pala fuerte y el resto del trayecto ya fue más fácil. Una uña mal cortada me hizo ver las estrellas el tramo final, pues rozaba y hería a su compañero. Tras casi chafar a un par de sapos copulando sobre la nieve, volvimos a estar junto a las taquillas. En total, 4h. 20’. Estupenda excursión.



11 comentarios:

  1. Por fin! Ya creía que iban a quedarse sin pisar la nieve este año las dichosas raquetas. ¿Qué modelo son? Por las fotos parecen TSL 325 azules...
    Y los pobres sapos, es lo que tiene el amor, que no encuentra barreras climáticas ni orográficas.
    Para terminar, un refranillo. "En Abril ya busca pareja el reptil" (vale, me lo he inventado, y ya sé que son batracios, pero es que tenía que rimar, oiga)

    ResponderEliminar
  2. Son TSL pero 205, para gente "ligera" y fijaciones manuales de correas. De oferta en Decatlon. Lo garcioso es que hasta que no vi la foto creía haber fotografiado a un solo sapo, la sorpresa me la llevé en cas.

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre había usado las de correas, pero para subir a Aguas Tuertas probé las 325 con fijación automática tipo cremallera... y vi la luz!. Vaya diferencia! Claro que hay que estar dispuesto a gastarse más de 150 boniatos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Lo que hace falta es más pierna! correa o cremallera da igual,...solo es comodidad.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo las 325 de cremallera y te aseguro que van muy bien. Y creo recordar que tampoco era tanta la diferencia de precio.

    ResponderEliminar
  6. Ojo, que yo no digo que no vayan mejor, por algo cuestan más,...Yo suelo hacer una o dos salidas al año con raquetas y me pareció suficiente las correas.

    ResponderEliminar
  7. Buuenos días, te vuelvo a enviar este mensaje porque creo que no te llegó POR CORREO, pues me ha devuelto algo:
    En Osan Hice mejor tiempo que el año pasado, pero las piernas en las subidas no las tenía finas, no se si por haber hecho la maratón de montaña tan dura el mes pasado y haber entrenado demasiado fuerte el domingo pasado pues me subí a Guara desde la Tejería por la directa, sin comer y con dos sorbos de agua, y sin parar ni a mear 1h. 44m. y baje por la fuente salada, una bajada sin camino hasta que coges la fuente y luego una larga pista con subidas y bajadas hasta el coche. Pero bien, como mejoré, hasta que los años me echen.
    Propuesta: 42 km. (la hacemos cuando quieras andando y si quieres trotando en las bajadas es como etapa y media del camino de SAntiago, con equipaje ligero, mochila pequeña...Y dos coches, uno en Ainsa y otro en Abizanda) Abizanda Ainsa, por la GR1 Abizanda Liguerre de Cinca, y por la GR19, desde Liguerre de Cinca hasta Ainsa. Recorrido: Abizanda, Escanilla (km 6), Mesón de Liguerre (Km. 9) Liguerre de Cinca (Km. 13) Presa de Mediano por el Entremon (Km. 18) Lumo de Muro (Km. 23), Cruce de la Corona (Km. 27), Griebal (Km. 34) Banastón (Km. 39) y Ainsa (Km. 42).
    Total: 1.400 de desnivel acumulado.
    Ya dirás. Si haces media maratón corriendo, estás preparado para hacerla andando. Y además te iría bien para coger fondo aunque la hagas andando.
    Y nada de mariconadas de subir solo al Gallinero.
    Chao.
    Y como dice TEO: "SIN DOLOR NO HAY BENEFICIO"

    ResponderEliminar
  8. A ver si te entiendo,supongo que la propuesta es para mí y no para Ramón y cía,... Aún no he hecho la media maratón corriendo, eso es el día 9 de mayo; ya veremos cómo acabo; y si acabo bien, habré hecho MEDIA maratón, y 42 kms es UNA maratón. Si crees que por ahacer media corriendo soy capaz de hacer una andando puede que sí, pero 1.400 mts de desnivel son "muchos"...es como subir el Garmo Negro desde el Balneario. no sé, no sé ( no me extraña que mi cuenta te devolviera el correo)

    ResponderEliminar
  9. Pues anda que si me lo llega a mandar a mí... el correo no sólo se lo devuelve sino que igual hasta le pide intereses :)
    Mejor me espero al Peiró (y los caracoles, claro)

    ResponderEliminar
  10. El sapo de la foto es un discoglosus pictus.
    Es decir un sapillo pintojo,
    Común en ciertas latitudes ibericas.

    ResponderEliminar