domingo, 12 de septiembre de 2010

MARBORÉ, PICOS DE LA CASCADA Y ESPALDA desde Cuello Gordo (11/09/2010)




Participantes:
Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.:
11/09/2010; día soleado y cálido, algunas nubecillas de evolución.
Duración:
4h. 55’ al Marboré; 7h. 10’ a la Espalda; 11h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.250 mts. acumulados al Marboré; 1.401 a la Espalda; 1.516 mts. en total (24 kms.)
Dificultad:
ninguna.

Tras dormir en el Hotel Palazio el minibús nos dejó cerca de las 8:00 en la Pista de Las Cutas, en las inmediaciones de Cuello Gordo. Altitud de inicio: 2.172 mts. Después de un primer repechillo herboso para calentar, llegamos al Cuello y avanzamos sobre las paredes sur de Ordesa sin ganar ni perder apenas altura. Las Tres Sorores parecían cercanas; algo más lejos el Marboré. Nos acercábamos a Góriz. No llegamos al Refugio, lo dejamos un poco más abajo. Pablo y Lola se quedaron, como tenían previsto; Benjamín, acatarrado, también. El resto enlazamos con la ruta normal al Perdido. Comenzaba el verdadero ascenso. El camino es bueno aunque empinado. Tras salvar un murete, llegamos a la Ciudad de Piedra, en la que hicimos una pequeña pausa para después abandonar el camino al Monte Perdido y seguir los hitos que avanzan bajo las paredes sur del Cilindro. Íbamos guiados por Julián. Salvamos varios escalones y depresiones y afrontamos un fuerte repecho pedregoso que castigó duramente al personal; apareció algún calambre y el cansancio se reflejaba en las caras. Ana sufrió la cuesta pero la cima estaba cercana. Tan sólo restaba superar por terreno empinado pero ya no tan duro la ladera sur del Marboré. Alcanzábamos la anchísima y casi plana cima de piedras rojizas a las 4h. 55’. Altitud: 3.248 mts. Las vistas de las paredes que caen sobre Gavarnie son espectaculares. Almorzamos y reposamos un buen rato.



Cima del Pico Marboré, con el Vignemale detrás.

Jesús Ruiz tomó las riendas (ya se hablaba de regresar sin visitar las cimas siguientes) y descendimos desviándonos de la ruta de subida para llegar a un collado bajo el Pico Oriental de la Cascada. Un repecho corto y unos metros de fácil cresta nos llevaron a la cima. Altitud: 3.161 mts. Algunos dejaron mochila en el collado, pues volvimos a él. Para alcanzar el Pico Central de la Cascada sin perder mucha altura tuvimos que bordear con cuidado la pared sur del Oriental por un sendero pegado a ella. Tras llegar al collado intermedio, un nuevo repechillo aún más corto y fácil nos dejó junto al hito del llamado también Pico Brulle. Altitud: 3.106 mts. La roca había mutado al gris.
Sin apenas descanso descendimos a una pequeña depresión y ascendimos unos pocos metros para plantarnos en un suave contrafuerte que cae de la cima del Pico Occidental de la Cascada.
Aquí nos dividimos; ocho decidieron comenzar el largo regreso, más que por fuerzas para descender más tranquilamente; Ana entre ellos. El resto, otros ocho, tiramos para arriba. En pocos minutos salvamos los metros que nos separaban del mojón cimero del Pico Occidental de la Cascada, que resultó tener la cima más aérea de las tres, tras un ascenso por terreno rocoso pero sin dificultades. Altitud: 3.095 mts. Llevábamos 7h.

Cima del Pico Oriental de la Cascada con el Marboré detrás.

Para hollar la cima de la Espalda nos restaba un pequeño descenso y un suave y cortísimo ascenso por terreno muy cómodo, una ancha y tendida ladera de trozos de terraza de pisar blando. A las 7h. 10’ culminábamos el recorrido previsto pisando la cima de la Espalda de Marboré. Altitud: 3.073 mts. Algunas nubecillas tapaban el Cilindro y Perdido y comenzó a levantarse un vientecillo fresco que nos hizo tirar para abajo rápidamente. Salvamos una serie de graderíos siguiendo los mojones y enlazamos con la ruta de subida rápidamente. En ese momento nos dimos cuenta que íbamos muy bien de tiempo y nos tomamos con calma el resto del regreso. Además la amenaza de las nubes había desaparecido pronto. Llegamos a la Ciudad de Piedra donde hicimos una pausa. Continuamos. Con las inmediaciones de Góriz ya a la vista nos comunicamos vía radio con el grupo cabecero que ya había dejado atrás el Refugio y nos veía descender. Como continuaron sin esperarnos, nosotros aprovechamos para refrescarnos los pies en unas badinas a los pies del Collado Superior de Góriz. Tras el relax, reanudamos la marcha ya por el buen sendero que discurre sobre las paredes de Ordesa. De repente nuestros cabeceros pusieron un buen ritmo, debían tener ganas de llegar. Llegamos al lugar de recogida del autocar a las 19:15, tras 11h. 30’ de marcha. Allí nos esperaba el resto del grupo, que habían descendido más tranquilamente.
Pero las fotos ya están.

5 comentarios:

  1. Ana: ¿què tal esta experiencia?.A Oscar casi que ni le pregunto porque él está algo mas acostumbrado.¡Enhorabuena a los dos por hacer cima/s!.

    ResponderEliminar
  2. soy Ana. Estoy muy contenta, aumque tengo bastante agujetas. Me encantó la excursión y me encontré mejor de lo que esperaba. Quien eres?

    ResponderEliminar
  3. ¿ No te lo imaginas?. Una amiga que envidia tremendamente tu forma física y todavía mas la de Oscar, para poder hacer esas pedazos de excursiones.¡Me encantaría estar a vuestro nivel!.Pero ya sabes la vida de "PERROS" que llevo.

    ResponderEliminar
  4. La excursión parece floja, si la puede hacer alguien con una sudadera en la que pone "Praha Drinking Team".
    Ana, eres de los míos...
    No avanzamos nada.

    ResponderEliminar
  5. Ay! los añicos que tiene la sudadera,...Y lo bien que sienta la que te tomas después.
    ¿Y la excursión al Pallas ¿qué? ¿no os gustó? Como no ponéis comentarios allí,...
    No tengáis envidia. Si os ponéis en forma al año que viene os propongo: noche en Palazio, Punta de las Olas (3.000), vuelta, noche en Palazio.
    A entrenar

    ResponderEliminar