domingo, 22 de agosto de 2010

Casco de Marboré (3.006 mts.) desde Bujaruelo

Participantes: Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 21/08/2010; día totalmente despejado y caluroso; algunas nubes de evolución al final.
Duración: 2h. 15’ al Puerto; 4h. 15’ a la Brecha; 5h. 15’ al Casco; 10h. 10’ la ruta total.
Desnivel: 1.734 mts. al Casco; 1.794 mts. la ruta total.
Dificultad: trepada fácil algo expuesta en la canal de acceso a la cueva; en la cueva trepada fácil.

Dejamos el coche junto a San Nicolás de Bujaruelo, con la baja de Miguel , dicen las malas lenguas que farto de fabes de allá por las Asturias no se atrevió con semejante desnivel. Altitud: 1.338 mts.
Comenzamos a caminar ascendiendo por el camino al Puerto de Bujaruelo, tantas veces recorrido y que me volvió a aparecer muy agradable. Llevábamos un ritmo llevadero, la excursión era larga. Sólo un pequeño despiste al final (Jesús no vio una marca en aspa). Tras pasar a la vertiente francesa continuamos por un terreno casi llano para acometer la parte más empinada del ascenso al Refugio de la Brecha. Atravesamos un torrente y tras remontar un último repecho rocoso ya tuvimos a la vista Refugio y Brecha. Espectacular. Por aquí ya la densidad humana era elevadísima (sobre todo de franceses que se ahorran el ascenso al Puerto). Tras una parada junto al Refugio, continuamos ascendiendo una cuesta pedregosa que nos dejó al pie del Glaciar de la Brecha, que se salva mediante una diagonal perfectamente marcada por el continuo paso de la gente. Algunos se empeñaban en pisar más nieve de lo necesario, y resbalones y caídas sin importancia eran frecuentes. Atravesamos la
Brecha, y tras un pequeño descenso abandonamos el sendero poco antes del Paso de los Sarrios para avanzar por una estrecha faja que nos dejó a los pies de una canal por la que tuvimos que trepar algunos pocos metros hasta introducirnos en una cueva vertical. No difícil aunque algo expuesta, no hay que caerse. Trepando en oposición se ascienden fácilmente los metros de la cueva, con una salida estrecha por la que no cabe una persona gorda, ni una delgada con mochila. Javier salió, yo le alcancé las tres mochilas que sacó del agujero, y por último salimos al exterior Jesús y yo. La nieve casi tapaba la salida. Entretenido y distinto. Ya salvado este muro nos restaba remontar unas gradas hasta enlazar con la ruta normal que nos llevó a la cima a las 5h. 15’ de marcha. Altitud: 3.006 mts. No estuvimos solos, pero no como en la masificada cima del cercano Taillón. Hala, más de 1.700 mts. Pero el ritmo fue humano y se llegó bastante entero. (Quizás la forma a estas altura de temporada también cuenta, esas noches frías de invierno recorriendo el tercer cinturón dan sus frutos ahora).
Bajando algo al este pudimos contemplar la Cascada de Gavarnie. Tras descansar un buen rato, y desoyendo los cantos de sirena de ascender a La Torre ( Jesús que se riló, los años no pasan en balde), regresamos a la Brecha por el Paso de los Sarrios, equipado con sirga. Nos cruzamos con dos corredoras que hacían la Vuelta al Perdido. Iban a Góriz pero por más arriba de lo recomendable, las enviamos por mejor senda que no sabemos si seguirían , porque la primera iba con mucha prisa e insistía en hacer caso al GPS. Bajamos al abarrotado Refugio, en el que comimos. Los esfuerzos que hacían un par de excursionistas con deportivas descendiendo del glaciar de la Brecha, cada paso diez segundos, y no exagero...Continuamos. Un excursionista había resbalado al pasar el torrente y estaba “embarcado” varios metros más abajo del paso. Vimos después un helicóptero sobrevolar la zona. Del Puerto hasta San Nicolás, bajamos a todo gas, casi corriendo ( no sé porqué pongo el casi). En total, 10h. 10’. Y Javier insitiendo en buscarse acompañante para la Moscowa desde San Nicolás (algo más de 2.000 metretes de desnivel,...), ¿hay algún voluntario?
Lo único malo de la excursión, es que ves tantas cimas por pisar que te pones nervioso, porque además te llaman, os lo prometo: Vignemale, Marboré, Astazús, Cilindro, La Munia,...menos mal que hay otras en las que ya has estado y las saludas como a un familiar: Gabietos, Taillón, bueno este no estoy seguro, que había mucha niebla el día que pasé por allí, Escuzana, Perdido, Pic Long, pedazo de montaña el Pic Long,... y alguna más..
.
Y se acabó, aquí van las Fotos.

domingo, 8 de agosto de 2010

PICO DE ALBA (3.118 mts.) desde los Baños


Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:
05/08/2010; viento frío, nubes y llovizna al inicio; luego despejó, sol sin mucho calor.
Duración:
4h. al Alba; 6h. 45’ a la Tuca Blanca de Paderna; 9h. 30’ la ruta total.
Desnivel y longitud:
1.438 mts. al Alba; 1.543 mts. a la Tuca Blanca. 11,6 kms. la ruta total.
Dificultad:
corta cresta al Alba, fácil, poco aérea y expuesta; tramos de bloques de granito.

Aparcamos junto a los Baños de Benasque, hermoso entorno pero el edificio algo descuidado. Altitud: 1.680 mts. El cielo casi todo cubierto pese al sol del valle más abajo; viento fresco que traía una llovizna “calabobos”. Con estas premisas comenzamos a caminar por la senda que lleva al Hospital.
Al poco nace a la derecha la senda marcada “Alba”. Asciende violentamente por bosque y junto a un barranco la Canal del Turonet (desde la carretera parece imposible). No apta para piernas flojas. Tras un descansillo, unos repechos sobre piso herboso nos conducen a orillas del Ibón Inferior de Alba. Precioso rincón. Vimos gente acampada. La llovizna intermitente pero frecuente nos había medio calado, pero parecía que el sol quería vencer a las nubes que el viento traía del norte. A ratos aparecía algún claro. Bordeamos el ibón por su izquierda y nos lanzamos al asalto de duras pendientes mixtas de hierba y piedras, siguiendo mojones pero sin sendero claro. Nos plantamos bajo la mole cimera del Pico de Alba, cruzándonos con un trío que bajaba hacia La Renclusa. Ya transitábamos por un mar de incómodos bloques de granito. El macizo es así ¿qué esperábamos? No quedaban apenas neveros. El sol ganaba la partida, el día mejoraba por momentos. Siguiendo los hitos ascendimos hasta la cresta por una ancha canal de tierra y piedras. La cresta es fácil y corta, y tan sólo requiere llevar cuidado. A las 4h. hollábamos la cima del Pico de Alba . Altitud: 3.118 mts.


Tras almorzar, iniciamos el regreso,… pero abandonando bajo la cima la ruta de subida para dirigirnos, atravesando otro mar de bloques, a un collado bajo la Tuca Blanca de Paderna. Allí dejamos los palos y las mochilas (salvo Jesús) y acometimos una corta subida, salvando unas gradas y ascendiendo el último tramo de una fácil canal por un piso blanco de ¿cuarzo?, muy áspero y algo cortante. A las 6h. 45’ nos plantamos junto a un mogote-cima. Altitud: 2.857 mts. Tras volver y recoger nuestras cosas, descendimos por donde Jesús quiso llevarnos, primero entre bloques, más tarde por gradas conformadas por pendientes herbosas muy empinadas y llenas de agujeros-trampa, hasta llegar con alivio a orillas del Ibón inferior de Alba. Sin senda ni nada parecido ni mojones… Tras reposar junto al lago, bajamos rápidamente al coche (deprisa y perdiendo altura a marchas forzadas). Al final incluso pasamos calor, lo agradecimos. En total, invertimos 9h. 30’.