viernes, 27 de mayo de 2011

PICOS BALDAIRÁN (2.701 mts.) y CATIERAS (21/05/2011)

Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
21/05/2011; sol con nubes de evolución; chaparrón suave en el descenso, aclaró.
Duración:
4h. 05’ al Pico Baldairán; 5h. 30’ al Pico Catieras. Ruta total de 9h.
Desnivel y longitud:
1.534 mts. al Pico Baldairán; 1.632 mts. al Catieras; 1.702 mts. en total. (20,1 kms.)
Dificultad:
ninguna; no hay que despistarse en el tramo final del sendero que asciende al ibón.

Por fin, tras varios años proponiéndolo, conseguí montar una “expedición” al Pico Baldairán. Pasamos el pueblo de Panticosa y aparcamos al poco de avanzar por la pista al merendero del Bolatica, aunque en realidad no lo vimos, y sí un vertedero. Altitud: 1.223 mts. Sol y ni una nube.
Comenzamos avanzando por la Pista de La Ripera, cortada con cadena, que asciende unas eses para luego continuar en ligero descenso. Tras una hora un mojón nos indicó el inicio del sendero, algo desdibujado al inicio, que nos llevó hasta el Cuello de Yenefrito, con su “Dedo” característico. El ascenso se suaviza e incluso se baja algo hasta la cabaña forestal de Yenefrito. A partir de ésta, la pendiente se pone seria. Sobre todo tras atravesar el caudaloso arroyo Laulot (menos mal que hay unas plataformas de andamio a modo de puente). Seguimos dirección este, y tras un giro al norte (ojo no seguir de frente hacia Mallaruego), atravesamos un pequeño portillón y una ladera pedregosa en la que de haber nieve dura hay que calzarse los crampones. Un pequeño descenso nos llevó a la cubeta del Ibón de Catieras. Ya asomaba la punta de la cima del Baldairán a nuestra izquierda, casi tapado por lomas herbosas en escalones, de esas traicioneras. Ya sin sendero definido las remontamos, y tras un tramo más rocoso y cruzar una vaguada sobre nevero, sin llegar al Collado de Catieras encaramos la pendiente sur del Baldairán. Hierba y roca se alternaban. Con más roca que hierba al final. En 4h. 05’ hollábamos la cima. ¡Subidón! Altitud: 2.702 mts. Habíamos subido a buen ritmo. Y casi sin hablar, o por falta de resuello o porque era jornada de reflexión,...
Las nubes de evolución, pues eso, evolucionaban. Tras almorzar descendimos al Collado (Jesús quería bajar por el sureste pero no nos motivó). Y claro, desde allí, sin mochilas, remontamos los 100 metros de pedregosa pendiente que nos separaban del Pico Catieras, con cima casi bicéfala (por si acaso, pisamos las dos). Altitud: 2.605 mts. Bajamos al collado y regresamos por el camino de ascenso. Antes del ibón comenzó a llover, un chaparrón que nos obligó a poner las capas. Pero paró pronto y nos las pudimos quitar. Ya no lo haría en el resto de la excursión, aunque la cosa se iba poniendo cada vez peor. Tras recorrer el sendero y sufrir en las plantas el tramo de pista (la bajada a la ida ahora se convirtió en subida, curioso,…), llegábamos al coche a las 9h. de ruta. ¡Subidón!










Todas mis fotos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario