domingo, 18 de septiembre de 2011

Trekking Alto Atlas (día 1): AGUERSIOUAL-TIZI OUSSEM

Participantes: Grupo Esbarre, Aragón Aventura y Oscar
Fecha y tiempo: 11/09/2011; día soleado y cálido; noche fresca, estrellada, luna casi llena.
 Duración: 2h. 15’ al punto de la comida; 4h. 15’ al Collado Tizi Oudite;  6h. 05’ a Tizi Oussem.
Desnivel y longitud: 641 mts. a Tizi Oudite; 450 mts. negativos a Tizi Oussem. Total: 771 mts. y 12,3 kms.
 Dificultad:ninguna; zapatillas de trekking.

Viaje en autobús a Madrid. Vuelo a Marrakech. Al día siguiente, trayecto en minibús hasta las proximidades del pueblo de Aguersioual, por carretera y pista asfaltada. Cerca de la Gité Mont Blanc, nos proveemos de agua, tomamos un té, dejamos los petates junto a las mulas, y comenzamos el trekking ascendiendo por una pista tras los pasos de nuestro guía local, Mustafá. Altitud de inicio: 1.570 mts.
La pista efectúa varias lazadas dejando atrás las casas de Matate. Íbamos tranquilos, charlando animadamente. Los muleros y cocineros, junto a las mulas cargadas con nuestros petates, material de apoyo y alimentos, nos pasaron a buen ritmo. Abandonamos la pista y continuamos ascendiendo por una buena senda. El paisaje es árido. Lomas salpicadas de sabinas, topos verdes sobre fondo marrón rojizo. Bajo una de ellas hicimos una primera pausa para beber y comer una mezcla de frutos secos, higos y dátiles que sacó Mustafá de su mochila. Tendrían mucho éxito, este día y los demás. Continuamos ascendiendo hasta llegar a las proximidades del collado denominado Tizi Oudite, punto más alto del día. Antes, sobre los 2.100 mts.,  vimos con sorpresa como los muleros nos habían preparado bajo la sombra que proporcionaba una gran sabina una alfombra con cojines a modo de mesa para la comida. Llevábamos 2h. 10’  de ruta. Primero, un vaso de té con menta. Para comer, ensalada local y pasta. De postre, a petición, higos chumbos ya peladitos. Así ya se puede caminar,… Tras reposar la comida, remontamos escasos metros hasta el collado. Altitud: 2.208 mts. (4h. 15’)
Comenzamos la bajada, siguiendo por buena senda hasta la aldea de Ait Aissa, situada algo por encima del fondo de un valle verde intenso, que contrasta con las laderas secas y rojizas que íbamos dejando atrás. Nos cruzamos con algunas mujeres bereberes, con la cara más o menos cubierta. De nuevo tomamos una pista que, tras descender al valle, sube hasta la aldea de Tizi Oussem, donde nos íbamos a alojar en un albergue. Por las calles del pueblo, estrechas y empinadas, nos cruzamos con mulas, hombres, niños, mujeres,… Las casas, muchas de barro y piedras; los tejados también, llanos y sin tejas. Pobreza y vida dura.  A las 6h. 05’  de marcha llegamos al albergue. Tras la distribución para dormir en diversas salas, ducha rápida en instalaciones compartidas “no muy allá”, té con galletas, descanso, y por último cena en la terraza: sopa, tagine de cordero,…Y a dormir. Fresquito al atardecer, noche estrellada con la luna casi llena rebotando en las montañas que nos rodeaban.
Las fotos, aquí.


5 comentarios:

  1. Bienvenido de nuevo a la civilización! Ahora sí que has avanzado...
    Pero vamos, que de las 199 fotos sólo son de "montaña" 10 o 12, el resto son de turista zampón de cuscus.
    Igual con la explicación escrita del viaje cambio de opinión.
    NAN

    ResponderEliminar
  2. Paciencia, dame tiempo para las crónicas.
    Té, Harira, cuscus, tagine,...hasta reventar,...Pero también caminamos lo suyo.
    Y la altura y alimentación hicieron de las suyas, algunos hemos vuelto con kilos de más, otros hemos vuelto con kilos de menos,...

    ResponderEliminar
  3. A ver si lo adivino: ¿el mal de Moctezuma en versión Magreb?
    Yo no sé qué tienen esas tierras al sur del Estrecho que es poner un pie allí y los lactobacilos se van por peteneras.
    Pues ya sabes, arrocico europeo y rehidratar. En 4 días se pasa, tranquilo.
    NAN

    ResponderEliminar
  4. Yo he vuelto con kilos de más. La única avería ha sido una uña del pie que una turista despistada me pisó y partió en Marrakech.

    ResponderEliminar
  5. Ah, bueno, menos mal...
    ¿Y la crónica del viaje? ¿Para cuándo?
    Venga, corre... que el sábado embarcamos y no me quiero hacer a la mar con este sinvivir.
    NAN

    ResponderEliminar