domingo, 13 de noviembre de 2011

CALCENADA DE OTOÑO (13/11/2011)

Tras la excursión y comida anual de Esbarre del sábado, el domingo tocaba madrugar más aún para dirigirnos al pueblo de Calcena, en la llamada cara oculta del Moncayo. La razón: la andada denominada Calcenada de otoño: 21 kms. por los alrededores de Calcena. Esta vez me acompañaban mis padres y unos amigos que la iban a realizar andando. Y el menda, que iba a corretear un poco a ver si acababa yo con el catarrillo (que llevo ya más de dos semanas) o acaba el catarro conmigo.
Tras coger dorsales y demás, tomamos chocolate con bizcochos y comenzamos el recorrido. Hay que decir que no es una carrera ni una marcha competitiva. A partir de las 8:00 se sale cuando uno quiere y no hay controles de tiempos ni nada. Nosotros salimos sobre las 8 y media. Me despido de los andadores y comienzo a trotar. Los 2,75 primeros kilómetros son un sendero de fuerte subida a una ermita en los que se salvan unos 350 mts.de desnivel. La subida se agarra a las piernas y casi agradezco que la gente que anda no me deje pasar en algunas ocasiones; lo aprovecho para caminar, eso sí , deprisilla. En la ermita hay un avituallamiento de bebida (que bebo) y bocadillo de brasa ( del que paso, obviamente). Y a partir de aquí el camino será una pista que permite correr y en la que la gente ya no tapona. Con trozos llanos y subes y bajas no muy pronunciados. Pongo una marcheta llevadera y van pasando los kilómetros. Avituallamiento en el 8,5 con fruta y bebida, en el que un corredor me pasa. Ahora ya la pista va descendiendo de manera continua. Pasamos a los primeros andadores, que van caminando como si les persiguiera el diablo. Con él algo por delante ayudándome a mantener el ritmo, llegamos al avituallamiento del km. 15, en el que van a dar caldo, y digo que van a dar porque aún no tienen preparado el caldo, tampoco lo hubiéramos tomado ninguno de los dos. Me pregunta el corredor si me espera, yo le digo que va más deprisa y que siga, pero al llegar a la carretera, desde la que quedan varios kilómetros al final, ns juntamos y vamos los dos charlando. Este tramo se nos hace muy corto. Es de Alagón y no es la primera vez que corre esto, pero no hace carreras de montaña ni de asfalto. Llegamos juntos a meta, bastante enteros, sin haber forzado demasiado, no se trataba de eso. Ya había llegado algún corredor. Al final salieron poco más de 21 kms. (por su GPS) en 2h. más o menos.
Me dio tiempo hasta de una cabezadita en el coche antes de ir a esperar al resto del grupo. Todos muy contentos.
Bonita experiencia. Día nublado , sin frío ni calor, bueno para correr.
Tontín, tonteando, que en 8 días llevo tres medias maratones,...eso sí, tranquilas.

3 comentarios:

  1. Estás hecho una máquina. Carreritas por la montaña para relajarse... Casi nada...
    Un abrazo. Gonzalo :-D

    ResponderEliminar
  2. La "pega" de correrla es tener que saltarse algunos avituallamientos.
    ¿siguen dando cerveza en el ultimo?
    yo despues de llegar a meta volvi para disfrutarla.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  3. En el último ni paré; daban conguitos, cerveza no sé.
    Saludos

    ResponderEliminar