domingo, 20 de febrero de 2011

ERATA desde Barbenuta (20/02/2011)



Con las nevadas recientes y el riesgo de aludes en nivel 4, el tema estaba claro para evitar sustos: Sierra de Guara o cotas más bajas: ¿La Espata? ¿Erata? Al final nos decantamos por este último.

Participantes: Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 20/02/2011; día soleado; buena temperatura, tan sólo frío al inicio del descenso. Duración: 2h. 30’ al Erata ; 5h. 30’ la ruta total.

Desnivel y longitud: 832 mts. a la cima del Erata; 929 mts. acumulados en la ruta total (15,4 kms.)
Dificultad: ninguna.

Tras madrugar más de lo necesario para evitar las hordas de esquiadores, nos plantamos en la pequeña localidad de Barbenuta. Aparcamos a la salida del pueblo, junto a la pista que lleva Espierre. Altitud de inicio: 1.190 mts. Avanzamos por la pista, atravesamos las casas de Espierre observando algunas rehabilitadas. Vimos un cazador y le preguntamos por donde iban a tirar: no había peligro. Continuamos hasta pasar junto a una vieja cabaña. Unos metros adelante unos mojones a la izquierda nos hacen tomar un sendero algo vestido por el que vamos ascendiendo hacia un collado, ya en la divisoria entre la vertiente de Espierre y la de Yésero. Antes del collado el bosque y matorral alto dio paso a terreno despejado vestido de erizón. Pisando nieve alcanzamos el collado. El día es soleado y no hace mucho frío, pero en la umbría del collado hace fresco. Continuamos remontando unos repechos, durillos por la pendiente y por la nieve que se hunde unos cuatro dedos, hasta alcanzar el último tramo del cordal, más llano. A las 2h. 30’ pisábamos la cima del Erata. Altitud: 2.005 mts. Hito geodésico y buzón. Se estaba bien arriba y almorzamos tranquilamente.








Jesús “propuso” regresar por otro lado visitando un par de montes más. Descendimos hasta la Ermita de San Benito de Erata, a pocos metros de la cima. Tras visitarla, leer y firmar el libro, tiramos al oeste descendiendo para remontar unos pocos metros hasta la cima llamada Punta Cunda (1.859 mts.). Había aumentado el frío. Por aquí la nieve era más abundante y nos hundíamos hasta las espinillas, y aunque llevamos polainas nos mojábamos un poco, quizás porque estaban en la mochila. Nuevo pequeño descenso a un colladete y remontamos un nuevo repecho para llegar a la cima del Pelupín, no confundir con el Pelopín (1.798 mts.). Este iba a ser el último. Retrocedimos hasta el colladete y tiramos hacia abajo, yo ya con las polainas puestas. Directamente pendiente abajo, a veces con bastante inclinación pero con abundante nieve blanda, llegamos al fondo de un barranco. Lo atravesamos y al poco se acabó la nieve. Me quité las polainas, nos quitamos algo de ropa, pues sobraba, y remontamos un tramo de senda hasta alcanzar la pista de subida, algo más adelante de donde la abandonamos a la ida. Poco antes de Espierre nos cruzamos con un par de cazadores que nos informaron de una pista que casi desde el Pelupín baja a Barbenuta. Al final 5h. 30’ de marcha.

Mis fotos, aquí