domingo, 27 de marzo de 2011

MEDIA MARATÓN DE SABIÑÁNIGO (27/03/2011)

Bajo un cielo bastante despejado, moteado con algunas nubes negras, nos hemos dado cita hoy algo más de 300 personas para correr la Media Maratón de Sabiñánigo. Entre ellos, una decena de Os Andarines d'Aragón (sección corredores). A ver si aguanta, daban lluvias, pero "la meteo que viene" anunciaba tregua hasta pasado el mediodía. Últimamente me parece que no ando tan fino en mis entrenos como el año pasado, y me pasé el sábado en Jaca montando muebles del Ikea. Entre tuercas "estronjols" y tornillos "anevedugs"acabé echo polvo. Cené pasta, aunque tras tapear por " La Nicolasa". Y encima me olvidé la glucosa que me gusta tomar antes de las carreras. Pero dejémonos de excusas y a correr,... En la linea de salida iba pensando: o ando fino e intento la hora y media, o me dejo llevar para disfrutar de la carrera. Pues al final ni una cosa ni otra. Pistoletazo y salimos ràpidos, o eso pensaba yo, porque los primeros parciales por el polígono eran algo por encima de acabar en 1h. 30', aunque a tiro. ¿ Y quién me había dicho que no había cuestas? No es el Monrepós, pero vaya cuestecillas traidoras tiene esto, tendidas pero castigan. Pasamos por contrameta, en el centro de Sabi. El trozo de antigua carretera es o se hace laaaargo. De vuelta pasan el dorsal 1,2 y 3, dos morenos y un morete, como cohetes. Al rato pasa Luis, y pasa Rafa cuando me queda ya poco para cambiar el sentido. Al fin media vuelta. Otra vez laaaaargo hasta Sabi. Al paso por 10 kms: 42' 50''. Al paso por la mitad, casi 45'. Queda la segunda vuelta, que es peor porque sabes exactamente lo que te espera. Voy justito, justito, mejor dicho, no será suficiente, porque voy tocado y tendré que ralentizar,..Y ahora que hago, ¿me dejo llevar o sigo peleando? Voy a seguir. Veo a Ramón haciendo fotos y le gritó "¡foto!". Por el polígono me mantengo, volvemos al centro. Mejor. Pero, ay, encaramos de nuevo la carretera: por el kilómetro 14 siento bastante flaqueza, física y más aún mental (lo que queda de carretera, de hora y media no bajaré, qué coño hago aquí, hoy estoy sufriendo como un perrete,...temo que sea "el hombre del mazo" ). Pienso que acabo esta carrera y cuelgo las zapatillas, me dedico a las setas, a subir mis montañas caminando, y punto. Como antes. Decidido. El domingo que viene pierdo el dinero de la inscripción en la carrera del Ebro, pero paso de correrla. Voy a ralentizar y me dejo llevar hasta meta. Bueno, mejor aflojo sólo un poco a ver que tal. Igual puedo bajar de 1h. 33' 10'' , mi marca personal". Me pasa un grupo de media docena y con ellos se va mi compañero de últimos kilómetros. El primero ya va de vuelta. Me cruzo con los siguientes. Pasa Luis, rápido. Veo a Rafa delante, a unos 200 metros. Me cruzo con él sólo algo antes que en la primera vuelta, tampoco debo ir tan tan mal, aunque sé que voy más lento, eso es innegable. Doy la media vuelta, voy sólo. Me hidrato más (ahora llaman hidratarse a beber). Ando algo mejor, y queda ya tan poco, unos 3 kms,... Este último tramo no puedo seguir a nadie, el más cercano lo tenía lejísimos, tampoco me pasa casi nadie, un corredor y una corredora, intento seguirles. Entramos en Sabi. La recta final se las trae, es cuesta arriba. Aprieto un poco, ¡puedo rebajar mi marca! Entro con la corredora (sólo la animan a ella, "muy bien muy bien" ,.... !joer, igualdad, que yo también sufría,... !). META: 1h. 32' 53'' . Se acabó. El esfuerzo ha servido para algo. Buen ambiente y buen día para correr (empezó a chispear estando ya en el coche, desde aquí decir que Jorge de "la meteo que viene" es un genio de la metereología, lo ha clavado, gracias por toda la información que nos da a los montañeros). Pero el recorrido creo que es durillo y por lo que luego comentamos los corredores debe ser verdad. Saludos. PD: que me lo he pensado mejor y sí correré la Carrera del Ebro. Y, "cagüendiez", al final bajaré de hora y media, me juego una cena con quien quiera...¿algún valiente? Mañana vuelvo a entrenar, eso sí, suave, para recuperar. Y la carrera del Ebro me la tomaré con tranquilidad, esta vez sí. Fotos de Ramón

martes, 22 de marzo de 2011

YOSA DE GARCIPOLLERA desde Bescós (20/03/2011)


Participantes:
Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo:
20/03/2011; soleado.
Duración:
unos 45’ al pueblo deshabitado de Yosa. Ruta total de 1h. 35’.
Desnivel y longitud:
150 mts. a Yosa.
Dificultad:
ninguna.

Hace unos cinco años realizamos esta excursión con Miguel en la mochila, cuando Pablo y Jorge aún no habían nacido. Esta vez quisimos hacerla los cinco, pero sin mochila, cada uno con sus piernas, que las espaldas ya no están para esos trotes. Tras aparcar junto a la granja experimental de Bescós de Garcipollera y visitar las vacas, ovejas y demás, retrocedimos por la carretera unos metros y pasado un puentecillo tomamos la pista (cerrada con barrera) que nace hacia el norte. Altitud de inicio: 910 mts.La pista asciende el monte realizando lazadas. Pablo y Jorge caminaban sin quejarse y bastante alegres. Miguel ni que decir tiene. Tras una última revuelta a la derecha, aparece a la izquierda un llano con madera acumulada y restos de una pequeña edificación. Mi memoria no me engañó y abandonamos la pista: a los pocos metros se alza una casa, bastante bien conservada. Mientras Miguel, Jorge y Ana iban a verla, Pablo y yo avanzamos unos metros más hasta las casas derruidas de Yosa de Garcipollera. Ya en ellas nos unimos todos. No hay senda y el suelo estaba bastante embarrado, pero con cuidado se avanza bien. Luego entre las casas hay que llevar cuidado, pues las piedras se distribuyen por doquier. Hicimos algunas fotos y emprendimos el regreso. Esta vez no llevábamos bocadillos, tan sólo agua. Altitud: 1.060 metros.


El descenso fue rápido. Y eso que Jorge se empeñó en bajar un grueso palo, según él “la espada de San Jorge”, con el que casi no podía, pero no había manera de que lo soltara. Pablo bajaba más rápido, al grito de que si no, no llegaríamos a tomar el vermú. Al final Jorge tuvo que rendirse cuando apenas quedaban unas decenas de metros para llegar abajo. Llegamos a la carretera en 1h. 35’. De ahí un tramo corto hasta el coche y a Jaca a comer, tras paso por el “Bar Varela” para tomar el aperitivo reglamentario, merecido.

domingo, 6 de marzo de 2011

Sierra de Balced desde Rodellar (05/03/2011)

Volver por Rodellar es siempre un viaje al pasado. La silueta del delfín, la surgencia de Mascún,...me llevan a tiempos anteriores que siempre parecen mejores. El olor de la Sierra, romero, tomillo y arena fósil, me rejuvenecen veintitantos años. Parece que fue ayer cuando nos costaba levantarnos para ir a caminar al monte. Ni siquiera sabíamos para qué y por qué íbamos. Pero íbamos. Ahora sé para qué y por qué. Algo hemos ganado además de años, ¿no?


Participantes:
Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
05/03/2011; sol y nubes, fresco a ratos.
Duración:
2h. 05’ al Paco Tiesto; 2h. 35’ al Forcas; 3h. 15’ a Sta. Marina. Ruta total de 8h.
Desnivel y longitud:
820 mts. al Paco Tiesto; 929 mts. a Sta. Marina. Total: 1.294 mts. y 22,4 kms.
Dificultad:
ninguna.

Nevadas recientes en el Pirineo, nieve inestable. De manera que deshojamos la margarita entre Gabardiella y Sierra de Balced, saliendo triunfante la segunda opción, pues Miguel ya había estado por la amante de Gratal y además era más larga ¿?,…Conducimos hasta Rodellar y tras llegar al pueblo, Jesús no nos dejó aparcar allí, dimos media vuelta y estacionamos el vehículo en el aparcamiento obligatorio, unos 200 metros antes. Altitud de inicio: 740 mts.Caminamos hasta el pueblo y tomamos un sendero ascendente entre tapiales de piedra que nos dejó en unos 20’ minutos en las casas de Cheto, origen de Rodellar según los estudiosos. De allí tomamos una especie de pista en regular estado. Tras algunos titubeos (hay que preparase mejor las excursiones,…) y algunas eses, la abandonamos en medio de un repecho lleno de pequeños fósiles. Siguiendo los mojones, entre bojes y erizones, ganamos altura. Tras cruzar el Barranco de San Martín, seco, por su cabecera, continuamos hasta llegar a unos llanos. Ya pisábamos algo de nieve blanda. Un último repecho nos dejó en la redondeada cima del Tozal de Paco Tiesto, punto culminante de la Sierra de Balced. En otros mapas se denomina del Arizonar. Altitud: 1.562 mts. Unas 2h. 05’.
Ya por el cordal, bajada y, tras visitar unos pozos, subida hasta pisar la cima del Forcas. De la misma manera, descenso y ascenso, nos plantamos junto a la Ermita de Santa Marina, en una de las puntas del mismo nombre. Llevábamos 3h. 15’ y allí almorzamos. Cuando se escondía el sol hacía fresco. Para el regreso la idea original era dar la vuelta por Bagueste, Otín, Losa Mora,… que según Jesús había realizado con Javier en 7 horas años atrás. Miguel llevaba cierta prisa y no fiándose de las informaciones de Jesús decidimos regresar por Cheto. La vuelta sobre el mapa parecía larga. La venganza de Jesús no fue en frío: regresamos hasta los llanos bajo el Paco Tiesto siguiendo trazas de pistas de cazadores, pero con varias subidas y bajadas que nos hicieron sudar de lo lindo. Ya en casa comprobé que supusieron más de 300 mts. de desnivel añadido. No contentos con esto, en Cheto nos desvíamos para visitar la Ermita de la Virgen del Castillo: bajada y repechón. A la vuelta, bajada y repechillo hasta Rodellar, lleno de coches no tan prudentes como nosotros. En total: 8h. de ruta. Y casi 1.300 mts… Esta era "la corta",...aún haremos algo gordo este año,...


Mis fotos.