lunes, 25 de abril de 2011

CRESTERÍO L'ARISTE-MALLO CRISTIAN (20/04/11)

Participantes:
Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo:
20/04/2011; bastante nublado; fresco, a ratos frío.
Duración:
1h. 50’ al L’Ariste; 5h. 35’ al Mallo Cristian. Ruta total de 7h.
Desnivel y longitud:
942 mts. al L’Ariste; 1.283 mts. al Mallo Cristian. Total: 11,2 kms.
Dificultad:
cresta fácil; destrepe con un par de pasos algo expuestos tras el Pourtet Ouvert.

Entre carreras y procesiones, me tomé un día de permiso para reencontrarme con el monte. Propuse La Raya de las Foyas, y Jesús el L’Ariste, picos cercanos,….¡Qué mejor que enlazarlos!,…Desde Guarrinza caminamos por la senda que sube al Puerto del Palo. Altitud: 1.230 mts.
Buen sendero, coincide en su primer tramo con el que sube al Ibón de Acherito. En lugar de girar al oeste, seguimos recto para alcanzar las Foyas de Sta. María, altiplano con balsas colmatadas. Al norte ya veíamos la cima del L’Ariste. Avanzando por pastizales, en varias eses nos plantamos en un collado al este del pico. Tras el último repecho, pisamos la cima en 1h. 50’. Altitud: 2.168 mts. Hacia Francia la cresta avanza formando varias puntas, nos acercamos a las dos primeras. Bueno, primero Javier y más tarde Jesús y yo, por si tenían nombre, no nos las íbamos a dejar,…Desde la cima, continuamos por la cresta hacia el suroeste. Al principio más herbosa, poco a poco se vuelve más rocosa. Sin dificultades alcanzamos la cima del Pourtet Ouvert (2.131 mts). Para no perder demasiada altura, seguimos la cresta, teniendo que destrepar un par de pasos por unas gradas algo expuestas. Ya creía que seguiríamos una cresta que parecía delicada cuando la salvamos por la izquierda, terreno ya fácil. La destrepada no fue difícil, aunque me quedé alguna piedra en la mano, debo de estar fuerte, porque sólo me pasó a mí. Bueno, también hice rodar alguna otra, y, cosas que pasan, también sólo me pasó a mí,…Tras este tramo, afrontamos la subida al Pourtet Barrat (2.101 mts.) Corto descenso y fácil ascenso hasta La Raya de las Foyas (2.146 mts.) Alcanzamos su cima a las 4h. 05’. Continuamos descendiendo hacia un collado situado encima del Ibón de Acherito. La bajada al lago estaba nevada. Una pareja descendía con crampones. Nosotros encaramos de nuevo una subida, hacia el Mallo las Foyas (2.126 mts.) Aquí almorzamos y pensamos si descender al Ibón o continuar al este la cresta hasta el Mallo Cristian. El pronóstico anunciaba tiempo nublado pero sin lluvia. Cayeron algunas gotillas, pronto cesaron; yo comenté que casi mejor bajar al Ibón. Tras la parada, reanudamos la marcha,…continuando la cresta hacia el Mallo. Digo yo, ¿para qué se realizan las consultas populares? Cresta sencilla, pero mis cuádriceps protestaban (de hecho los tenía cargados ya al inicio, tras la carrera de Osán tres días antes). Tras 5h. 35’ de marcha hollábamos la última cima del día. Altitud: 2.072 mts.



Jesús se empeñaba en continuar siguiendo la cresta descendente hacia el noreste. Javier y yo le convencimos de tirar abajo al sur, directamente por graveras y gradas de hierba, parecía más sencillo. Ya en casa los mapas darían la razón a Jesús. Aunque la ruta que escogimos también fue fácil. Enlazamos con el sendero a Acherito, y ya por buena senda terminamos la ruta a buen ritmo.

Jesús dice que nunca hará carreras de montaña, no sabe que en realidad ya las hace,….En total: 7h.









Ah, y como dato para Ironman, 4h 20' por encima de 2.000 mts.


domingo, 17 de abril de 2011

NUNCA DIGAS NUNCA JAMÁS,... OSAN CROSS MOUNTAIN






"Me gustó mucho el ambiente y, como no, el entorno, que ya conocía. Igual me apunto a iros a ver a alguna otra (nunca a correr,..."




Dos años después, ahí estaba en la línea de salida de la OSAN CROSS MOUNTAIN. 17 kms. y 1.000 metros de desnivel: Osan- Santa Orosia - Osan, por la ruta de las ermitas.La ruta andando, aquí.




















Unos 300 corredores en la línea de salida. Mi tío Javi (para él es como un entreno y suave) preparándose para La Ultra Rail del Mont Blanc, y con varios conocidos del blog de Ramón: Bolea, Teo, Martin,...alguno me dejo. Y en representación de Os Andarines, entre otros, Manuel y yo (aunque corro como Esbarre).








Novato en estas lides de correr cuesta arriba, he salido prundente. Nada más empezar se estrecha la cosa y estamos medio parados un par de minutos. Después se inicia el primer repechón. Tramos andando y vuelta a correr. Bajada y cruzamos algún riachuelo. Vuelta a subir y bajamos al primer avituallamiento. La gente para y bebe y/o come. Yo también. Comienza la subida a Santa orosia por el caminode la ermitas. A partir de aquí me lo conozco, lo he hecho andando un par de veces. A tramos se corre o se anda si el piso y la pendiente se enduceren demasiado. Es curioso pero si alguien de alante echa a correr , los demás le seguimos, cuando para, los demás comenzamos a caminar,... Voy sin reloj ( me refiero que no miro tiempos); esto de correr cuesta arriba tiene eso, vas más libre pero a veces no sabes si haces bien; si caminas , piensas que quizás deberías trotar, si vas trotando que si andando recuperarías mejor,... Vamos ganando desnivel. Antes de las ermitas finales bajo la cascada me pasa alguien con un perro (con esto se le acaban las excusas a Paco: hay cerveza al final de la carrera y se puede llevar al perro,...).








Como me lo conozco, sé que no queda mucho y correteo algo hasta llegar al llano de Santa Orosia, final del ascenso más duro. Ahora el piso es cómoso hasta la ermita, segundo avituallamiento, en el que paro: bebo, como plátano, me entero de que Alonso va 6º,...Voy guardando fuerzas. Antes de la bajada final hay un ancenso mantenido por buen piso, pero este trozo ya es nuevo para mí y se me hace largo, aunque voy bien. Paso y saludo a Martin. Comienzo a bajar y me pasan un par que no bajan vuelan. Me quedo sólo hasta que pillo a una camiseta conocida, hemos ido más o menos al mismo ritmo toda la carrera. Baja despacito y me dice que le adelante pero prefiero ir con él, vamos charlando. De repente pasa Martín, como una bala y me decido a intentar seguirle. Vaya cambio de ritmo,... Veo cartel de 15 kms. Noto algo duros los gemelos, cuidado ( me acuerdo de la bajada del Sesques, quedando 10' se me pusieron las piernas como piedras y parecía robocop, no podía casi dar un paso) Llegamos a Isún de Basa y hay avituallamiento, paro y bebo isotónica, no vaya a ser que,... Veo a Martín que no ha parado algo delante y lo tomo como referencia. Estos dos kilómetros se hace un pelín largos, pero más o menos me defiendo y cruzo la línea de meta bastante entero ( vamos, cansado pero contento, como se suele decir,...)








Al final 2h. 05' 40' por mi reloj. Ahí está Javi que ha hecho 1h. 45'. Más tarde llega Manuel. Me tomo medio plato de migas, veo que no me ha tocado anda en el sorteo, y hala, para Zaragoza.




Por la tarde hice lo que todo corredor sueña tras una carrera: un par de horas de pie viendo procesiones,...




Clasificaciones




Fotos




domingo, 3 de abril de 2011

V CARRERA DEL EBRO (03/04/2011)

Casi sin recuperar de la Media de Sabi, y ya estamos cogiendo los dorsales para la Carrera del Ebro. Organizada por militares, a través del campo de maniobras de San Gregorio. Está nublado, espero que nos libremos del agua, así que me dejo la gorra y gafas en el coche. Hoy me inicio en el mundo de las carreras “con subidas y bajadas”, es decir, aunque no de montaña, sí de montañetas. Pequeño follón para coger los dorsales, y Gonzalo como siempre a última hora,…lo que me hace padecer este hombre,… Entre eso y que saluda a todo el mundo (¿cómo puede conocer a tanta gente?), estamos esperando la salida a cola de pelotón. Intentamos con Jorge avanzar un poco a ver si encontramos a Manuel y Antonio, pero ya no hay manera. Desde tan atrás es que se corre muy mal. Pero bueno, dan el pistoletazo y hala, a empezar. Salimos del estadio. Hasta la rotonda de Juslibol hay salida neutralizada, tampoco notamos la diferencia, pues la gente y las estrecheces son las mismas que al inicio de cualquier carrera si sales de bastante atrás. La cosa se dispersa y se empina el camino, pues pronto el asfalto deja paso a la tierra. Ya veo a dos que se salen a mear, pero igual se salen 50 metros,…qué incontinencia, si acabamos de empezar,…y qué ganas de aumentar el recorrido o qué pequeña la tienen. Hay una primera curva y se ve a los de adelante: Manuel y Antonio me sacan un buen trecho. Otra vez a correr “sólo”, porque Jorge tampoco está conmigo. Ahora ya se avanza mejor y se puede aumentar un poco el ritmo, tampoco demasiado, que vengo dispuesto a disfrutar en lo posible, sin tiempo preconcebido, y además quedan las cuestas. Comenzamos el sube baja, mucho más sube que baja. Me noto bastante más a gusto que en Sabi; claro, voy más despacio. Pasamos el primer avituallamiento y no cojo agua. Los kilómetros van pasando. Mantengo el ritmo, intento saborear la carrera y lo estoy consiguiendo. No veo camisetas de Os Andarines a lo lejos. Casi sin enterarme (es un decir) llegamos al segundo avituallamiento, y voy a por mi botella de agua, cuando la abro veo un corredor con bebida isotónica, las tenían al final y ni las he visto, me tendré que conformar con agua. Parece que se está acabando la subida larga, aunque queda una corta y dura según el perfil. Efectivamente llegamos a un altiplano, nos se ve nada más alto alrededor. Por fin he visto algo delante a Manuel y Antonio, voy a ver si los cojo y termino la carrera con ellos. Meto un piñón más. En las bajadas hay que ir con cuidado. Como cuando Jesús nos baja de los montes china-chana, (“es que Marivi trabaja de tarde y hay prisa”), pues eso, sólo que un poco más deprisa. Cuando llevo trentaitantos aparece “el repechón”, en peores plazas he toreao (subiendo al Pico Otal nos pegamos dos horas de un repecho como este), así que unos cien metros se me pasan enseguida. Alcanzo a Manuel y Antonio. Al fin con compañía. Pero comienzo a bajar y no les veo. Tras un rápido descenso volvemos al asfalto. Justo en la curva final oigo como cae largo un corredor, se ha resbalado con las últimas piedras, también es mala suerte, pero aparte del golpe dice que está bien. Sigo. Al poco veo un corredor que va caminando y un compañero le da agua, luego creo que empezó a sentirse peor, y Antonio y Manuel entre otros se quedaron con él hasta que vinieron las asistencias, vamos supongo que sería el mismo. Quedan unos cuatro kilómetros llanos. El calor aprieta y me pongo la braga como pañuelo. Como Antonio y Manuel no llegan, intento mantener un ritmo “cómodo”. Veo el último avituallamiento y busco la isotónica, pero lo que me temía, en este hay sólo agua, cojo una botella y no la suelto hasta el km. 17.Qué largos son estos kilómetros llanos, casi se echan de menos los toboganes, y es que la cosa parece que estaba acabada, pero no. Junto al estadio comienza a haber gente y se hace más llevadero. Se nota quienes tienen público, porque aceleran para saludar. Ahora me tocaría decir que “la entrada al estadio me hizo sentir como los corredores de maratón en las olimpidas al llegar”, pues no. La cosa fue bastante normal. Eso sí, me recoloco la braga como cinta para el pelo, no vaya a ser que en alguna foto aparezca en plan pirata,…Un último esprint, y otra carrera al bolsillo. Al final por mi reloj 1h. 31’ 06’’. No está mal. Cansadete pero contento. Luis, Chema, Rafa,…y demás superrayitos ya han llegado con tiempos espectaculares. No son terrícolas. Jorge, Manuel y Antonio lo hacen un rato después, me explican que se pararon junto a un corredor porque parece que se comenzó a sentir mal. Gonzalo llega bajando de las dos horas, su objetivo. Y eso que no pudo dejar el cortavientos y corrió con él, anudado a la cintura. Una carrera distinta. La gente se saludaba de usted (supongo que incluso en una carrera, un soldado es un soldado y un sargento un sargento), y yendo a un ritmo que me permitió sufrir lo justo y disfrutar dentro de lo que cabe. Qué bien se corre sin reloj,…La próxima: Si hay ganas de entrenar, la media de Zaragoza (mayo). Si hay ganas de vaguear, la 10K (junio). Si me animo y tengo libre, la Desértica belchite (julio). Fotos de os Andarines