miércoles, 30 de noviembre de 2011

TUCA DE ESTÓS desde el Puente de Lliterola (26/11/2011)

Participantes: Miguel Angel, Javier, Jesús y Oscar.

Fecha y meteo.: 26/11/2011; día soleado, pero muy frío; fuerte ventisca arriba.

Duración: 2h. 08’ a la Tuca de Frontonet; 3h. 05’ a la Tuca de Estós. Ruta total de 6h. 05’.

Desnivel y longitud: 1.019 mts. a la Tuca de Estós. Ruta total de 1.035 mts y 9,4 kms.

Dificultad: pendiente muy empinada con nieve algo resbaladiza a la Tuca de Frontonet.

Mañana de niebla en la zona baja, la dejamos atrás definitivamente pasado Graus y continuamos hasta aparcar el coche pasado en Puente de Lliterola. Altitud de inicio: 1.600 mts.

Jesús puso un ritmo exigente, el sendero es empinado, y casi sin enterarnos (es un decir, las piernas sí lo notaban) nos plantamos a la altura de la Cabaña de Lliterola, que veíamos enfrente. Antes de llanear hacia ella, Javier se despidió y se desvió a la derecha buscando la pendiente sur de las montañas de Aigüespases, pues hacía poco que había estado en la Tuca de Estós. El resto llegamos a la cabaña. Jesús quiso tomar el sendero al collado por delante, yo le convenzo de buscarlo por detrás. Primer error. Salvamos unos primero escarpes y encontramos unos hitos que seguimos dirección sur. Cerca de una pequeña balsa helada vimos mojones que seguían al sur, y otros tiraban al oeste, seguimos estos últimos. Segundo error. Al poco nos dimos cuenta que estábamos alejándonos demasiado del Collado de Estós, y Jesús decidió tirar ya al sur directamente a la cima del Frontonet, que en realidad queríamos haber hecho de bajada. La pendiente era muy empinada, sin sendero y cubierta de nieve algo resbaladiza, sobre todo para mis botas, con la suela ya demasiado lisa para este tipo de piso. Tras algún resbalón y un ascenso duro, duro, nos plantamos en la cima a las 2h. 08’. Altitud: 2.420 mts. Enfrente veíamos la Tuca de Estós, con una cresta nevada algo inquietante, parecía excesivamente vertical para remontarla con nieve. Yo guardé los bastones y cogí el piolet. Un pequeño descanso y descendimos hasta el Collado de Estós. Poco a poco fuimos ascendiendo, la pendiente no era tan fiera como parecía y este ascenso fue menos duro. La ventisca pegaba a rachas fuertes. Tras pasar una antecima, a las 3h. 05’ hollábamos la cima. Altitud: 2.531 mts.

Tras almorzar, nos disponíamos a descender cuando apareció Javier: había desistido a mitad de la pala somital, la nieve estaba demasiado dura para ir en zapatillas de trail y sin crampones “de verdad”. Descendimos al Collado de Estós y luego continuamos por la ruta buena de ascenso (más o menos, la nieve tapaba el sendero) hasta pasar junto al charco helado. De allí, siguiendo los mojones llegamos al llano de la Cabaña (por donde Jesús quiso ascender). Tras una pausa al sol, que pronto se escondió, rehicimos el camino de ida hasta el coche. En total: 6h. 05’ de marcha.

Mis fotos.

domingo, 27 de noviembre de 2011

CARRERA DE MONTAÑA DE MULARROYA (27/11/2011)

De nuevo fin de semana non-stop. El sábado salida a Pirineos y el domingo carrera. No es lo ideal ni mucho menos, pero es lo que hay. Encima con una rozadora en el dedo "curro" desde el lunes, que he cubierto con esas tiritas mágicas que protegen y curan, segun dicen. No digo marcas hasta que no me paguen. Salgo de Zaragoza sin mucho madrugar afortunadamente. La niebla lo rodea todo hasta La Muela, amago de salir el sol pero de nuevo niebla hasta La Almunia. Aparco cerquita del Pabellón tras un pequeño despiste,... de una paisana que me indica mal: señora, la derecha es con la que comemos los que comemos con la derecha, no me diga que gire a la derecha cuando hay que girar a la izquierda,...
Cojo el dorsal, saludo a Alberto (Os Andarines, con poco representación, él y yo), a Oscar ( 4º en la maraton de Zaragoza); veo a Andrés, incombustible; está también Iván Ramirez (los curiosos no os perdais su proyecto Gran Slam Marathon) y charlando con alguno más se hace la hora de la salida:¡pum! En estas carreras no muy largas la gente sale despepitada ¿ande van,...? Al poco ya se ven los primeros allá lejotes, casi perdidos en la niebla. Tras un tramillo de carretera, tomamos una pista ligeramente ascendente. Ya veo que voy deprisilla ( me refiero en relación a mis ritmos). Por la pista se sube bien. Tras ella , toca ascender por una senda ancha entre pinares, no es el Pirineo, pero mejor esto que la pista. Las piernas un pelín duras, pero mantengo buen paso. Paso a una cara conocida: ese loco que corre. Un trozo de pista y el último ascenso por un sendero, esta vez con bastantes piedras y bastante empinado. Por las subidas voy pasando gente. Casi arriba la gente empieza a caminar, paso a alguno pero termino caminando, no hay sitio y mis piernas y pulmones agradecen bajar el ritmo. Parece que me quiere molestar algo en el gemelo izquierdo ( y no me refiero ni a Jorge ni a Pablo). Arriba hay avituallamiento y comenzamos a descender unas revueltas por una pista. Al principio bajo bien, pero cuando se pierde inclinación y se desciende más suavemente, pago esfuerzos y tengo que aminorar algo la marcha, lo noto porque me pasan algunos a los que había pasado subiendo. Y "paice" que la rozadura del dedo quiere llamar la atención. Poco a poco voy recuperando y los veo algo más delante pero manteniendo la distancia conmigo. Sigo a mi marcheta y ni intento acelerar, ya vale así. Al final incluso logro dar alcance a un par de corredores. Pero siento que he dado más al comienzo de lo que hubiera debido. Estoy menos fuerte que antes del verano. Con esa sensación me quedo. Y lo que digo siempre: a menos distancia, más deprisa va la gente, y sin querer te contagias, y eso no es para mí; prefiero más distancia, más despacio.
No obstante el tiempo final me deja muy satisfecho: 1h. 09' 12'' para 14,200 kms.
En cuanto a lo del gemelo, compruebo que llevo una raspadura, debí de hacérmela ayer, así que de muscular nada, sólo cutáneo. ¿Y el dedo? Cuando me quieto el calcetín, veo la tirita "desintegrada", y cuento mis dedos: 1, 2, 3, 4 y 4 y medio,...¡horror!


Con tanta niebla, hasta algunas fotos han salido borrosas. Y tras la carrera, un aperitivo perfectamente preparado por el Club de Atletismo La Almunia. Y ahora, a descansar un poquillo, que lo necesito.

domingo, 20 de noviembre de 2011

COLLADO BELLIDO desde la Fuente de los Frailes (12/11/2011)

Participantes: Grupo Esbarre, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 12/11/2011; soleado, temperatura suave.
Duración: 2h. 20’ al Collado Bellido. Ruta total de 4h. 50’.
Desnivel: 450 mts. al Collado Bellido.
Dificultad:v ninguna.

Llega noviembre y con él la fiesta anual de Esbarre. Esta vez los organizadores decidieron cambiar el rumbo y realizar la excursión y posterior comida en los alrededores del Moncayo. El autobús (tras alguna vuelta de más) nos dejó en la Fuente de los Frailes. Altitud: 1.360 mts.

Enseguida tomamos el sendero que asciende hasta el Santuario. Después continuamos por el que lleva al Collado Bellido, dejando a la derecha la ruta normal de ascenso al Pico de San Miguel. Buen sendero, entre bosque al inicio, después por terreno más despejado. Pequeños tramos de piedras, pero en general buen sendero. Tras una pequeña parada en la Fuente del Morroncillo, alcanzamos el Collado Bellido en 2h. 20’. Altitud: 1.807 mts. Encima nuestro teníamos la antecima del Pico Lobera. Al este las Peñas de Herrera, poco visibles. Mar de nubes al norte y neblina al sur.


Después de tomar un tentempié, proseguimos al marcha tomando unos metros más abajo una pista que dando un rodeo llega a la Fuente de los Frailes. Ana al final se resintió de su esguince, al pisar de manera no natural, la rodilla se resiente. Pero aguantó, aunque nos retrasamos un par de minutos del grupo. Al final invertimos 4h. 50’ en completar la circular. Y a comer a San Martín de la Virgen del Moncayo.

Mis fotos

domingo, 13 de noviembre de 2011

CALCENADA DE OTOÑO (13/11/2011)

Tras la excursión y comida anual de Esbarre del sábado, el domingo tocaba madrugar más aún para dirigirnos al pueblo de Calcena, en la llamada cara oculta del Moncayo. La razón: la andada denominada Calcenada de otoño: 21 kms. por los alrededores de Calcena. Esta vez me acompañaban mis padres y unos amigos que la iban a realizar andando. Y el menda, que iba a corretear un poco a ver si acababa yo con el catarrillo (que llevo ya más de dos semanas) o acaba el catarro conmigo.
Tras coger dorsales y demás, tomamos chocolate con bizcochos y comenzamos el recorrido. Hay que decir que no es una carrera ni una marcha competitiva. A partir de las 8:00 se sale cuando uno quiere y no hay controles de tiempos ni nada. Nosotros salimos sobre las 8 y media. Me despido de los andadores y comienzo a trotar. Los 2,75 primeros kilómetros son un sendero de fuerte subida a una ermita en los que se salvan unos 350 mts.de desnivel. La subida se agarra a las piernas y casi agradezco que la gente que anda no me deje pasar en algunas ocasiones; lo aprovecho para caminar, eso sí , deprisilla. En la ermita hay un avituallamiento de bebida (que bebo) y bocadillo de brasa ( del que paso, obviamente). Y a partir de aquí el camino será una pista que permite correr y en la que la gente ya no tapona. Con trozos llanos y subes y bajas no muy pronunciados. Pongo una marcheta llevadera y van pasando los kilómetros. Avituallamiento en el 8,5 con fruta y bebida, en el que un corredor me pasa. Ahora ya la pista va descendiendo de manera continua. Pasamos a los primeros andadores, que van caminando como si les persiguiera el diablo. Con él algo por delante ayudándome a mantener el ritmo, llegamos al avituallamiento del km. 15, en el que van a dar caldo, y digo que van a dar porque aún no tienen preparado el caldo, tampoco lo hubiéramos tomado ninguno de los dos. Me pregunta el corredor si me espera, yo le digo que va más deprisa y que siga, pero al llegar a la carretera, desde la que quedan varios kilómetros al final, ns juntamos y vamos los dos charlando. Este tramo se nos hace muy corto. Es de Alagón y no es la primera vez que corre esto, pero no hace carreras de montaña ni de asfalto. Llegamos juntos a meta, bastante enteros, sin haber forzado demasiado, no se trataba de eso. Ya había llegado algún corredor. Al final salieron poco más de 21 kms. (por su GPS) en 2h. más o menos.
Me dio tiempo hasta de una cabezadita en el coche antes de ir a esperar al resto del grupo. Todos muy contentos.
Bonita experiencia. Día nublado , sin frío ni calor, bueno para correr.
Tontín, tonteando, que en 8 días llevo tres medias maratones,...eso sí, tranquilas.

lunes, 7 de noviembre de 2011

BREVE sobre el V Maratón de Zaragoza

NO, no esperéis una crónica del maratón.Ya sabéis que no me inscribí. Vi muy justa la preparación tras la piedrecilla de agosto y el viaje al Toubkal, así que desistí. Tengo en mente otra fecha, otro lugar.Ya veremos,...
Pero no pude resistir a la tentación de ir a la salida a ver el ambiente. Pensé en ir corriendo a la salida, hasta el Parque Grande , para aprovechar y hacer la tirada larga de la semana, pero me levanté con el tiempo justo y al final me acerqué en Zarabizi, eso sí preparado como para corretear a la vuelta.
Vi a muchos Andarines, a otros conocidos, y como no, a Gonzalo, que debutaba. Al final entre unos y otros me convencieron (no hizo falta mucho) y , sin dorsal, me decidí a acompañar a Gonzalo hasta el km. 23, al lado de mi casa. Así que juntitos recorrimos algo más de media maratón. La pasamos en 1h. 55'. Un par de kilómetros más y dejé a mi amiguete sólo ante el peligro. Lo demás, es su historia, su sufrimiento, su lucha y su victoria final,... Día muy muy muy ventoso, muy malo para correr. Enhorabuena a todos los luchadores. Hasta el año que viene,...quizás.