sábado, 24 de diciembre de 2011

2011

Resumen del año 2011:
- 26 salidas al monte (9 de ellas con alguno de mis montañericos, 1 con Esbarre)
Entre ellas, destacan:
Pico Baldairán
Llena Cantal
Ballibierna
Picos de Eriste
Astazus
Fuera de Pirineos:
-Expedición al Alto Atlas con Esbarre
Y en cuanto a carreras, asfalto y montaña:
-Media Maratón de Sabiñánigo.
-Carrera del Ebro.
-Osan Cross Mountain.
- Carrera sin Humo.
-Carrera de Montaña Boca del Infierno.
-Carrera Puerto Venecia.
-Carrera Ibercaja por la Integración
-Calcenada de otoño.
-Carrera por Montaña de Mularroya.

En el 2012, espero que más. Hacen falta Salud y Tiempo.

jueves, 8 de diciembre de 2011

SIERRA GABARDIELLA desde Lúsera 08/12/2011

Gratal, un gigante enamorado de Gabardiella, pero que se encuentra con la oposición radical de su padre, Gabardón, que no permite que el gigante corteje a su hija.



Para solucionar los amores, Gabardón acude a buscar ayuda de su amigo, Guara, de fuerza inmensa. Guara, con su gran poder, crea un abismo en la tierra, una grieta entre las montañas, separando para siempre a Gratal de la tierra de Gabardiella.Pero las cosas no quedarán así.



Gratal planea con tiempo su venganza, sabiendo que el poder de Guara es superior al suyo. Espera una noche en la que el gigante duerme recostado, con la mirada hacia el cielo.

Gratal avanza desde fuera de su campo visual. No hay arma capaz de dar muerte a Guara, sólo es posible con un arma de gigante, la propia cima del monte Gratal, el afilado picacho. Gratal clava de un solo golpe la lanza de roca en el pecho del gigante dormido, que muere inmediatamente convirtiéndose en montaña, y de la herida caen piedras en lugar de sangre.

Participantes: Javier, Jesús y Oscar.

Fecha y meteo.: 08/12/2011; día soleado y temperatura suave.

Duración: 1h. 45’ a Gabardiella; 3h. 05’ al Luna. Ruta total de 6h. 07’.

Desnivel y longitud: 838 mts. a Gabardiella; 914 al Pico Luna. En total: 1.154 mts. y 19 kms.

Tras conducir por la sinuosa pista asfaltada que nace antes del túnel de Manzanera y avanza por el Valle de Nocito, estacionamos el coche en un llano, justo al lado de un cartel que indica a Gabardiella 2h. 45’. Tenemos algo más arriba las casas de Lúsera. Altitud de inicio: 934 mts. Comenzamos a caminar siguiendo una senda excepcional, la han limpiado recientemente, hace años no se podía subir por aquí. La pendiente es notable, y al limpiar la senda no se han entretenido en suavizar el desnivel. Jesús impuso un ritmo bastante fuerte, mis renqueantes pulmones y mis desentrenadas piernas (víctimas de un fuerte catarro de más de un mes) se quejaban, pero íbamos aguantando. Nos desviamos para ver el Refugio de Forestales, en ruinas. El camino discurre entre boj y erizón, típico de sierra. Tras un pequeño tramo entre un bosquecillo, descendimos unos metros para reiniciar el ascenso, pero la pendiente se suaviza y la vegetación ya es más baja. Estábamos a un paso de alcanzar el cordal. Lo hicimos en 1h. 17’. Nos restaba avanzar por la larga cresta de la Sierra Gabardiella. Aprovechando que la senda sigue en buen estado, Javier comenzó a correr y en un plis-plas se plantó en la cima. Jesús y yo, caminando pero nada despacio, la pisamos en 1h. 46’, tras pasar sin detenernos por la Cima Sur. Altitud: 1.659 mts.

Íbamos sobrados de tiempo, así que tras un largo rato contemplando el Pirineo, todo despejado, y la poca nieve que tenía para estas alturas de año, iniciamos el descenso. Recorrimos el cordal, pero no descendimos por la ruta de subida, continuamos cresteando hacia el Pico Luna, (1.652 mts.) sin punto culminante claro, y después ya descendiendo seguimos hasta el ancho collado de Los Paúles. Desde allí y siguiendo las indicaciones de los carteles y mojones, giramos a la derecha por un ancho camino, para tomar poco después la senda que zigzaguea entre bosque hasta dar vista a la aguas de Cienfuens. Nos cruzamos con un pastor con perro en busca de veinte ovejas. Casi en la presa de Belsué nos juntamos con conocidos de Huesca, que habían salido a pasear sus cestas para setas. Siguiendo sus indicaciones cruzamos la presa y nos acercamos a visitar la Cueva del Toro. Yo no entré, demasiado estrecha. Después la de La Artica, llena de estalactitas. Volvimos a atravesar la presa y regresamos al coche por una buena senda que bordea el pantano (bastante seco) y discurre junto al río. Sin salirnos del camino pude coger un puñado de negrillas. En total: 6h. 07’ de marcha.





Mis fotos.
Enlace