domingo, 30 de diciembre de 2012

SAN SILVESTRE LAS FUENTES (30/12/2012)

La mañana salió soleada y no excesivamente fría. Hemos tenido suerte, no como la del sábado, envuelta en una espesa niebla.
Mis condiciones físicas no eran las óptimas, además de mis problemas musculares  llevo varios días con "mala gana" y algo flojo de fuerzas. De hecho ayer sábado me rajé para la subida de fin de año a Guara. Pero la San Silvestre Las Fuentes es "mi" San Silvestre, al lado de casa, por el barrio. Así que a las 10:30 ahí estaba dispuesto a realizar un digno papel.
 Como siempre, no falta representación de Os Andarines: Sabina, Enrique, Rafa, Yoli, Manuel, Luis, Chema,...igual me dejo alguno, pero llegué con el tiempo justo,...Este año la salida no coincide con la llegada, junto al Huerva, para evitar aglomeraciones en el estrecho camino, nos han hecho recorrer por asfalto unas centenas de metros para entrar en el parque ya algo menos "apretados".


Y como casi siempre que antes del pistoletazo piensas "tranqui" en estas carreras cortas, al salir te dejas llevar por la marabunta y poco a poco terminas yendo más deprisa de lo planeado. Tenía pensado trotar rondando los 5´ el kilómetro, pero al poco del inicio vi a Manuel  avanzar por un carril bici semilibre y aceleré el ritmo. Ya compartiría con él toda la carrera por los parques lineales del Huerva y del Ebro, al principio por delante  y después por detrás, para terminar juntos.
El tiempo según mi gps: 23:41 para 5,44 kms. (a 4´ 21´´). Algo lejos de mi mejor ritmo en esta carrera y más lejos aún de mi mejor marca en carreras de 5 kms. pero es lo que hay.

sábado, 22 de diciembre de 2012

PEÑA CANCIÁS por la vertiente sur (22/12/2012)



Participantes: Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 22/12/2012; día soleado pero frío, sobre todo arriba.
Duración: 2h. 25’ a la cima de Peña Canciás. Ruta total de 5h. 15’.
Desnivel y longitud: 912 mts. a la cima de Peña Canciás. Ruta total de 1.029 mts. y 16,4 kms.
Dificultad: ninguna.

Tras tres meses de parón por diversas circunstancias, al fin me decidía a reencontrarme con el monte. Mis problemas musculares en el culete y mi inactividad aconsejaban una ruta no demasiado exigente. La elegida: Peña Canciás. Como Jesús había estado por el norte pocos meses antes, escogió ascender por el sur, desde Laguarta. Tras avanzar por la carretera de la Guarguera, aparcamos a la entrada del pueblo.  Unos cazadores nos indicaron el comienzo del sendero. Altitud: 1.134 mts.
  Empezamos a caminar junto a la “Casa del Señor”. Un cartel indica “Fiscal”. Seguiremos marcas de PR. Fuimos ascendiendo entre monte bajo; boj, erizones,…atravesando un par de veces un barranco por el que se nota que baja más agua de lo habitual. El piso estaba bastante embarrado. Tras un tramo por sendero avanzamos por una pista muy desdibujada. Después de alcanzar un colladete, nos tocó descender algunas decenas de metros; este tramo al estar orientado al norte tenía algo de nieve y hielo. Ya habíamos podido contemplar la ladera sur de Peña Canciás, según Jesús , “plana”,…

Pasamos junto a los carteles que indican el descenso al pueblo de Borrastre. Nosotros abandonamos las marcas y seguimos descendiendo unos metros para después encarar la empinada ladera final que nos llevaría al cordal de Peña Canciás. Unas cabras pastaban hasta que un comentario sobre un cabritillo y la cena de Nochebuena les espantó,…Parece que no, pero tira para arriba y de qué manera,… se hizo el silencio y sólo se oía nuestro resuello. Al alcanzar la divisoria se nos abrió una vista panorámica espectacular: desde el Bisaurín al Turbón, todas y cada una de las cimas importantes del Pirineo cubiertas de nieve y nítidas como casi nunca. Avanzamos por un corto tramo de cordal y pisábamos la cima de Peña Canciás. Llevábamos 2h. 25’. Altitud: 1.929 mts.  Arriba soplaba el viento y el sol, en pleno solsticio, no calentaba lo suficiente. Almorzamos, hicimos fotos, pero estuvimos menos de lo deseado. Regresamos por el mismo camino. Al final casi pasamos calorcillo, pero sólo al final. En total: 5h. 15’ de marcha hasta que paramos junto a una pequeña Central Hidráulica rehabilitada que antiguamente generaba electricidad para el pueblo.
            Por cierto, tras un par de días  el glúteo y compañía me duelen bastante menos; si es que,….

 Mis fotos

lunes, 10 de diciembre de 2012

ERMITA DE SANTA MARÍA DE IGUACEL (08/12/2012)





Participantes: Natalia, Paco, Miguel y Oscar.
Fecha y meteo.: 08/12/2012; día soleado, algo de fresco a la sombra.          
Duración: 1h. 20’ hasta la ermita. Ruta total de 3h.
Desnivel: 215 mts. hasta la ermita.  
Dificultad: ninguna.
 

El día amaneció con nubes en los puertos y mucho viento. Lo pronosticado. Días como éste, hay que buscar valles protegidos y soleados. La Garcipollera es una buena opción. Paco propuso caminar hasta la Ermita de Santa María de Iguacel, y para allá que fuimos. Qué mejor día que el de la Inmaculada para visitar una ermita dedicada a la Virgen, en este caso de Iguacel. Transitamos por la pista asfaltada de la Garcipollera, pasando la granja de Bescós. Después del desvío a Villanovilla algunos carteles y una barrera (levantada) nos inquietaron y decidimos dejar el coche algo antes de lo previsto. Pero bueno, se trataba de caminar, no importaba un poco más. Altitud de inicio: 980 mts.
Avanzamos tranquilamente por la pista, pasamos junto a las casas abandonadas de Acín donde vimos algunos vehículos. Vadeamos el río, por el que baja agua pero no suficiente para inundar el murete como en algunas ocasiones, y seguimos por la pista ascendiendo poco a poco. Protegidos del viento, el sol calentaba y sobraba algo de ropa, la verdad es que íbamos con demasiadas capas para la subida. Algunos tuvieron que quitarse alguna que otros tuvimos que transportar,…
Dejamos atrás la pista que asciende a Larrosa, pueblo abandonado por el que se interesó Natalia (para otro día). Quería haberles indicado la senda, pero se me pasó, quizás además las riadas de semanas atrás la habían desdibujado.
La pista estaba cubierta de nieve y a veces hielo, había que caminar mirando dónde pisabas. Dejando pasar algunos coches de los que quisieron caminar menos que nosotros, alcanzamos las inmediaciones de la ermita, ya con una buena capa de nieve. Altitud: 1.195 mts.  Habíamos tardado sobre hora y veinte.

Después de dar una vueltecica, tomar un tentempié (Miguel nada de nada)  y juguetear con  la fuente, emprendimos el regreso. En total invertimos 3h. en la marcha. Bajando, en algún tramo más sombrío, sí que agradecimos la cantidad de ropa que llevábamos.
 

martes, 13 de noviembre de 2012

BEHOVIA - SAN SEBASTIÁN 11-11-2012



Amanece en San Sebastián y no llueve. No llueve pero estoy seguro de que va a hacerlo. Y no tanto por el aspecto del cielo ni por mis conocimientos en meteorología, sino porque las previsiones daban el 95% de posibilidades.
Me recogen mis compañeros corriendo, y corriendo vamos a la estación a coger el tren de las 9:05. Íbamos justos, pero llegamos a tiempo. Muchísimos corredores. Todo corredores. Con chubasqueros, con bolsas de basura, “a pelo”,…Durante el trayecto Idoia nos va señalando por dónde pasamos, pero apenas se ve tras los cristales; está empezando a llover. Bajamos del tren y esperamos los autobuses lanzadera. Sigue lloviendo, y no poco. Los autobuses nos dejan en un punto cercano pero hay que caminar hacia la salida. Llueve más. Esperamos nuestra hora bajo techo, junto a los cajones de salida. Muchos corredores ¿calientan? bajo el agua. Nosotros a resguardo. Son las 10:00. No va seguir lloviendo así hasta y media ¿no?,… pero pasa el tiempo y no para.
Se acercan las 10:37 y Aitor y yo nos vamos al cajón. Idoia y José nos ven calarnos hasta los huesos. Luego les tocará a ellos. Aun así, la gente salta y chilla. Nerviosa, emocionada, contenta ¿Estamos locos o qué?
            Salimos y al poco estamos chipiados hasta las trancas. Los dos primeros kilómetros son más o menos llanos y aunque hay mucha gente, no me molestan en exceso. La salida escalonada iguala bastante los ritmos y no se hacen tapones. Miro la velocidad y abandono totalmente la idea de los 4:30 por kilómetro (bajar de hora y media). Voy más a gusto algo por encima. Pasamos por Irún con mucho público, después Ventas de Irún. Qué deprisa va la gente. Me falta un puntito,… Pienso en que bajar de 1h. 40’ ya será suficiente. Encaramos la subida al alto de Gaintxurizketa. Son dos kilómetros hacia arriba.  Miro los parciales y la cosa se está enderezando,…y me refiero al ritmo (lo otro entre el agua y el frío está “ encondío escondío”). Ya no me acuerdo de cuando llovía, pero vamos, casi siempre. Coronamos el alto y para abajo como flechas, sobre todo los que me pasaban, yo en las bajadas intento no desbocarme, que lo pago después. Zona de toboganes hasta Lezo. Será rompepiernas pero no voy mal. Pasamos el 10 y hago cuentas, voy bien para bajar de  1h. 35’. A ello me dedicaré. En Lezo cojo isotónica de los vasitos, hasta entonces con abrir la boca,… Mucha gente animando bajo sus paraguas. Esto también tiene su mérito. ¡Qué afición! En Zaragoza no es lo mismo, cuestión de caracteres. De repente oigo como si viniera una manada de caballos; oigo ¡aupa mañico! Me giro y veo una liebre de 1h. 25’ con un grupo de unos veinte avanzar como posesos. Estos han salido el el cajón de detrás y van como balas,…se van hacia delante poco a poco pero sin remisión. Al llegar al puerto de Pasajes esperan tres kilómetros llanos pero que me han dicho que se hacen largos. Como me lo han dicho tantas veces, tampoco se me hacen tan largos. Eso sí, a mitad la lluvia vuelve con fuerza. Ya qué más da,… Se oye una canción por la megafonía: “,…quiero un rayo de sol tumbado en la arena,…” ¿cachondeo? Se acaba el puerto (de mar) y encaramos la subida al puerto (de monte) o alto de Miracruz. Subida corta pero empinada. Allí, parafraseando a José “ lo doy casi todo” y paso bastante gente ya algo tocada. Veo el cartel de Arzak, fin de la subida. No me fijé pero creo que no salió a vernos. Y para abajo, hacia San Sebastián. Noto como pesa la ropa mojada. Giramos a la Avenida de Navarra. Allí  estaban nuestras animadoras, pero no me dijeron en qué lado se situarían, así que voy por el medio. Cuando las veo, no puedo acercarme y como casi siempre, la foto sale mal y movida. Eso sí, pongo cara sonriente, de controlar la situación y de ir contento. Luego me lo recuerdan siempre, que saco muy buena cara en las carreras, que parece que voy descansado,…Llegamos al Kursal y giramos a la izquierda, entre otras cosas para no meternos en el Cantábrico; jolín, el viento en contra en la cara y, sin exagerar, unas diez gorras en el suelo,…Ahora sí que lo doy todo (ostras, que buen crono  llevo,…). Llegamos a la meta del Boulevard y paró el reloj en 1h. 30’ 59’’, que me  debí parar antes de lo que debía porque me han dado 1h 31’ 01’’, lo cual viene a ser lo mismo, menos mal, porque el corte para el color del dorsal me dijeron que está en 1h. 32’ y allí el tema del color del dorsal les preocupa mucho (no te preguntan el tiempo, te preguntan qué color del dorsal te han dado). Pues eso, “muy bien, he conservado el rojo de sobras” (como me decían  repetidas veces).
Pero claro, luego piensas, por un minutillo no he bajado de hora y media, … pero un minutillo es 3’  por kilómetro más rápido, y eso parece que no es nada, pero ponte a hacerlo durante 20 kms. y ya no es tan fácil. Igual si lo hubiera intentado me hubiera tenido que quedar en Arzak a comer y llamar un taxi para volver a San Sebastián, y no está el monedero para dispendios,…
Chipiado como nunca recogí rápidamente los obsequios y me fui para el hotel a quitarme la ropa y darme una, casi eterna, ducha caliente.
Bonita y épica carrera, una organización de diez y un ambientazo de once.
Ah, y muchos corredores de “Oregón”, que supongo que eran de allí por la bandera que portaban en los hombros o que levantaban con las manos, una mezcla de la de los EEUU con la de Aragón. Y oye, tienen su mérito, se empaparía y pesaría bastante. A mí es que me gusta correr con el mínimo peso posible, de hecho voy a las carreras a correr, no a anunciar nada. Sólo llevo encima la ropa justa según el tiempo, los entrenamientos y la ilusión. Y las ideas a veces pesan lo suyo, sobre todo mojadas.  Es mejor dejarlas en casa a la hora de correr. Creo yo,… 


 Para los técnicos, tiempos parciales:
Km. 5:                          (23:10) 23:10
Km. 10:                         (23:22)  46:32
Km. 15:                         (22: 37)  1:09:09
Meta (km. 20):               (21: 52) 1:31:01
Vamos, mi regularidad  es casi suiza.  

miércoles, 17 de octubre de 2012

De Torla a la Pradera de Ordesa por Turieto Baxo (13/10/12)



Participantes: Quique, Nacho, Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 13/10/2012; día soleado, fresco parados y en las umbrías.
Duración: 2h. 20’ al monumento a Briet; 2h. 50’ a la Pradera de Ordesa. Ruta total de 6h. 15’.
Desnivel y longitud: 360 mts. a la Pradera de Ordesa. Ruta total de 16 kms.
Dificultad: ninguna.

El otoño, aunque tardíamente, al fin había llegado. Los colores estaban comenzando a cambiar, pero hace tiempo teníamos ya  programada esta excursión para el puente del Pilar. Y como las lluvias daban una tregua este día, nos fuimos para Ordesa utilizando la nueva carretera  Sabiñánigo-Fiscal. Al llegar a Torla, una enorme cola esperaba los autocares que llevan al Parque. El aparcamiento estaba atestado. Nosotros tuvimos que dejar el coche casi a las afueras de Torla. Nos juntamos a Quique y Nacho justo tras el túnel, y desde allí iniciamos la marcha siguiendo los carteles. Altitud de inicio: 1.032 mts.
 Un empedrado camino baja al Puente de la Glera que atraviesa el Ara. Después, una pista marcada como GR avanza junto a su orilla izquierda. Los pequeños van a sus anchas: se paran, juegan, cogen palos, dejan los bastones, quieren los bastones, pelean,…Vamos ascendiendo lentamente entre chopos, campos de labor, algún pino,… Poco a poco nos acercamos al tupido Bosque de Turieto. A su entrada nos unimos al sendero GR11 que viene de Bujaruelo y del Puente de los Navarros. Este segundo tramo es el que ya hicimos en 2004, con Miguel en la tripa de Ana. Avanzando bajo un hermoso bosque, por el típico sendero tapizado de hojas secas, nos íbamos acercando a la Pradera de Ordesa. Varios miradores a cascadas jalonan el camino. Algunas setas se han atrevido  a salir este otoño tan seco de momento. Cada descubrimiento de una de ellas provoca gritos de los chavales. Al llegar al Monumento a Briet y parar sentimos algo de fresco, de manera que decidimos avanzar hasta la pradera y almorzar al sol. Así lo hicimos. Llegamos junto a ella a las 3h. de marcha. Lo cual tiene mérito porque estos críos se paran con todo,…todo les sorprende, todo lo quieren ver y coger, y vamos como la canción “un pasito p’alante, un pasito p’atrás”... Altitud: 1.310 mts.  
Encontramos un buen sitio algo apartados del aparcamiento. Mejor. Tras comer, iniciamos la vuelta. Nacho se quejó de dolor de pies hasta que Quique le quitó las plantillas. Sin mayores novedades y ninguna queja completamos el recorrido  en un total de 6h. 15’.  

lunes, 15 de octubre de 2012

FOTOS FAMILIARES y de amigos

Sin que sirva de precedente, una foto de familia.
El padre, la madre, el hijo mayor y los dos pequeños.




Y aquí algunos amigos en la cocina de casa:

miércoles, 26 de septiembre de 2012

TOBACOR desde la Pradera de Ordesa (22/09/12)


 
Participantes: Miguel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 22/09/2012; muchas nubes, calor excepto en la cima.
Duración: 3h. 35’ a Punta Tobacor; 4h. al Pico Tobacor. Ruta total de 9h. 20’.
Desnivel y longitud: 1.506 mts. al Pico Tobacor. Ruta total:   1.560 mts. y distancia de 23,5 kms.
Dificultad: clavijas de Cotatuero (aéreas, hay sirga)  y de Soaso (fáciles y con cadena).


Aprovechando el primer fin de semana sin autobús, tiramos para Ordesa. El objetivo, el Pico Tobacor. Aparcamos en la pradera de Ordesa. Altitud de inicio: 1.310 mts. Calorcillo pero con nubes.
Iniciamos la marcha por el camino a Soaso, para tomar en seguido el desvío a Cotatuero. En algo más de hora y media nos plantamos bajo las clavijas. La cascada casi desaparecida. Con los arneses y disipadores pero sin granizo, las clavijas se pasan sin problemas. Unos últimos repechos y alcanzamos los llanos de la parte superior. Hicimos una pequeña pausa antes de remontar una ancha canal que salva las paredes del circo. En la parte superior teníamos dos opciones: seguir la ruta normal rodeando la ladera noroeste del Tobacor hasta Cuello Millaris para continuar ascendiendo por el cordal norte–sur, o bien una alternativa más corta, encarar directamente una pedregosa ladera hasta Punta Tobacor y luego seguir a la cima por la cresta casi llana. Escogimos esta última posibilidad. La ladera, empinada y pedregosa, se resistió, pero con esfuerzo alcanzamos, resollando, una especie de cordal (si se puede decir así, porque la cima es más bien cónica) y continuamos para hollar la cima de Punta Tobacor a las 3h. 35’ de marcha (2.751 mts.).  Continuamos por la cresta, algo rocosa pero nada aérea, y a las 4h. pisábamos la cima del Pico Tobacor. Altitud: 2.779 mts.
 Almorzamos. Se levantó un airecillo fresco. Así que pronto reemprendimos la marcha descendiendo a Cuello Millaris. La idea, surgida de la mente de Jesús, era  descender hasta Góriz y de allí a la Cola de Caballo y a la Pradera. Un “pequeño” rodeo. Miramos en el mapa y,… coche, Tobacor y Góriz formaban una línea recta por este orden ¿?. En Cuello Millaris aparecieron los mojones y una senda, ¡una senda!, que nos bajó a Góriz. Aquí llegamos a la civilización, comenzamos a cruzarnos a gente a mansalva. Descendimos a Soaso por las clavijas (insistí en ponerme arnés pese a las protestas de Jesús y luego no lo utilicé, tuve que darle la razón). Paramos de nuevo junto a la Cascada, que parecía la Plaza de España por lo abarrotada que estaba. Y continuamos el regreso por Soaso, aunque yo intenté picar a Jesús para volver por la Faja de Pelay, pero afortunadamente no me hizo caso. De la cascada al coche, 1h. 35’, casi corriendo. Pasamos a unas 120 personas, lo cual no tiene mucho mérito, que algunos van en chanclas, pero es un dato,…En total 9h. 20’ de marcha.

MIS FOTOS

lunes, 24 de septiembre de 2012

IBÓN DE RESPOMUSO desde La Sarra (15(09/2012)


El bonito camino a Respomuso había aparecido en las opciones de salida varias veces este verano. A mí me parecía larga para los pequeños, pero Ana insistía. Como el buen tiempo aún aguantaba pero el calor no era exagerado, al final decidimos intentarlo y tirar “hasta dónde lleguemos”. Aparcamos en La Sarra y comenzamos tranquilamente. Altitud: 1.438 mts.
No hay pérdida. Un marcado, trillado (y más de una decena de veces recorrido por mí) sendero GR avanza paralelo al río Aguas Limpias  dejándolo a nuestra derecha. Tramos despejados y más rocosos alternan con otros mullidos y entre bosque. Íbamos tranquilos. Más de una hora tardamos en pasar por el desvío al Pico Arriel. El ascenso es llevadero y nadie se quejaba de cansancio. Atravesamos el espectacular Paso del Onso. Y en hora y media paramos junto a los carteles que marcan el camino a los ibones. Como Jorge ya se estaba poniendo algo pesado propuse terminar aquí la ruta. Pero nadie quería terminar aquí, ni siquiera Jorge al enterarse de que llegaríamos a un ibón, a un refugio y a una ermita.
Así que reanudamos la marcha, y continuamos ya ascendiendo sin casi descansos pero bajo un sol que se dejaba notar. Parábamos junto a los manantiales que bajan de las Frondiellas a mojarnos el pelo y rellenar las cantimploras. Al final, claro está, el camino se hizo algo largo, sobre todo para Ana. En poco más de tres horas llegamos junto a la presa. Altitud: 2.100 mts.  Aún avanzamos unos metros más hasta la Ermita de la Virgen de las Nieves, que estaba cerrada para desilusión general.
 A los pequeños les gustó, no el circo de Piedrafita con sus pirámides al fondo, sino la presa y la ermita. Almorzamos junto a la casita y después bajamos al muro del embalse. Querían ir hasta el refugio, pero ya era suficiente con lo recorrido.

El regreso lo hicimos sin novedad. Como yo no hacía más que repetirles que el camino de vuelta parece que se estira, al final tampoco se hizo excesivamente largo. Aún así, salieron 7h. de marcha.   

viernes, 21 de septiembre de 2012

PUNTA LAS OLAS desde Pineta 8/9/12



Participantes: Miguel Angel, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 08/09/2012; calor; sol al inicio; nubes de evolución que descargaron escasa agua.
Duración: 2h. 45’ al Collado de Añisclo. 4h. 55’ a Punta Las Olas. Ruta total de 9h. 45’.
Desnivel: 1.866 mts. a Punta Las Olas; 1.923 mts. la ruta total.
Dificultad: en la faja un par de pasos con cadenas como quitamiedos; trepadetas fáciles  al final.



Aparcamos junto al Refugio de Pineta. Comenzamos a caminar siguiendo los carteles que atraviesan el cauce, seco, del Cinca hacia el Collado de Añisclo. Altitud de inicio: 1.240 mts.
Nos plantamos bajo la pared sur de Pineta y la empezamos a remontar siguiendo el sendero. La pendiente y el piso que tampoco es muy cómodo hicieron este tramo duro. Alternábamos bosque y terreno despejado hasta llegar al cruce con la senda de la Faja Tormosa. Pasamos a un par de senderistas. El bosque se acabó y la senda remonta un espolón herboso para luego zigzaguear por la rocosa parte superior de la pared hasta alcanzar el Collado de Añisclo a las  2h. 40’. Calor.
Hicimos una pausa y continuamos siguiendo las marcas GR. Descendían poco a poco y nos mosqueamos, así que decidimos fuera de sendero ir ascendiendo a la par que avanzando hacia el inicio  de la faja que debíamos tomar. Al poco desembocamos en el sendero GR “bueno” que desde el collado va llaneando siguiendo el cordal, salvando un pequeña cima por el sur, para girar después hacia el sur hacia el inicio de la faja. Tomamos agua bajo unas pequeñas paredes y salvamos un tramo con lajas pulidas equipado con cadena; un segundo tramo equipado desciende unos pocos metros por un barranquete y comienza a llanear  ya en la faja en sí. Rodeamos la pared y giramos, comenzando a dar vista ya a la zona de Ordesa. Unos mojones invitan a comenzar a remontar a la derecha la pedregosa ladera, abandonando por fin el GR que baja a Góriz. Salvamos unos graderíos por una fácil canal y nos dirigimos hacia la cima por el senderillo que facilita la progresión entre el pedregal. Dejamos la antecima a la derecha y nos plantamos bajo los escarpes finales por los que se debe trepar, fácil, unos metros que dejan en la redondeada cima. Llevábamos unas 5h. Según mi GPS, altitud: 3.022 mts.  (Algunos mapas señalan 3.002 mts.). Las nubes de tormenta ya tapaban el cielo y comenzaban a descargar por La Suca.  Desechamos visitar cimas cercanas, quedaba mucho descenso, y las nubes,…

Tras almorzar y descansar, emprendimos el regreso. Tuvimos que resguardarnos a mitad de faja bajo un saliente pues comenzó a llover. Pero mucho trueno y poca agua,…Esta vez seguimos el GR totalmente hasta el Collado de Añisclo. Nos cruzamos con la pareja de la mañana, se lo tomaban con tranquilidad,…  Vimos un montañero que parecía también despistado por las marcar de GR que bajan desde el collado. Nos pusimos las capas un par de veces. En total: 9h. 45’ de marcha.

jueves, 20 de septiembre de 2012

PASEO POR LA CANAL ROYA (02/09/2012)


Pese a las tempranas fechas, el otoño había aparecido de repente. Aparcamos en Rioseta. Salimos de los coches y nos azotó un gélido y fuerte viento. Altitud de inicio: 1.350 mts.
Comenzamos a caminar por la pista que se adentra bajo el bosque. El viento va remitiendo y nos deja caminar  sin pasar frío, aunque calor tampoco. Hay algún charco, pero en general la humedad brilla por su ausencia. Pasamos junto a un par de fuentes y dejamos atrás un campamento ocupado pero por vacas. Justo en un desvío al collado de Chiniprés, un cartel advierte de peligro de desprendimientos por la pista, han desviado el GR por una senda que cruza el río y avanza por la otra vertiente. Seguimos estas nuevas marcas; la senda no es mala pero algo más incómoda que la pista, porque tiene algún tramo con barro. Ascendiendo poco a poco al final desembocamos en el GR original que a estas alturas también es una senda que ha atravesado el río ya casi en el Refugio de Lacuart o de Canal Roya, al cual llegamos en 1h. 30’ de marcha. Aquí Feli y Miguel decidieron quedarse, pero Ana y lo pequeños querían avanzar más, de manera que seguimos avanzando un ratillo más hasta dar vista al otro lado del valle una segunda cabaña de pastores. Ya se intuía que la Canal gira hacia la rinconada, pero era suficiente y dimos media vuelta para almorzar todos juntos al lado del Refugio de Lacuart. Altitud máxima alcanzada: 1.680 mts. Y tiempo invertido: 2h. 10’.

 Como el viento no soplaba, se estaba bien, sobre todo cuando salía el sol. Acompañados de un grupo  de vacas tomamos los bocadillos y tras “escalar” algunas rocas, emprendimos el regreso. Escogimos volver por la senda y pista originales. Pudimos comprobar como los desprendimientos habían dejado varias enormes rocas a lo largo de ella. Pista peligrosa pues, sobre todo en invierno o después de lluvias. Aún se veía la ladera de la montaña con piedras inestables. En total, ruta de 5h. Un bonito y suave paseo.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

DE PANTICOSA A HOZ por Frazacor (23/08/2012)


En días de mucho sol y calor, o buscas alturas muy elevadas, o mejor planificas rutas sombrías, bajo bosque. Así que decidimos repetir un paseo ya recorrido con Miguel en la mochila de bebé. El trayecto de Panticosa a Hoz de Jaca por la Collada Metula. Dejamos los coches en el aparcamiento de la estación de esquí de Panticosa. Altitud de inicio: 1.140 mts.

Cruzamos el Caldarés y el Bolatica y siguiendo los carteles de PR comenzamos a ascender por una pista pimero tomando un camino después que va ascendiendo poco a poco convertido en senda. Deja atrás algunos prados, y dejando desvíos a Sabocos y al Pueyo, se interna en el bosque. El camino se hace muy agradable. Cuando el sol nos pega, lo sentimos. Afortunadamente la sombra es casi continua. Alcanzamos sin enterarnos la Collada Metula (1.400 mts.), punto más alto del recorrido, que no está señalado, y comenzamos a descender hasta Hoz. Cruzamos dos barranquetes y salimos a un camino que tomamos a la derecha y que desemboca en la pista a Sabocos, que también seguimos a la derecha para descender a las ya visibles casa de Hoz. Llegamos a la Fuente de la Glera en 1h. 45’.

Ya en el pueblo, nos encontramos con Jesús Oche, que nos guía hasta el mirador sobre Búbal. En total, nos costó 2h. 05’. Altitud: 1.240 mts.

Comimos en el Mirador y volvimos a Hoz para tomar un café y helados en el bar. Después emprendimos el regreso por el mismo camino. Hasta tomar el sendero el sol apretó de lo lindo. La subidilla después de comer se hizo algo pesada. El descenso desde la Collada Metula, corto y rápido. En total: 5h. 20’ de ruta.


jueves, 13 de septiembre de 2012

PICO BALAITÚS desde La Sarra (21/08/2012)


El Balaitous, uno de los gigantes del Pirineo. Pico emblemático.
Hay muchas rutas para su ascenso, la clásica, la Brecha de Latour. La menos técnica, la de la Gran Diagonal. Asimismo puedes ascenderlo utilizando el Refugio de Respomuso como base, o
pegándote la paliza desde La Sarra.

Nosotros escogimos la Gran Diagonal para evitar clavijas y rápeles. Pero eso sí, ¿para qué dormir en el refugio pudiendo hacerlo en casa, pegarte un gran madrugón y salvar 800 mts. más de desnivel comenzando en La Sarra?...



Participantes: Sergio, Miguel, Jesús y Oscar.

Fecha y meteo.: 21/08/2012; sol y pocas nubes; buena temperatura en el ascenso; calor al descenso.

Duración: 4h. 30’ a la cima del Balaitús. Ruta total de 9h. 40’.

Desnivel y longitud: 1.749 mts. a la cima del Balaitús. Total: 1.792 mts. y 18 kms.

Dificultad: corredores fáciles; trepadas sin patio y buenos agarres por terrazas. Faja ancha.


Una vez más condujimos hasta La Sarra. Preparativos, y a caminar. Altitud inicial: 1.438 mts.

Y una vez más tomamos el GR a Respumoso. Se me hizo corto hasta el desvío a los Lagos de Arriel. Desde allí hasta el lago inferior, sin pausa y por pendiente más fuerte de la recordada. El bordeo de los lagos, suave y bonito. Y junto al Ibón Superior tomamos el desvío que encara por un sendero muy marcado la subida al Ibón Helado. Me extrañó la comodidad de la subida, con buena senda. Tras pasar el Ibón, nuevo ascenso por terreno más agreste pero no incómodo y nos plantamos en el abrigo André Michaud. Íbamos como tiros y muy enteros. Jesús decía que era la motivación. Llevábamos 3h. 20’. Encaramos un primer corredor, ancho, con un senderillo y mojones que marcan la subida. Llegamos a una zona más abierta, la remontamos y nos plantamos al comienzo de la verdadera Gran Diagonal. La ancha faja asciende realizando una media ladera en ascenso por la cara oeste del Balaitús. Es bonita, no excesivamente empinada, nada difícil aunque lógicamente hay que ir con precaución, algún paso algo aéreo pero no expuesto, sin nieve no hay razón para resbalarse. Antes del final hay que comenzar a trepar por una zona rocosa con terracillas. Los mojones escogen los mejores pasos. Llegamos al pie de un corredor, estrecho pero fácil. Hay agarres por todos los lados y no hay patio. Y al remontarlo estamos en la fácil cresta cimera, con la cima muy cerca. Unos metros y hollamos la cima del Balaitús o Pico Moros. Altitud: 3.144 mts. Cima de primera tras un ascenso bonito, entretenido, con el tramo final que sin ser difícil le da valor montañero. Llevábamos 4h. 30’.

Tras permanecer un buen rato arriba, descendimos la Gran Diagonal sin más complicaciones que la caída de algunas piedras. Al llegar al Abrigo Michaud decidimos explorar, descendiendo por un sendero que se veía bien trazado bajar más directamente a los Ibones de Arriel. Se trata del itinerario que atraviesa el Cuello Wallon y desciende al Ibón Inferior después de desembocar en el camino a las Frondiellas. Paramos un poquillo junto a los Arrieles, y bajamos ya a todo trapo. En total: 9h. 40’ de ruta.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

LAC DE POMBIE desde el Portalet (16/08/2012)


Atravesamos el Portalet y aparcamos algo de un kilómetro más abajo, teniendo que esperar a que tranquilamente transitara un rebaño de vacas por la carretera. Estaba a tope el aparcamiento. Altitud de inicio: 1.720 mts.

Tomamos la pista que desciende hasta el río, que atravesamos por un puentecillo. El sendero que zigzaguea por la ladera herbosa hacia el Midi, se veía salpicado de numerosos grupos de andarines. Cuando algunas pequeñas nubecillas ocultaban el sol, casi hacía fresco. Siguiendo la senda, o mejor dicho, la espalda de los de delante, fuimos ganando altura, pasando cerca de una cabaña con cerdos, y al lado de unos caballos. Unos buitres revoloteaban encima de algo que no pudimos ver. Llegamos poco a poco al collado (2.105 mts.) desde el que se ve, algo abajo, el Refugio de Pombie, al frente, el Col de Souzon, pero, sobre todo, delante, colosal, el Midi d’Ossau. Aquí el viento soplaba de lo lindo. Llevábamos 1h. 15’. Tras una pequeña pausa, reiniciamos la marcha en ligero descenso hasta llegar al Lac y al Refugio en 1h. 45’ desde el inicio. Antes pasamos entre un rebaño de carneros. Altitud: 2.031 mts.

Desechamos la idea de continuar hasta Souzon, así que buscamos un lugar algo apartado y almorzamos. Al sol, pues el calor no era excesivo. Después tocó estar un rato echando pan a los peces, viendo las truchas, buscando ranas (Suri había cogido una nada más llegar,…) Tras dar rienda suelta a los chavales, iniciamos el regreso por el mismo camino. La bajada se hizo corta, y la excursión, también. Sin demasiado calor, no muy larga, agradable, y entretenido el lago para los más pequeños. En total, invertimos 5h. 10’ en la ruta.


martes, 11 de septiembre de 2012

De Escuer Bajo a Escuer Alto (12/08/2012)


En un día de gran calor, tardamos en decidirnos por la ruta. Al final escogimos ascender de Escuer Bajo a Escuer Alto, recordando un sendero más sombrío de lo que era. De todas maneras, hizo calor pero se pudo aguantar con algunos tramos de sombra y rachas cortas de un airecillo que venía de primera. Aún así, no recomendable para días de canícula. Aparcamos en Escuer Bajo, yo junto a la carretera y mi padre en la parte alta del pueblo. Altitud de inicio: 816 mts.

Los carteles y marcas de PR nos acompañarán todo el recorrido. Desde la iglesia el camino asciende por pista asfaltada unos metros para convertirse en pista y senda. Tras pasar un riachuelo, comienza a serpentear cruzando un segundo torrente y encarando la subida en eses. A tramos descubiertos y otros, los menos, a cubierto, entre boj y pinos, íbamos ganando altura. Desdeñamos el desvío a un mirador y seguimos ascendiendo. Algunas protestas por el calor, pero más bien repitiendo lo que oían de los mayores. Después de un tramo por una ladera en la que el agua había estropeado el sendero y que pasamos con cuidado, el ascenso deja paso a unos tramos llanos y sombreados. Altiguas terrazas de cultivo. Nos restaba atravesar un barranco por el que transita un riachuelo que se atraviesó fácilmente, remontamos el barranco y nos situamos junto a La Torraza, torre defensiva de Escuer Alto, situada ahora junto a una casa de campo de reciente construcción que estaba guardada por dos perros muy ladradores,….Altitud: 1.124 mts. Llevábamos 1h. 30’.

Después de visitar la torre y contestar cientos de preguntas, siguiendo una pista nos acercamos a las casas derruidas de Escuer Alto. Como pudimos, penetramos en las antiguas calles revestidas de maleza para dar una vuelta. Para comer, descendimos hasta el barranco y tras atravesarlo, nos sentamos junto al riachuelo en una sombra. Tras almorzar, continuamos el descenso, visitando, eso sí, el Mirador. Pegaba el sol de lo lindo, pero no hubo quejas, bajando se suda y se tarda menos. Tras algunas paradas técnicas, en total, 4h. 25’ de ruta.


lunes, 10 de septiembre de 2012

MONTE CUCULO por el Barranco Carbonera (8/8/2012)


El año pasado fue Peña Oroel. Este año se les había metido en la cabeza “El Cuculo”… Ascendimos por la carretera de Santa Cruz de la Serós a San Juan de la Peña. Como estaba ocupado el aparcamiento junto al depósito de agua en el cruce de la carretera con el Barranco Carbonera, tuvimos que dar la vuelta y dejarlo unas decenas de metros más abajo. Altitud de inicio: 1.000 mts.

Fuimos con cuidado junto a la carretera y llegamos al depósito. A su derecha se inicia el sendero, por la margen izquierda del Barranco Carbonera. Asciende de manera fuerte al inicio. Luego se suaviza y discurre entre bosque. El día era muy caluroso, así que se agradecía. Al cabo de un rato cruzamos el barranco, seco, y seguimos ascendiendo por la margen derecha. Algunas cuestecillas son muy empinadas. El piso es bueno y el bosque proporciona buena sombra. Tras atravesar un tramo más rocoso y por terreno despejado en el que fuimos con cuidadín para evitar resbalones y caídas, de nuevo nos adentramos en un espeso bosque lleno de troncos de formas curiosas (para nosotros serían brujas, duendes y guardianes). Cuando el bosque acabó y nos libramos de la Bruja y sus vigilantes, nos quedaron unos pocos metros de pradera para llegar a Cuello Betito. Unos carteles indican a San Salvador, pero nosotros seguimos dirección norte, siguiendo mojones, por una especie de desdibujada pista que realiza algunas eses entre erizones y tomillo. Algunos hitos nos invitaron a subir al cordal. Una vez en él, lo seguimos para pasar una antecima, y después de bajar a un colladete, ascender por una senda que discurre evitando un mar de erizones hasta la cima del Monte Cuculo. Altitud: 1.552 mts. Llevábamos 1h. 50’.

Como pegaba el sol de lo lindo, descendimos despacito hasta el comienzo del bosque. Allí ya con una buena sombra y temperatura ideal, comimos (como siempre, lentamente y mal). Engañamos a la bruja diciendo que no atravesaríamos el bosque, pero era mentira. Tras el descanso, reiniciamos el descenso poco a poco con cuidado para no despertar a los espíritus del bosque que habíamos bautizado como “Bosque de la Bruja de la Boca Abierta”. Aliviados, salimos del bosque, atravesamos la parte rocosa muy despacito, y el tramo de bosque final fue coser y cantar. Al final, ruta de 3h. 50’. Unos campeones.

domingo, 9 de septiembre de 2012

FUENTE DE LOS ABETAZOS desde Canfranc (3/8/2012)


Aparcamos a la entrada de Canfranc pueblo, a la izquierda de la carretera sentido subida. Altitud de inicio: 1.040 mts.

Tras recular unos metros al borde de la carretera, giramos a la derecha siguiendo la senda ya conocida y unos carteles indicadores. Pasamos junto a un par de parideras que asombraron a los pequeños. Al poco el sendero comienza a internarse bajo bosque, salvando los antiguos viveros. Lo que queda de ellos también interesaron a Pablo y Jorge, así que les prometí investigar más a la vuelta. Una cueva que me sirvió de refugio un día de lluvia también supuso una parada, y una historia. Ya por terreno despejado aparecen a la izquierda las paredes rocosas en la que se sitúa la Fuente de la Paja. Lástima que estaba seca, pues hasta pajitas llevábamos para beber en ella. Decepción. Continuamos ahora subiendo por sendero más rocoso y después entre pinos para dejar a la izquierda primero el sendero que viene de Villanúa y más tarde desembocar en la pista que viene también de Villanúa. La pista la seguimos, en fuerte ascenso, no recordaba yo tanto, hasta alcanzar la Fuente de los Abetazos. De esta sí manaba agua abundante. Altitud: 1.340 mts. Llevábamos 1h. 12’.

Como quiera que las nubes de evolución estaban justo encima nuestro más grises de lo conveniente, pese a que daban tormentas si acaso para la tarde, no quise arriesgar e ir hasta las praderas de Gabardito, dando por finalizada la subida ante las protestas generales. De manera que tras beber, dimos media vuelta. Al pasar por la Fuente de la Paja estuvimos trepando un rato, viendo que las nubes no amenazaban de momento. También nos entretuvimos por los antiguos viveros y en las parideras ya junto a la carretera. En total, 2h. 36’ de marcha. Comimos en un merendero cerca de Canfranc. No llovió, pero por si acaso, con el coche al lado.

jueves, 6 de septiembre de 2012

TUCAS DE LA MINA Y SALVAGUARDIA desde el Hospital (29/07/12)


Participantes: Miguel, Javier, Jesús y Oscar.

Fecha y meteo.: 29/07/2012; sol al inicio, nubes de evolución; calor y fresco a ratos.

Duración: 2h. 30’ a la Tuca de la Mina; 4h’ 35’ al Salvaguardia. Ruta total de 7h. 40’.

Desnivel: 1.003 mts. a la Tuca de la Mina. 1.381 mts. al Salvaguardia. Total: 1.401 mts.

Dificultad: corredor empinado y trepadas por terreno rocoso muy vertical a La Mina.


Dejamos el coche en el aparcamiento destinado a ello antes del Hospital de Benasque. Altitud de inicio: 1.800 mts.

Siguiendo un senderillo, avanzamos llaneando por los húmedos pastizales al oeste del Hospital. Nos cruzamos con algún corredor que estaba terminando el Ultra Trail del Aneto. Siguiendo las marcas llegamos a una bifurcación. A la derecha, La Besurta; al frente, al Portillón y a las Tucas. El camino de herradura asciende sin pausa remontando lo que parecía una pared clara inexpugnable. Llegamos a una zona algo más llana, donde se separan los caminos al Puerto de la Picada y al Portillón. Pero nosotros, ni a un sitio ni a otro: ya fuera de sendero avanzamos realizando una media ladera hacia la altiva mole que tenemos enfrente, la Tuca de La Mina. Giramos a la izquierda tras una cuevecilla para encarar un empinado corredor. Una vez salvado, encaramos una pendiente herbosa muy empinada. Excesivamente. Las piernas se quejaban del granítico día anterior. Tras ella, giramos a la izquierda para trepar por una sucesión de pequeñas gradas y paredes rocosas, con buenos agarres, pero la cosa se ponía cada vez más empinada. ¡Caramba con La Mina! Mucho trabajo para una cumbre poco conocida,… Además íbamos sin apenas parar, ni a beber ni a comer,… Llegamos a la cresta, y ya fácilmente a la cima. Llevábamos 2h. 30’. Altitud: 2.708 mts. Llegué “tocado”. Más que de pulmón, con los cuádriceps tiesos y duros como casi nunca.

Tras un rato por arriba, pocas fotos hice, ni ganas tenía,…tocaba descender con cuidadín. Yo sin palos y despacito fuimos bajando. Dudamos si ir al Portillón directamente pero (menos mal) al final seguimos el camino de ida. El corredor lo mismo, con cuidado y evitando no tirar piedras. Una vez en el llano, tomamos la senda que lleva a la Tuca de Salvaguardia. Esto sí es un sendero, que tras una serie de eses y un único paso con sirga como quitamiedos por si la roca que se atraviesa está mojada, nos dejó en la Tuca de Salvaguardia a las 4h. 35’. de marcha. Altitud: 2.738 mts.

Almorzamos y tomamos fotos. Descendimos al llano no sin antes visitar el Portillón. Para terminar el regreso, teníamos dos opciones: la corta, la ruta de subida; la larga, llanear y descender casi hacia la Besurta para volver por el Plan de Están. Lógicamente escogimos esta última. A las 7h. 40’. de marcha llegábamos al aparcamiento.


FOTOS