lunes, 18 de junio de 2012

MUEL EXTREME (bueno, no tanto) 17/06/2012

Cuenta una leyenda de la cultura celta que a mediados del siglo VI d.C., el monje irlandés San Brandán, o San Borondón, viajó por el Atlántico en busca de las islas de la Felicidad y de la Fortuna. Llegaron a una isla, en la que desembarcaron. Estaba llena de vegetación, pero pronto comenzó a moverse; se trataba de una gigantesca criatura marina. Muchos piensan que es la octava isla del archipiélago canario, la fabulosa isla-ballena de San Brendán, cuyo nombre se convirtió en Canarias en San Borondón.
Miles de años antes de que surgiera esta leyenda, en la planicie de Muel surgió el enorme y mítico cabezo de San Borombón, y, a diferencia de la isla encantada de las Canarias, que aparece y desaparece, el cabezo de San Borombón de Muel permanece inmóvil, con su característica estampa. Cada año, era escenario de varias tradiciones de raigambre en el municipio de Muel; a la cima del cabezo subían los mozos para ver amanecer el día de San Juan.

II CARRERA POPULAR DE MONTAÑA "CABEZO DE SAN BOROMBÓN"

Habiéndome fallado la opción de subir al monte, puse en marcha el plan b. La carrera de montaña de Muel.
Un café a media tarde y un té frío algo más tarde hicieron su efecto a partir de las 4:45 de la madrugada: ni ojo hasta las 6:20, ¡vaya nochecita! eso al menos marcaba el reloj la última vez que lo miré antes de despertarme a las 7:30 para desayunar y acercarme a Muel, más de una hora antes de la salida, ya que ni siquiera estaba apuntado. No hubo problemas.

Coincidimos cuatro Andarines: Luis, que como siempre venía como una moto; Manuel, algo fastidiado con su rodilla tras el tiempazo de 3h. y cuarto en la Maratón de San Sebastián, y Enrique, que llegó a última hora como siempre, y con sus problemas de rodillas que últimamente quieren derrotarle, sin conseguirlo nunca. Y yo.
Yo tenía la idea de que esta carrera (19 kms y casi 500 mts de desnivel) me sirviera de prueba-entreno para metas futuras; aunque ya llevaba más de 60 kms. esta semana, así que las piernas no estaban para muchos trotes,... no sé si os habéis dado cuenta que ya llevo dos excusas,... ¿la tercera? una rozadura de los zapatos del día anterior, pero eso se soluciona más o menos con un buen "compid".
Al grano, o sea, a la carrera. Y así salimos de la Plaza de Muel. Por las calles se baja hasta el parquecillo junto al Huerva. Ya veía primero a Oscar Soriano, a la postre vencedor. Como éramos pocos, es la única vez en una carrera que logro mantener contacto visual con la cabeza un par de kilómetros,... Abandonamos el pueblo por pista para comenzar el ascenso al Cabezo de San Borombón. Un senderillo muy empinado nos asciende al cordal. Evidentemente este tramo lo hicimos andando.Tras llanear por la loma , otro ascenso cortito nos dejó en la cima. Corta bajada por sendero arenoso y resbaladizo ( por aquí me defiendo bien y tengo que esperar a alguno más torpecico que yo) y primer avituallamiento. Cojo dos botellines, el calor no es exagerado, pero hace calor. Aunque sea una carrera por montaña, se trata de lomas calcáreas, con matorral bajo, es decir, casi monegros,...Más o menos ya vamos los mismos medio juntos todo el rato.
Por pista ascendemos de nueva a la Plana de Jaulín. Este tramo lo corrí todo, despacico, pero todo; algunos caminaban. Descenso por camino agrícola hasta el último tramo de ascenso, corto pero muy empinado; de nuevo a caminar se ha dicho. Bajada para ir con cuidado y sube-baja por una especie de sucesión de barrancos secos que no le hizo mucha gracia a mis piernas. Al llegar de nuevo a una pista, deceleré un poco o los de mi grupeto aceleraron, el caso es que me quedé más solo que la una hasta llegar al Huerva. Y es que llevaban a una fémina que quería llegar tercera; yo no quería llegar tercero, así que para qué seguirles :) Aquí pasé un par de kilómetros de esos en los que piensas, "está mal medido, o me he saltado el cartel, no puede ser tan largo". Llegamos junto al río y entre árboles y cañaveral hacía sombra, pero calor, casi el mismo. Me pasó un corredor que hasta tres veces, las mismas que San Pedro negó a Jesús, se desviaba hacia la derecha cuando las marcas seguían rectas junto al río; las tres veces le grité "recto hay otra marca", hasta que poco a poco le perdí de vista,...y es que, puestos a no ganar, me lo tomé con cierta tranquilidad, :)
Así llegamos a las afueras del pueblo, y entramos de nuevo por el parque del Huerva; menos mal a algunos chavales, un par de veces el recorrido no estaba muy claro; un voluntario me dice, "por donde la ida", ¡ como si me acordara,..! Pero no es ninguna queja, son sólo anécdotas.
La carrera terminó con una agradable sorpresa, al final no eran 19,5 kms, sino 18,5, por lo que tras pasar al 18 al poco veo la meta en la Plaza, qué bien.
En total 1h. 47' 37''. Puesto 41 y 18º en Veteranos A . ¡ Nunca he estado tan cerca de ganar! ¡Temblad, me voy acercando!
Veo a Luis ya reponiendo líquidos, ha quedado 5º y 3º en su categoría ( que es la mía, 35-45) con menos de hora y media.
Al rato viene Manuel. Y cerrando, con problemas desde el km. 4 pero vencidos con pundonor y otra cosa que me callo, Enrique.

Buena organización, buen trato y al final buen avituallamiento y un bocata de jamón con pan con tomate como Dios manda, o en este caso San Borombón manda. No hubo sorteo de regalos, pero como a mí no me toca nunca, me dio igual.
Clasificación


miércoles, 13 de junio de 2012

SIERRA DE PARTARA desde el Mesón de L'Ainsa (09/06/2012)

Cogimos el coche y aparcamos junto al Meson de L’Aínsa, al lado del río Ara. Altitud de partida: 577 mts.

El inicio del sendero está indicado en unos paneles. Comenzamos ascendiendo por una pista que remonta con fuerte inclinación los primeros metros. Luego se suaviza. Al poco paramos para ponernos crema solar protectora, pues las nubes alternaban con el sol; no hacía nada de fresco, así que también aprovechamos para quitarnos ropa. Dejamos a la izquierda el desvío a la ermita de Los Palacios. Siguiendo la pista y las marcas de PR y BTT pasamos junto a una borda (Casa Royo), encarando ya definitivamente las primeras laderas de la Sierra de Partara. Llegamos a un cruce de pistas y sendas en las que vemos indicada la ruta a Partara “con BTT” a la derecha, y hacia adelante “a pie”. Aquí nos alcanzó un senderista francés que iba a Santa María de Buil y se liaba con su mapa en el que sólo ponía “Santa María”. Nosotros, tras dudar unos instantes, hicimos caso a los carteles y seguimos al frente, encarando una corta pero empinada subida por un desdibujado sendero hasta la Cruceta Bruello, ya en el lomo de la Sierra. En este punto la senda gira a la derecha y discurre entre carrascas y espantalobos por el cordal; a partir de este punto el recorrido es más bonito. Al rato alcanzamos el punto culminante de la sierra, marcado con un cartel. Altitud: 859 mts. Unas vistas espectaculares de la Peña Montañesa y de Aínsa a sus pies.

Hicimos unas fotos y continuamos recorriendo el lomo hasta la Calura Osqueta. En este punto comenzamos el verdadero descenso por la cara norte (noroeste). Abandonamos el cordal y descendimos dejando a nuestra izquierda unas oquedades rocosas. Después, multitud de eses entre bosque nos bajaron hasta orillas del río Ena, que vadeamos por donde nos indicaron las carteles; no hizo falta descalzarse, aunque Miguel quiso. Al poco tomamos una pista que desemboca en una carreterilla que nos acercó a nuestro punto de partida. Pero el último tramo lo hicimos por pista, por la escollera junto al Ara en lugar de por la carretera. En total, una ruta de unas 3h.

sábado, 2 de junio de 2012

Riberas del Ebro

Desde casa y tras cruzar el Puente de Hierro, sigo por la ribera hasta pasar bajo el Puente del Tercer Milenio; continuo por el camino de los Sotos y doy la vuelta al llegar a la autopista. Llego a la Telecabina. Allí nos juntamos tres Andarines corredores ( Alberto, Enrique y yo) más Isaías que viene de visita, pues una neumonía le dejó en el dique seco y está recomenzando a correr. Tras diez minutos de charla reiniciamos el trote, pero Enrique nos deja solos, una rodilla le molesta ( como no le va a molestar si no se pierde una carrera, el finde pasado la nocturna de Cuarte y la Sin Humo). Así que Alberto y yo cruzamos el río por la pasarela de la autopista y vamos dejando al Ebro a nuestra derecha para volver después por parte de la 10k del roscón hasta pasar bajo los puentes hasta la pasarela del voluntariado. Allí continuamos por la ribera hasta el Puente de Santiago. Alberto me deja y yo sigo hasta casa por Echegaray. En total 20,5 kms. A 5' 02'' el km.
Y os dejo un bonito video que no me he resistido a dejar de compartir.
Para los que preguntan ¿por qué?
Responde KILIAN JONET