lunes, 29 de julio de 2013

PIMENÉ desde Gavarnie (21/07/2013)




Participantes:             Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.:            21/07/2013; más sol que nubes, sin mucho calor excepto al final de la bajada
Duración:                     3h. 03’ al Pimené. En total: 6h. 10’.  
Desnivel y longitud:      1.470 mts. al Pimené. Ruta total de 1.511 mts.  y 16 kms.  
 




Tras el palizón del día anterior al Gran Vignemale, Jesús tenía entre ceja y ceja ascender, como excursión más corta y suave, al Pimené, mirador de primer orden de la cara norte de las cimas de Ordesa-Gavarnie, especialmente de los Astazus. Pero se trataba de unos 1.500 metros de desnivel; ¿suave?, ¿corta?… Y encima sin plano. Yo me resistí, (pero poco, sinceramente). Ayer habíamos visto el Pimené desde el ascenso al Vignemale, una bonita pirámide. He de decir que sopesé  la opción de alquilar un burro que nos llevara al fondo del circo, como hace la gente normal…
Aparcamos en el mismo pueblo de Gavarnie y tomamos la pista asfaltada que indica dirección al Circo. Altitud de inicio: 1.350 mts. El día había salido despejado y cálido. Una maravilla.
Al poco  de cruzar el río aparece indicada la senda que abandona el camino del Circo y se dirige al Refugio de Espuguettes. Se trata de un sendero que serpentea por la ladera este del valle, ascendiendo sin descanso entre un bosque no muy tupido. Al acabar el arbolado, alcanza unas praderas en las que se asienta la Cabaña Pailla y ya se vislumbra en el borde de un promontorio el Refugio, al que llegamos en 1h. 25’ tras remontar por terreno herboso los últimos metros.
Trago de agua y continuamos suavemente por praderas, observando unos pastores, amo y perro, agrupar unos grupos de ovejas. De nuevo el sendero vuelve a picar hacia arriba, y lo hace más cuando se bifurca: a la derecha hacia la Hourquette; a la izquierda remonta de manera importante la terrosa, pero vestida de hierba, ladera norte del Pimené. Un sendero que serpentea hasta alcanzar un colladete. Unos metros por debajo del cordal avanzamos hasta  alcanzar una antecima. El camino más trillado va más pegado a la divisoria. Lo tomamos a la vuelta. Desde la antecima por la cresta, rocosa pero sencilla y apenas aérea, sin usar las manos apenas hasta los metros finales, llegamos a la cima del Pimené. Llevábamos 3h. 03’. Altitud: 2.801 mts. Las vistas del circo y de la cara norte de los Astazus, espectaculares. Se estaba nublando, pero sin demasiada amenaza.




Tomamos un tentempié, y deshicimos lo ascendido hasta el Refugio, en el que almorzamos entre caballos. Se había despejado, el sol calentaba, no había sombra. Así que tiramos para abajo aunque apetecía una siestecilla.  Sin más novedades llegamos al pueblo, tras 6h. 10’ de marcha.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada