martes, 24 de septiembre de 2013

IBÓN DE ACHERITO DESDE LA MINA (21/09/2013)




Participantes: Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 21/09/2013; día soleado y cálido, viento fresquito junto al ibón.
Duración: 2h. al Ibón. Ruta total de 4h. 40’.
Desnivel y longitud: 645 mts. de acumulado total. Ruta total de 9,7 kms.



Igual que en la excursión anterior, otros diez años habían pasado desde que en 2003, visitamos por primera vez el Ibón de Acherito. Yo había vuelto por aquí, pero Ana no, y tenía ganas de repetir y de ir con los pequeños. Aparcamos en La Mina y comenzamos a caminar siguiendo los carteles. El día era espléndido, soleado y sin mucho calor. Altitud de inicio: 1.230 mts.
La senda está muy marcada y avanza ascendiendo por la derecha de un barranco, sin más dificultad que algunos tramos con barro que intentábamos sortear. Cruzamos el torrente para proseguir al Ibón dejando a la derecha el camino de la antigua calzada romana al Puerto del Palo. Y encaramos las cuestas más empinadas que nos dejaron en una nueva bifurcación. Los chavales iban como motos. Reagrupamos junto a los carteles y proseguimos realizando una media ladera bajo las pedregosas laderas del Mallo Cristian. Yo por delante junto a Pablo, que cuando quiere le gusta ir en cabeza y tirar de manera impensable para su edad, y Miguel que va sobrado en estas excursiones; habrá que darle otra vuelta de tuerca,…sin abusar. Por detrás, Jorge hacía compañía a Ana, algo justa de fuerzas; la ley de la naturaleza,…Sin novedad alcanzamos las orillas del Ibón en unas 2 horas aproximadamente. Altitud: 1.875 mts.



Varios grupos descansaban en las orillas, así que buscamos un lugar un poco apartado y dimos cuenta del almuerzo; soplaba un airecillo algo fresco, sin llegar a ser frío, pero suficiente como para que no estorbara algo de ropa de abrigo. Pese a eso, el día fue mucho mejor que diez años atrás, en el que la niebla rodeaba las peñas que delimitan el ibón al norte. Los críos no estaban quietos, de piedra en piedra, ninguna les convencía del todo, o mejor dicho, siempre pensaban  que era mejor la del vecino. No estuvimos mucho tras la comida. Enseguida comenzamos el descenso por el camino de ida. Si la subida fue buena, en la bajada mis montañeros preferidos casi corrían. Casi sin enterarnos estábamos abajo junto al coche, después de 4h. 40’ de marcha. 

2 comentarios:

  1. Con mi falta de preparación física, me cogen tus críos y me desloman en 10 minutos.

    ResponderEliminar
  2. Pero eso sin subir a Acherito, y no sólo a ti...

    ResponderEliminar