lunes, 2 de septiembre de 2013

REFUGIO DE LA RIPERA DESDE PANTICOSA (03/08/2013)



Participantes: Ainhoa, Claudia, Gabriela, Ana, Carlota, Hugo, José, Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 03/08/2013; día soleado y muy caluroso; algunas nubes al final.
Duración: 2h. 10’ al Refugio de la Ripera. En total: 5h. 25’.  
Dificultad: 380 mts. Refugio de la Ripera. Ruta total de 8 kms.  




Dejamos el coche en el aparcamiento de la Estación de Panticosa, al lado de la telecabina. Altitud de inicio: 1.140 mts. El día apuntaba a muy caluroso.

Tomamos el sendero marcado que atraviesa el Río Caldarés pero no el Río Bolatica. Tras un repecho fuerte, la senda pierde violencia y empieza a ascender más suavemente, atravesando un bosque de abedules. Pronto atraviesa el río por el puente de La Zoche del cual se estaban lanzando a unas pozas unos chavales. Seguimos por la senda, que abandona el bosque y avanza algo más desdibujada por praderas. Los pequeños, que iban dándole a pipas y patatas, empezaban a acusar los efectos de la sal unidos a los del calor y pedían agua constantemente. Las paradas eran casi continuas. Ni llevábamos ritmo ni nada,…A quién se le ocurre  y más con el día que hacía lo de los aperitivos salados,… ni siquiera llevábamos gran cantidad de agua,…en fin,…
En una bifurcación desechamos continuar por la pista, y seguimos por el sendero que encara una última cuesta  y nos deja ya en el Valle de La Ripera. Atravesamos un torrente y giramos a la derecha para desembocar, ahora sí, en la pista de La Ripera. Al poco vemos a la izquierda el Refugio de La Ripera. Aquí se acabó la excursión. Paramos a comer al lado del Río Ripera en una sombra. Jorge y yo continuamos unos metros hasta llegar a la pasarela que atraviesa de nuevo el río. Altitud: 1.520 mts.
Almorzamos muy a gusto, mientras los chavales metían pies y piernas en el río y se lo pasaban de lo lindo. 

Como al fondo del valle aparecían nubes de tormenta, José propuso volver sin más demora. Así que eso hicimos, por el camino de ida. La sed apareció de nuevo, la verdad hacía calor, pero la sal también contribuía de lo lindo. Además yo no me atreví a dejar coger agua del río, por el ganado. Sin más contratiempos que algún tropezón, llegamos a Panticosa. Me acorde de una fuente al poco de iniciar la Pista a Hoz, y rellenamos a base de bien las cantimploras. En total,  5h. 25’ de ruta.
 

1 comentario:

  1. Para la próxima vez no olvides incluir en el avituallamiento el jamón serrano y el bacalao seco. De postre... polvorones, por supuesto.
    Qué ocurrencia.
    Paco

    ResponderEliminar