lunes, 23 de diciembre de 2013

MONTE GROSÍN desde el Puente de las Grajas (21/12/2013)



Participantes:  Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 21/12/2013; día soleado, fresco pero no frío, sin viento.
Duración: 2h. 25’ al Monte Grosín. Ruta total de  5h. 20’.
Desnivel y longitud: 631 mts. al Monte Grosín. Ruta total de 639 mts  de desnivel y 13,6 kms. de longitud.


Aparcamos nada más cruzar el Puente de las Grajas. La mañana era fresca pero soleada, al sol se estaba muy a gusto, a la sombra, caminando, tampoco hacía frío. Altitud: 801 mts.
Siguiendo las indicaciones de los carteles, comenzamos ascendiendo por una pista. Tras la primera revuelta vimos un mojón que indicaba el nacimiento de un sendero, y lo tomamos. Una senda, muy bien limpiada, asciende entre bosque. Mucho mejor que avanzar por la pista, más empinado, pero más agradable. Fuimos ganando altura, cruzando la pista varias veces, incluso realizando algún tramo por ella, pero siempre retomando el sendero en cuanto podíamos. Pasamos junto a una casa derruida y junto a una caseta. Al desembocar en la pista, algunos tramos estaban helados y había que ir con cuidado. Atravesamos una especie de valla para el ganado y al poco vimos una última caseta de piedra. Y ya tras un último tramo por senda por terreno más descubierto, alcanzamos un collado en el que confluye la pista de Caniás. Aparcados. un par de coches de cazadores. Pequeña parada y continuamos ahora ya por pista un tramo largo y pesado, más por el barro. Algunos cazadores esperaban a borde de pista. Uno nos avisó de que si no habíamos visto el cartel y de que tendríamos problemas con la Guardia Civil. No habíamos visto ningún cartel. Los demás nos saludaban sin más. Continuamos un poco más por la pista y llegamos al collado bajo el Grosín. Ya sin cazadores ascendimos a la cima por el sendero marcado y limpio. Una empinada ladera en la que a Pablo le dio por protestar y decir que le dolía la espalda. Se le curó en cuanto cargué yo con su mini mochila en la que llevaba una cantimplora de no más de cuarto de litro,…. Arriba, inspeccionando los bajos del antiguo castillo, se le pasó todo el cansancio y no paró ni un momento. Llegamos al mojón tras 2h. 25’.  Altitud: 1.423 mts.    


            Tras hacernos fotos, y descubrir un pequeño belén dentro de las ruinas, descendimos el lomón cimero y almorzamos casi en la pista. Aprovechamos para llamar al tío Alberto, pues era su cumpleaños. Los cazadores acabaron su jornada y les vimos irse con sus todoterrenos. Tras la comida, reiniciamos el regreso por la pista, más transitable porque las ruedas habían aplastado el barro. En el collado estaban almorzando, todo eran coches, perros, gente y risas. Saludamos y continuamos para abajo tomando ya el primero de los múltiples atajos que permiten transitar poco por la pista. Llegamos abajo, frenando a los críos, tras 5h. 20’ de marcha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario