lunes, 16 de diciembre de 2013

TUCA DE MULLERES desde la Boca Sur del túnel de Viella (15/12/2013)



Participantes: Enrique Badía , Ramón, Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 15/12/2013; día espléndido, soleado, sin viento.
Duración: 4h. 40’ a la cima de la Tuca de Mulleres. Ruta total de  7h. 50’.
Desnivel y longitud: 1.410 mts. a la cima de la Tuca de Mulleres. Ruta total de 15 kms.
Dificultad: nieve blanda; medias laderas inclinadas; últimos metros al collado algo delicados.


Nos plantamos a la entrada del Valle de Arán, junto a la boca sur del túnel de Viella. Allí aparcamos y comenzamos a caminar, pisando nieve desde el principio. Había mucha más de lo esperado, tanta que al poco de empezar, Jesús vaticinó: hoy no llegamos. Altitud: 1.606 mts.
Llaneando junto a un recién nacido Noguera Ribagorzana, ya fuimos conscientes de las dificultades añadidas que tendríamos; la nieve, algo blanda, te hundía a veces el talón, a veces hasta la espinilla, otras casi la pierna entera. Avanzábamos más lentos de lo esperado. Llegamos a una bonita cascada y empezamos la subida fuerte, por la parte izquierda del valle según ascendíamos. Progresábamos siguiendo algunas huellas, teniendo que realizar alguna media ladera bastante inclinada, pero la nieve no estaba peligrosa. Cuando quedaba no mucho para llegar al Refugio de Mulleres, Ramón, que venía algo retrasado, dijo basta y dio media vuelta. Jesús me dijo que él llegaba al refugio y se quedaba allí. Llegamos al refugio y nos dijeron que habían subido varios, andando y con esquís. Ello bastó a Javier para convencerse y convencernos para continuar. Tras una subida fuerte, en un pequeño llano nos calzamos los crampones, para más seguridad. 

Subes y bajas tirando hacia arriba y una última pala, que se hizo muy dura, pues pese a la huella el avance era laborioso, nos llevó a los pies del collado.  Los corredores pusieron un ritmo infernal, con la cosa de que íbamos justos de tiempo, que el día era corto y que el descenso sería también más lento de lo habitual con la nieve más blanda aún,… Unos metros de bastante inclinación, pero con una casi perfecta escalera tallada en la nieve, y un tramo de varios metros con roca a la que agarrarse, nos dejó en el Col.

 Avanzamos un poco por la vertiente de La Escaleta, bastante helada pero afortunadamente siempre con la posibilidad de pisar nieve, las huellas nos fueron guiando, a nosotros y a dos esquiadores. 

El hielo presentaba formas muy bonitas,... 

A las 4h. 40’ de marcha, hollábamos la cima de la Tuca de Mulleres. Altitud: 3.010 mts. Poco estuvimos en la cima, en la que no encontramos la cruz de hierro.  



Bajamos escopeteados al refugio, todo lo deprisa que las piernas dieron. Desde allí no pegó el sol. Allí paramos a tomar el almuerzo (estaba muy bien equipado y limpio). El siguiente tramo, lo mismo, hasta llegar a la cascada; allí quitamos crampones y ya en los llanos seguimos unas huellas distintas a las de la ida, quizás fuimos algo mejor, no sé. 


Total: 7h. 50’ de marcha hasta el coche.

4 comentarios:

  1. Muy bien Oscar, esto es rapidez en publicar la cronica, solo hay que llevarte a sitios que te motiven y un poco de niebla en Zaragoza.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Deduzco que no acudiste, como era tu obligación como padre, al afamado y ansiadamente esperado por tus hijos "Concurso de Dibujo Navideño". Yo en tu lugar, hubiera obrado igual, aún a riesgo de quedar atrapado por la nieve hasta la ingle. Igual unas raquetas... pero luego hubiera habido que portearlas, tampoco parece buena idea. En todo caso, mucho mejor idea que ir al concurso de dibujo.

    ResponderEliminar
  4. uy, se me pasó lo del concurso,...y sigue la niebla,...

    ResponderEliminar