martes, 31 de diciembre de 2013

PARA CERRAR EL 2013: TOZAL DE GUARA Y MÁS,... (29/12/2013)



Participantes: Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 29/12/2013; despejado al inicio, se fue nublando; viento muy frío a ratos.
Duración: 3h. 05’ al Tozal; 5h. 07’ a Corcurezo; 5h. 45’ a Fragineto. Ruta total de 7h. 50’.
Desnivel: 1.310 mts. al Tozal;  1.413 mts. a Corcurezo; 1.527 mts. acumulados a Fragineto.  
Dificultad: cresta y descenso incómodo de Fragineto.

La propuesta original, de Miguel, era acabar el año montañero ascendiendo al Tozal de Guara desde Nocito. Al final, por diversas causas, nos juntamos Javier, Jesús y yo para comenzar en La Tejería. Día soleado, salvo un gorro en el Tozal, pero frío y viento a ratos. Altitud: 908 mts.
Calzándonos las botas Javier recibió un mensaje de Samuel, que subía al Tozal desde Vadiello, y un grupo de habla catalana llegó en coche. Creo que para que no nos pillaran ni uno ni otros, Jesús comenzó casi corriendo e impuso un ritmo infernal (o eso o yo estaba fuera de forma),  de hecho no pude ni desayunar. Pasamos por la Ermita de Fabana, y continuamos por el camino que recorre el Barranco de Fabana, por el que baja agua a tramos y hay que ir con cuidado si no quieres meter la pata.  Pasamos el desvío a Fragineto, del que Jesús me informó con un brillo malicioso en los ojos, ahora lo sé,… y continuamos a todo trapo, tomando el atajo a la normal llamado “revientachulos” (sobra explicación). Alcanzamos el Raso de los Hongos donde ya nos juntamos con el sendero que viene de Petreñales, y seguimos para, al fin, hacer una paradilla en un collado, algo resguardados del viento que era muy frío. Continuamos sin hacer caso al cartel que indica “Tozal por la Pedriza” (¿La Pedriza? si eso está en Guadarrama,…) y entramos en terreno nevado. Llegamos casi a la divisoria, se avanzó bien hasta un pequeño murete ante el que Javier, que venía con zapatillas de trail, se calzó los crampones; los que llevábamos botas, superamos los tres o cuatro metros de roca y nieve sin dificultad. 

Y ya el terreno se aplanó bastante hasta llegar a la cima. En total, unas 3h. de marcha. Altitud: 2.077 mts.  Tuvimos suerte, el bonete había desaparecido y mientras estábamos arriba estuvo despejado. Luego las nubes fueron ganando terreno, la cima despareció,…y no se volvió a ver.



             Mientras almorzábamos, llegó Samuel. Hacía fresco, así que comenzamos a bajar enseguida; él por La Pedrera (no pedriza), nosotros por la ruta de subida hasta que tomamos el sendero a Petreñales, pues, ¡sorpresa!, regresaríamos por Fragineto. Del Collado ascendimos a Corcurezo (1.661 mts.) donde nos topamos con los catalanes. De allí, cresteamos y ascendimos a Fragineto (1.734 mts.). 


Seguimos la cresta, terreno incómodo, y bajamos al collado bajo Montidinera. Javier propuso hacerlo, pero me planté, tenía que parar en Huesca y no era cuestión de alargar más. Bajamos escopeteados; de nuevo vimos y pasamos a los catalanes. En total, 7h. 50’ de marcha. A por el 2014.

lunes, 23 de diciembre de 2013

MONTE GROSÍN desde el Puente de las Grajas (21/12/2013)



Participantes:  Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y meteo.: 21/12/2013; día soleado, fresco pero no frío, sin viento.
Duración: 2h. 25’ al Monte Grosín. Ruta total de  5h. 20’.
Desnivel y longitud: 631 mts. al Monte Grosín. Ruta total de 639 mts  de desnivel y 13,6 kms. de longitud.


Aparcamos nada más cruzar el Puente de las Grajas. La mañana era fresca pero soleada, al sol se estaba muy a gusto, a la sombra, caminando, tampoco hacía frío. Altitud: 801 mts.
Siguiendo las indicaciones de los carteles, comenzamos ascendiendo por una pista. Tras la primera revuelta vimos un mojón que indicaba el nacimiento de un sendero, y lo tomamos. Una senda, muy bien limpiada, asciende entre bosque. Mucho mejor que avanzar por la pista, más empinado, pero más agradable. Fuimos ganando altura, cruzando la pista varias veces, incluso realizando algún tramo por ella, pero siempre retomando el sendero en cuanto podíamos. Pasamos junto a una casa derruida y junto a una caseta. Al desembocar en la pista, algunos tramos estaban helados y había que ir con cuidado. Atravesamos una especie de valla para el ganado y al poco vimos una última caseta de piedra. Y ya tras un último tramo por senda por terreno más descubierto, alcanzamos un collado en el que confluye la pista de Caniás. Aparcados. un par de coches de cazadores. Pequeña parada y continuamos ahora ya por pista un tramo largo y pesado, más por el barro. Algunos cazadores esperaban a borde de pista. Uno nos avisó de que si no habíamos visto el cartel y de que tendríamos problemas con la Guardia Civil. No habíamos visto ningún cartel. Los demás nos saludaban sin más. Continuamos un poco más por la pista y llegamos al collado bajo el Grosín. Ya sin cazadores ascendimos a la cima por el sendero marcado y limpio. Una empinada ladera en la que a Pablo le dio por protestar y decir que le dolía la espalda. Se le curó en cuanto cargué yo con su mini mochila en la que llevaba una cantimplora de no más de cuarto de litro,…. Arriba, inspeccionando los bajos del antiguo castillo, se le pasó todo el cansancio y no paró ni un momento. Llegamos al mojón tras 2h. 25’.  Altitud: 1.423 mts.    


            Tras hacernos fotos, y descubrir un pequeño belén dentro de las ruinas, descendimos el lomón cimero y almorzamos casi en la pista. Aprovechamos para llamar al tío Alberto, pues era su cumpleaños. Los cazadores acabaron su jornada y les vimos irse con sus todoterrenos. Tras la comida, reiniciamos el regreso por la pista, más transitable porque las ruedas habían aplastado el barro. En el collado estaban almorzando, todo eran coches, perros, gente y risas. Saludamos y continuamos para abajo tomando ya el primero de los múltiples atajos que permiten transitar poco por la pista. Llegamos abajo, frenando a los críos, tras 5h. 20’ de marcha.

lunes, 16 de diciembre de 2013

TUCA DE MULLERES desde la Boca Sur del túnel de Viella (15/12/2013)



Participantes: Enrique Badía , Ramón, Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 15/12/2013; día espléndido, soleado, sin viento.
Duración: 4h. 40’ a la cima de la Tuca de Mulleres. Ruta total de  7h. 50’.
Desnivel y longitud: 1.410 mts. a la cima de la Tuca de Mulleres. Ruta total de 15 kms.
Dificultad: nieve blanda; medias laderas inclinadas; últimos metros al collado algo delicados.


Nos plantamos a la entrada del Valle de Arán, junto a la boca sur del túnel de Viella. Allí aparcamos y comenzamos a caminar, pisando nieve desde el principio. Había mucha más de lo esperado, tanta que al poco de empezar, Jesús vaticinó: hoy no llegamos. Altitud: 1.606 mts.
Llaneando junto a un recién nacido Noguera Ribagorzana, ya fuimos conscientes de las dificultades añadidas que tendríamos; la nieve, algo blanda, te hundía a veces el talón, a veces hasta la espinilla, otras casi la pierna entera. Avanzábamos más lentos de lo esperado. Llegamos a una bonita cascada y empezamos la subida fuerte, por la parte izquierda del valle según ascendíamos. Progresábamos siguiendo algunas huellas, teniendo que realizar alguna media ladera bastante inclinada, pero la nieve no estaba peligrosa. Cuando quedaba no mucho para llegar al Refugio de Mulleres, Ramón, que venía algo retrasado, dijo basta y dio media vuelta. Jesús me dijo que él llegaba al refugio y se quedaba allí. Llegamos al refugio y nos dijeron que habían subido varios, andando y con esquís. Ello bastó a Javier para convencerse y convencernos para continuar. Tras una subida fuerte, en un pequeño llano nos calzamos los crampones, para más seguridad. 

Subes y bajas tirando hacia arriba y una última pala, que se hizo muy dura, pues pese a la huella el avance era laborioso, nos llevó a los pies del collado.  Los corredores pusieron un ritmo infernal, con la cosa de que íbamos justos de tiempo, que el día era corto y que el descenso sería también más lento de lo habitual con la nieve más blanda aún,… Unos metros de bastante inclinación, pero con una casi perfecta escalera tallada en la nieve, y un tramo de varios metros con roca a la que agarrarse, nos dejó en el Col.

 Avanzamos un poco por la vertiente de La Escaleta, bastante helada pero afortunadamente siempre con la posibilidad de pisar nieve, las huellas nos fueron guiando, a nosotros y a dos esquiadores. 

El hielo presentaba formas muy bonitas,... 

A las 4h. 40’ de marcha, hollábamos la cima de la Tuca de Mulleres. Altitud: 3.010 mts. Poco estuvimos en la cima, en la que no encontramos la cruz de hierro.  



Bajamos escopeteados al refugio, todo lo deprisa que las piernas dieron. Desde allí no pegó el sol. Allí paramos a tomar el almuerzo (estaba muy bien equipado y limpio). El siguiente tramo, lo mismo, hasta llegar a la cascada; allí quitamos crampones y ya en los llanos seguimos unas huellas distintas a las de la ida, quizás fuimos algo mejor, no sé. 


Total: 7h. 50’ de marcha hasta el coche.