lunes, 10 de febrero de 2014

IBÓN DE ASTÚN O DE TRUCHAS desde Pastores (09/02/2014)



Fecha y meteo.: 09/02/2013; muy nublado, frío.
Duración: 1h. 05’ al Ibón de Astún. Ruta total de 2h. 30’.
Desnivel y longitud: 440 mts. de acumulado total. Ruta total de 7,3 kms.

El cielo estaba totalmente encapotado. Nos preguntábamos qué había sido de la ventana de sol que pronosticaban hasta media tarde. Al final Ana y Miguel se decidieron a esquiar, así que yo me calcé las raquetas y desde Pastores tomé rumbo al Ibón de Astún para ascender a él o intentar el Pico Malacara. Dependiendo de cómo evolucionara el día,... Altitud de inicio: 1.700 mts.
Avancé por la pista de enlace y después por la de salida, adelantando a varios grupos de esquiadores de montaña que me precedían pero que pararon a reagruparse. En realidad pensé que me hubiera venido mejor ir a su rebufo, por si ascendían al  Malacara y podía seguir sus huellas, pero no era cuestión de pararse detrás. Siempre por la pista azul de Toboganes, llegué sudando a la desembocadura de la pista Praderas. Me tuve que quitar el forro. Tomé Praderas siguiendo a un esquiador. Esta pista no estaba pisada y se avanzaba con más esfuerzo, además la pala se las traía. Me di cuenta que apenas se distinguía el relieve, iba pisando a ciegas. Más adelante la pista era una sucesión de bañeras, trincheras y montículos de nieve; de hecho me metí en un hueco, y es que no se veía nada del terreno que pisaba,…desistí de desviarme al Malacara y continué siguiendo las balizas que al menos aseguraban el rumbo a seguir, hasta enlazar con la pista de Toboganes y tras un último esfuerzo, plantarme junto al final del telesilla de Truchas en 1h. 05’ de marcha. Altitud: 2.140 mts.  


             Comencé el regreso,…Parecía que abría, así que me aventuré a adentrarme por el vallecillo que baja del Collado de Astún, ruta normal al Malacara. Un grupo de esquiadores se daba la vuelta pese a poner cuchillas. Yo, en lugar de continuar al Collado, me fijé a mi derecha en un cordal que baja del Malacara al suroeste, y tomando una faja de nieve llegué a él. Comencé a progresar, pero se empinó de tal manera y la costra que pisaba ya no se agarraba tan bien que, o bien me colocaba los crampones, o me daba media vuelta. Como no conocía lo que me esperaba después y no terminaba de abrir, decidí dar media vuelta e intentarlo por la normal. En buena hora, porque sólo me dio tiempo de bajar con cuidadín y tomar la faja;  a los pocos segundos la niebla se echó y volvió a no verse nada, ni mis propias huellas de subida. Así que bajé de la faja al barranco en cuanto pude (sólo eran unos metros) y ya por el barranco hasta las balizas azules de Praderas, eso sí, casi sin saber donde pisaba. Una vez en la pista, todo fue más fácil hasta abajo. Total: 2h. 30’. Y el día fue a peor,…

2 comentarios:

  1. Una retirada a tiempo es una victoria. Felicidades por tu decisión. Riesgos innecesarios... ninguno.
    A veces las "ventanas" son minúsculas, tan pequeñas que directamente no llegan a existir. O el frente se adelanta, o se retrasa, o se entretiene tomando algo por el camino... Es complicado hilar tan fino.
    Insisto: enhorabuena por tu buen criterio.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, tampoco había más riesgo que el de meter la raqueta en un hoyo o pegarme un culazo, pero de toda maneras sí, mejor volver,...total para lo que iba a ver,...

    ResponderEliminar