viernes, 11 de julio de 2014

PICO POSETS Y DIENTE DE LLARDANA desde Espigantosa (05/07/2014)



Participantes: Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo: 05/07/2014; nubes, niebla a partir de la Canal; fresco arriba; cortas ventanas de sol.
Duración: 4h. 30’ al Posets; 6h. 30’ al Diente de Llardana; 10h. 03’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 1.947 mts. al Posets; 2.111 mts. acumulados en la ruta total de 18,03 kms.
Dificultad: crampones para la Canal; terrazas fáciles pero muy inclinadas y expuestas al Diente.

Los refugios de montaña, entre otras cosas, permiten dividir largas ascensiones en dos etapas. La primera te lleva desde el aparcamiento al refugio, generalmente por la tarde. Se reposa, y al día siguiente, madrugando menos que desde casa, comienzas la segunda etapa de la ascensión: más temprano, con parte del desnivel ya salvado, un recorrido más corto y más día por delante. Pero he aquí que Jesús, que cuántas veces habrá dormido en el suelo y en vivac,…dice “que no se duerme en los refugios”,…y prefiere hacer las rutas de tirón,… ¡vaya, hombre!,… Así que comenzamos a caminar desde el aparcamiento de la Cascada de la Espigantosa. Altitud: 1.511 mts.  
El camino cruza el río para comenzar a ascender por buen sendero. Tras un tramo más tendido y con buen piso, otro en fuerte ascenso y terreno ya más abrupto nos dejó en el Refugio del Forcau o Ángel Orús. Llevábamos 1h. 15’ y ya unos 500 mts. de desnivel. Paradica y a seguir.
Reanudamos el ascenso por el sendero GR. En la bifurcación Estós-Biadós seguimos por la segunda hasta un pequeño rellano herboso tras cruzar un torrente por un puente de metal. Allí hicimos una pausa para un tentempié. Apareció un francés con la casa a cuestas. Nos preguntó por el Posets y le indicamos el desvío, pues estábamos justo donde se separa el ascenso al Collado de La Forqueta de la ruta al Posets por la Canal Fonda. Ya podían poner algún cartel, tan sólo está pintado en una piedra,... Si no nos pregunta, va hacia La Forqueta de cabeza,…Teníamos la moral baja, pues el cielo estaba encapotado enfrente nuestro, y la Canal Fonda sumida bajo la niebla, y muy gris,…Hacia La Forqueta pintaba parecido, así que ni nos planteamos el “plan B”. A los pies de la Canal nos calzamos los crampones, pues apareció la nieve. Bastante pendiente pero había huella y con crampones se avanzaba sin peligro. Al llegar al collado superior se terminó la nieve, ya nos lo había advertido un montañero que descendía. Así que crampones fuera y tocó remontar una penosa y empinada pedrera hasta la cresta. No resultó ser tan penosa, aunque debido al desnivel acumulado teníamos que parar de vez en cuando a tomar aire. Poco a poco la remontamos. Nos íbamos cruzando con los que bajaban,… Ya en la cresta, avanzamos sin dificultades hasta que apareció la cumbre. Y digo apareció porque eso es lo que ocurrió, la niebla sin ser muy espesa, no dejaba ver más de 20 metros. En 4h. 30’ estábamos en la segunda cima de los Pirineos, el Posets o Llardana, de 3.369 mts.


             Almorzamos refugiados tras un murete. Jesús me retuvo más rato del que yo hubiera querido, pues sin tener frío, tampoco se estaba demasiado a gusto. Debía de tener la esperanza de que escampara. Compartimos murete con un grupo de tres que también venían desde La Espigantosa.
            Iniciamos el descenso. A mitad de pedrera, empezó a aclarase a ratos y a zonas, y aún pudimos ver el Llano de los Ibones, parte de la cresta hacia el Espadas,…Y abajo cada vez más claro, el Diente de Llardana. ¿Cómo no acudir a su llamada?. Desde el collado remontamos los apenas 100 metros de desnivel por terrazas herbosas muy empinadas y expuestas; no presenta dificultades, simplemente hay que ir con cuidado de no resbalarte. Tras alcanzar la cresta, enseguida se llega al punto más alto sin mayores problemas. Altitud: 3.085 mts. Yo, porque había leído que no era difícil, si no, no voy, parece inexpugnable. Tuvimos suerte y estaba despejando algo más, pudiendo ver Eristes, Cresta Posets-Espadas,…aunque la cima del Llardana se resistió y apenas se dejó ver unos segundos.

            Jesús quería comer algo, yo le dije que sí, pero en el collado. Descendimos con cuidadín y antes de ponernos de nuevo los crampones nos metimos combustible al cuerpo. El francés ahora bajaba del Posets y nos miraba y miraba el mapa,…Descendimos por la canal y ya a sus pies vimos que las nubes volvían a ganar terreno y a taparla,…No, si aún tuvimos algo de suerte,…La bajada al refugio, sin novedades. Y tras comer algo en su terracilla, descendimos “china-chana”, es decir, deprisilla, hasta el coche. En total, invertimos poco más de 10 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario