jueves, 3 de julio de 2014

PICOS PETRECHEMA Y SOBARCAL desde Linza


Participantes: Jesús y Oscar.
Meteo: más sol que nubes, temperatura suave y algo de viento fresco
Duración: 2h. 05’ al Petrechema;  3h. 30’ al Sobarcal; la ruta total 6h. 10’.
Desnivel y longitud: 1.029 mts. al Petrechema; 1.202 mts. al Sobarcal; 1.238 mts. la ruta total de 15,1 kms

Parece que fue ayer, pero hace ya la friolera de 6 años que desde el coche, aparcados junto al Refugio de Linza, estuvimos un rato viendo llover entre la niebla y tuvimos que desistir del ascenso al Petrechema. Ese día subimos al Cuculo. Esta vez el día estaba espléndido. Altitud: 1.337 mts.
Jesús impuso un ritmo exigente por las praderas que llevan al Collado de Linza; o eso o que yo no iba fino, por cansancio o porque me mareé como un pato (mareado) por las infinitas curvas de acceso a Zuriza. En un plis plas  nos plantamos en el Collado, en el que aparece una foto típica: Mesa de los Tres Reyes, Budoguía, Petrechema, Sobarcal y Mallo Acherito, de izquierda a derecha.
Sin apenas pausa, abandonamos el camino a la Mesa, tomando la senda la derecha que discurre por una media ladera de una lometa, y que pronto se planta bajo la vertiente oeste del Petrechema. Una ladera empinada pero sin dificultad alguna. Conmigo ya recuperado, afrontamos el arreón final para pisar la cima del Petrechema en poco más de 2h. Altitud: 2.366 mts.



            Bebimos y tomamos un tentempié, contemplando sobre todo la brecha profunda que se abre entre esta antecima (pues no deja de serlo) y la Aguja de Ansabère; no más de 10 mts. de ancho. Solo de ver una cuerda vieja utilizada para una reunión al final de la pared de la Aguja, daba ya grima. Jesús propuso dos opciones: La Paquiza Linzola o Sobarcal. Escogí la segunda. Descendimos la vertiente sur del Petrechema, más empinada que la de subida, hasta descender al Collado de Petrechema; varios franceses pululaban por la zona. 


Desde el Collado, seguimos un senderillo, que evita la vertical cara norte encarando la accesible vertiente oeste del Sobarcal. Nos dejó a los pies de la cima, acumulación de rocas entre las que hay que trepar un par de metros (muy fácil). En ella está plantada una última roca de metro y medio a la que, por supuesto, Jesús se subió, y yo me conformé con apoyar el pie como una bailarina estirando,…pero sin tutú,…Llevábamos 3h. 30’. Altitud: 2.255 mts. 



Aún sopesamos la posibilidad de tirar hacia el Mallo, pero la canal de acceso tenía nieve. Y aunque propuse volver por La Paquiza, no cuajó, estaba demasiado a desmano y además Jesús prefirió volver por la Foya del Ingeniero, precioso vallecillo semi escondido por el que serpentea un buen sendero que nos dejó, tras 6h. 10’ de caminata, junto al Refugio.












No hay comentarios:

Publicar un comentario