lunes, 1 de septiembre de 2014

9ª SUBIDA A LA FUENTE DEL PACO (23/08/2014)



De nuevo nos plantamos en la línea de salida de la Subida a la Fuente del Paco. Este año, con las piernas con muchos más kilómetros y desnivel hasta julio y de nuevo parón en agosto, aunque no venía tan escaso de entrenamientos como el pasado.  Cada año son más los conocidos que se animan a esta carrera, ideal para iniciarte en las carreras de montaña, sobre todo si estás por Jaca o alrededores. Subimos Toño, Jose y yo y allí ya nos encontramos con el resto. Esta vez Enrique llegó con tiempo de que le pudiera saludar antes del inicio. Así pues, Os Andarines estaba representado por dos corredores. Luego me enteré que Rafa iba a correrla para creyó que era el domingo.

Me coloqué no muy atrás para salir un poco deprisilla y evitar el tapón al inicio de la senda. Hablando con la gente, de repente oí la salida, que me pilló casi desprevenido. El grupo se estiró, los primeros salieron como cohetes y el resto queríamos llegar lo mejor colocados posible al inicio del sendero, pues sabíamos que allí se empieza a caminar y es difícil adelantar. Por las calles de Villanúa miré el reloj y vi tiempos por debajo de los 4 minutos el kilómetro,…a ver si lo iba a pagar luego,…. Luego he comprobado que en  4’ 05’’ hice el primer km. El último tramo de asfalto ya picaba para arriba y fuimos cogiendo posiciones hasta el inicio de la senda. A partir de allí, ya de uno en uno, se camina, se corre cuando el desnivel y las fuerzas te permiten, se vuelve a caminar,…pocos pasan y a pocos paso,…pero veía que más bien adelantaba a más de los que me rebasaban. Subía deprisa, dentro de mi nivel. Llegamos a una pista y desde allí casi nadie deja de correr hasta pasar por el avituallamiento de la Fuente del Paco. Yo tampoco. Pero este año ni siquiera me detuve a beber. Hasta el puente sigue la subida. Fui detrás de un par de corredores desde el final del sendero y parecía que los tres manteníamos el ritmo. Comencé el descenso por la pista e intenté no perderlos de vista. De manera que sentía que bajaba más deprisa de lo que es costumbre. No me pasó más que un corredor, y pasé a algún otro. En esas carreras normalmente en los descensos por pista me pasan como motos. De nuevo hay que volver a subir e intenté correr a tramos, aunque otros caminé para ir recuperando. No obstante mantenía posición. Hay un segundo avituallamiento en el que sí me paré unos segundos a beber isotónica. Se me escaparon un poco mis “liebres”. Y tras un último tramo de subida, de nuevo tocó bajar por pista. Allí delante les veía,…Abandonamos la pista para bajar haciendo eses por sendero. Me lancé un poco más  que de costumbre, pero sólo un poco más. Adelanté a un corredor, me pasó otro. Casi pillé a los de delante. Se desembocó de nuevo en pista. Miré el reloj y eché cuentas a 5’ el kilómetro. Jó,…creía que iba más deprisa que otros años pero de mejorar tiempo nada,… Y eso que sentía que iba rápido para mí. Aunque las “liebres” muy poco a poco se escapaban. Llegamos al asfalto. Volví a echar cuentas,…creo que sí, voy a mejorar,…calculé. Y es que luego he comprobado que bajé tres kilómetros a 3’ 54’’ de media. Cuesta abajo…El que me precedía aumentó el ritmo. Yo solo podía mantenerlo. Ya por Villanúa, llaneando, me pasó un corredor con las piernas largas,…el daba dos zancadas y yo tres,… Yo a lo mío. Vi a Ana y los chavales corriendo delante, fotos y saludos, y encaré la recta final. 

Recta y un giro a la derecha para los últimos diez metros. Esta vez el “speaker” Javier no me vio y no personalizó mi llegada,…Meta. Me paré, y segundos después paré el reloj: 1h. 06’ 46’’. Bueno,…más de 4 minutos menos que el año pasado. Al menos habían dado resultado para algo los entrenamientos para el GTAP. Al año que viene a ver si se anima Ana y yo le hago fotos,... Puesto 67 y 17 de mi categoría. No está nada mal. Muy contento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario