martes, 18 de marzo de 2014

35 MARATÓN DE BARCELONA (16/03/2014)



Mira que prometí no volver a preparar un maratón “de primavera”, pero me liaron, caí en la tentación y me inscribí ya hace meses en la de Barcelona. La idea era obligarme a trabajar la velocidad en mis entrenamientos, pues tras un año enfocado en la montaña y en los ultras (y que también tengo un año más, claro), me noto con más resistencia pero menos capacidad de correr a ritmos a los que antes sí lo hacía. Sin embargo la cosa se cumplió a medias: el invierno, los resfriados, y excusetas varias, hicieron que pronto desechara el pensamiento de intentar bajar de 3h. 10’ y ya hace bastantes semanas me acomodara al objetivo de las 3h. 30’. Ojo, objetivo que no es fácil, pero no era la idea original. Así que me presenté en una línea de salida habiendo ya en realidad fracasado, por decirlo así. Para colmo, el lunes pillé anginas: al médico y antibiótico al canto. 

Viaje compartido con Toni, Quique, Jorge y Marcos, de Andandaeh y alguno “bígamo” también de Os Andarines. El sábado, madrugón y luego bastantes horas pululando por la Feria del Corredor,…vamos, lo que no hay que hacer. Pero bueno, tampoco otras veces he estado de reposo la víspera. Dejémonos de lloriquear y a correr.
Me coloqué en el cajón con Jorge y Marcos que en principio también querían bajar de 3h. 30’. Toni y Quique se pusieron por delante, pues iban a 3h. 15, allí se juntarían con Jordi Dalmau, al que dimos plantón, pues llegamos con retraso sobre lo previsto a la salida. Vimos que los globos de 3:30 salían del cajón posterior, así que no nos iban a valer como referencia. Vaya. A tirar de reloj.
Comenzamos y al poco ya íbamos marcando el ritmo que pretendíamos mantener: un pelín por debajo de 5’/km. Zona de Sants, Las Corts, Nou Camp,…Marcos que preguntó por el mar,…anda que no nos quedaba para ver el mar,…Delante llevamos un rato a los de Trials; Angel, compañero de la UTGS, incluido. Una lata de cocacola, llena,  cayó algo por delante de nosotros, para haber matado a alguien. Tras los  ocho primeros kilómetros que pican algo para arriba, hay un par en descenso y aproveché para coger renta. Marcos se quedó haciendo caso a su “chuleta” que no entendía de subidas y bajadas y Jorge me alcanzó pronto. Llegamos al centro. Subimos por el Paseo de Gracia y Jorge se fue poco a poco, pues yo había vuelto a los ritmos iniciales. Sobre el km. 15 vino Marcos por detrás  justo cuando vi unos veinte metros por delante a Jorge con Toni, que había pinchado. Luego contó que aún fue ralentizando más intentando unirse a nosotros, pero no nos vimos, así que continuamos Marcos y yo solos. Pasamos por Sagrada Familia. Qué mala suerte, en obras… Hasta ahora los edificios nos habían proporcionado sombra. A partir de entonces el sol comenzó a dar fuerte. Una larga recta en la que se ve a los corredores que llevan ya algún kilómetro más nos llevó por la Meridiana en ligera subida a Fabra y Puig. El cansancio comenzaba a notarse. Vimos a Quique y Jordi por delante de las banderolas de 3h. 15. Les chillamos. Qué bien iban.  Giro y ahora nos tocaba  a nosotros bajar y ver a los que subían. Una banda estaba tocando “Tunnel of Love” de Dire Straits y lo tarareé. Marcos me decía que tenía cara de ir sobrado. No. Llegamos a la media maratón y no me noté como otras veces que llegaba casi nuevo. Ya iba notando los kilómetros. Marcamos 1h. 43’ 51’. Íbamos casi clavando los ritmos. Por cierto, mi GPS casi desde el inicio registraba unos 200 metros más que el marcaje oficial. 

Nueva recta de ida y vuelta por la Diagonal. A la ida, al fondo, la Torre Agbar. Permaneció un rato lejos y al fondo, no parecía que avanzáramos,…Pero dijo un gran científico que nada es infinito, excepto el universo y la estupidez humana. Lo segundo está comprobado. Llegamos bajo la Torre y dimos la vuelta. Pasamos el km. 30. Llegamos al Fórum, al mar. El sol pegaba a base de bien. Marcos vio el mar, vio el cartel de 30, se vio bien, y aumentó algo el ritmo. Yo seguí regulando, que no estaba para regalar alegrías al cuerpo. Marcos pasó a Jorge y se fue, pero creo que no se entretuvo en bañarse y fue directo a meta, porque me sacó un par de minutillos. Yo pillé a Jorge poco después y rodamos unos kilómetros a la par. Villa Olímpica. Jorge me dijo que íbamos de miedo para 3h. 30, que ya estaba hecho,.... Yo no lo sentía tan claro. No había que reblar. Pasé bajo el Arco del Triunfo. Habíamos pasado el 35 y se olía la meta, pero quedaban 6 kms. Volvimos al centro: Urquinaona, Plaza Cataluña, Puerta del Angel. Había mucha gente animando. ¡Que no os queda nada! (que sí,…). Seguía regulando para no desfondarme al final, algún kilómetro un poquito por encima, otro un poquito por debajo de esos 5’/km. Costaba, incluso eso. A la cabeza le costaba más que otras veces convencer a las piernas, cuestión de menor motivación, quizás, y cuestión de menor preparación, seguro. Iba pensando en esas tiradas largas que esta vez no fueran ni tantas ni tan largas,… Pero me aferré a bajar de 3h. 30’. Vi a Colón como señalar el camino, pero no, no es por allí. Hay que ascender por el Paralelo. Cómo se notó esa subideta,…pero ya en ese punto había que aguantar con casi todo lo que quedara. Me animaba pasar a más gente que la que me pasaba. Algunos ya iban caminando, y gente acalambrada. La fama que tiene esta prueba no es infundada. Acabar ya es vencer. Según mi GPS, había llegado, pero no, aún me quedaba casi medio kilómetro. Ostras, menos mal que iba con renta…
Ahora sí, llegada a la meta oficial. Alcé los brazos como si hubiera triunfado y puse buena cara. Luego ya miré el reloj: 3h. 29’ 32’’. ¡Uf! Aprobado. Pels Pèls.

Tiempos de paso para los curiosos:
Km. 5:               24’ 47’’ - 24’ 47’’
Km. 10:             24’ 23’’ - 49’ 09’’
Km. 15:             24’ 34’’  - 1h. 13’ 43’’
Km. 20:             24’ 37’’  - 1h. 38’ 19’’
Km. 25:             24’ 45’’  - 2h. 03’ 04’’
Km. 30:             24’ 55’’  - 2h. 27’ 58’’
Km. 35:             25’ 11’’  - 2h. 53’ 09’’
Km. 40:             25’ 16’’ - 3h. 18’ 25’’
Km. 42,195:      11’ 08’’  - 3h. 29’ 32’’

lunes, 10 de marzo de 2014

PIC BELONSEICHE desde Astún (09/03/2014)



Fecha y meteo.: 09/03/2014; día soleado y agradable, pero viento muy fuerte arriba.
Duración: 1h. 15’ al Pic Belonseiche; 2h. 10’ bajo el Pic des Moines. Ruta total de 4h. 05’.
Desnivel: 834 mts. de acumulado total. 11.32 kms.


El día pintaba espléndido. Pese a madrugar, aparcamos algo por debajo de Pastores. La estación estaba “abarrotá”. Dejé a la familia en el telesilla, y yo volví al coche a por raquetas y demás. Me las calcé en Pastores y a caminar… Esta vez lo tenía claro: Ibón de Escalar y Belonseiche. La nieve no estaba tan blanda como una semana atrás. Se avanzaba bien. Tomé la ruta conocida hacia Escalar, varios grupos me precedían y no tuve más que seguirlos, está vez cruzando el barranco para hacer una media ladera, por su izquierda según se asciende. Huellas de botas, profundas, hechas en nieve blanda ahora más dura, dificultaban algo la progresión, pero sin problemas llegué al altiplano del Ibón. Sin pausa giré a la izquierda por una loma  y me dirigí al Col de Audas haciendo una “c” bajo el mogote cimero del Belonseiche. Un esquiador tiró directo hacia la cima pero tuvo que dejar los esquís y progresaba lento. Poco antes del collado comenzó a soplar un viento fortísimo; en el collado era casi inaguantable. Madreeeee,...¡qué ventolera,...! Remonté el cordal, ancho y sin dificultades, aunque con un par de cortos tramos   algo más empinados que, venteados, estaban cubiertos de la nieve costra algo más durilla. No obstante me pude defender con las raquetas. Llegué al Pic Belonseiche en 1h. 15’. Altitud: 2.293 mts.  
                               Ojo al viento,...no es que me echara gomina
             Ni un minuto estuve arriba. Deshice lo caminado hasta el Ibón donde paré a tomar algo. Para alargar el tema, decidí ascender al Puerto de Jaca y, siguiendo lo que parecía una romería, continué hacia la base del Pic des Moines.  Esquiadores, raquetistas, crampones,…gentes de todo tipo subimos “a esa cima” como oí decir a una señora (para qué le iba a decir que eso no era ninguna cima,…con la ilusión que emanaba,…). Altitud: 2.291 mts.  Bonitas vistas del cercano y  altivo Pic des Moines. 

La última pala estaba también muy venteada y algo dura, así que para descender me puse los crampones y bajé mejor. Aún sopesé desviarme hacia la Punta L’Escalar siguiendo unas huellas de esquí, pero no se animó nadie, la media ladera se inclinaba más delante y preferí mejor volver al Puerto de Jaca y aumentar el desnivel ascendiendo al Pico Anónimo que se alza al este del Puerto, por segunda vez este año. 


De haber tenido más tiempo quizás hubiera vuelto por los Picos de Astún, pero me di la vuelta para descender ya a la Estación por el mismo camino de ascenso. Aguanté los crampones hasta superar la zona de las huellas, y luego ya de nuevo continué descendiendo con las raquetas, mejor con la nieve ya reblandecida por el sol. En total: 4h. 05’.

lunes, 3 de marzo de 2014

COLLADO DE ANAYET-LA RACA (02/03/2014)



Nueva entrega  de la serie: Paseo con raquetas por Astún. Penúltimo capítulo.

Fecha y meteo.: 02/03/2014; día soleado, algunas nubes; viento a rachas arriba.
Duración: 2h. 03’ al collado sobre el telesilla Canal Roya; 3h. 10’ a La Raca. Ruta total de 4h. 08’.
Desnivel: 863 mts. de acumulado total.

No esperábamos un día tan bueno. La previsión era de nubes y nevadas débiles, pero a última hora la cosa cambió y apareció una ventana soleada. Iba dispuesto a pasar horas de cafetería, pero con semejante escenario, me vi “obligado” a sacudirme la pereza. ¿A dónde tiraba? Probaría al Belonseiche, una semana antes había visto la ruta mientras subía al Puerto de Jaca. Así que desde Pastores comencé a “raquetear” hasta el Telesilla Truchas y luego afronté las primeras rampas siguiendo la misma ruta que el domingo anterior. Pronto vi que la gran acumulación de nieve no me lo iba  a poner fácil, me hundía mogollón, costaba avanzar. Tras llegar a una zona más plana, vi que el barranco estaba totalmente cubierto por nieve virgen, sin ninguna huella; nadie se dirigía por allí, y me hundía bastante. Así que media vuelta. Plan B. Había que buscar nieve más compacta. Subiría por pistas al collado en el que termina el telesilla Canal Roya. Col de Anayet, le llaman algunos. Descendí a la urbanización. Tomé una pista azul y llegué a la base del remonte. Luego por pistas rojas y bastante esfuerzo me planté en el collado, en  1h. 43’ desde el inicio, 1h. tras reiniciar. Altitud: 2.114 mts.  



             Con sorpresa y alivio vi que al norte el Belonseiche estaba totalmente tapado por nubes bajas que se habían agarrado a la divisoria (lo siento por los que tiraran para allí). Algunas estaban tapando también La Raca, pero el sol se resistía a desaparecer. Sin embargo el viento soplaba, frío. En lugar de descender directo, me propuse “explorar” la cresta hacia La Raca. Bajé por una pista azul que rodea un resalte, y volví a subir hasta hollar un pequeña cota. La nieve estaba venteada y dura en el lomo, así que descendí a la pista y tras avanzar un tramo por ella, volví a subir, hundiéndome bastante, hasta un segundo collado. Para mí que este es el verdadero Collado de Anayet de Astún. 

Ahora, por el cordal, de nuevo ascendí a una redondeada cima sin nombre, para ver enfrente la cota  en la que se sitúa una caseta y una antena. Las nubes iban y venían. Bajé de nuevo a la pista que pasa por el trampolín (que no estaba pisada), y acometí un nuevo ascenso hasta La Raca, pues había despejado.  Me iba fijando y creo que sería posible avanzar con raquetas  por todo el cordal,  aunque dependiendo del estado de la nieve igual hay que calzarse crampones en algún repecho o bajada. Llegué a La Raca (2.284 mts.) tras 3h. 10’ de marcha. 


Desde arriba, bajé por la ruta directa de pistas rojas hacia Pastores, vamos, mi ruta habitual de subida. En total: 4h. 08’.