martes, 16 de diciembre de 2014

I CARRERA POR EMPRESAS ESIC (14/12/2014)



Un miércoles durante los entrenos,  Jorge propuso correr la I Carrera por Empresas ESIC. Se trataba de completar 8 kms. en un grupo de tres personas, pertenecientes a la misma empresa.  Carlos y yo no nos hicimos mucho de rogar. Era una buena y simpática manera de pasar una mañana de domingo. 
           
La mañana salió lluviosa, pero poco fresca. Y además la lluvia paró antes de comenzar. Quedamos un poco justos de tiempo y además en la consigna hubo un poco de barullo para dejar las mochilas. Así que llegamos tarde a la sesión de fotos previa.  Pero bueno, durante el recorrido nos hicieron varias. El circuito se componía de dos vueltas desiguales por el Parque Grande y aledaños. Al principio bastante “tráfico” pero enseguida se pudo correr bien. No había mucho público, salvo en la zona de meta, allí sí que se notaba cierta animación. Lo normal.
Nuestra idea era ganar, pero nos pusimos un poco detrás para que se confiaran, y ya luego nos dio pereza pasar a tanta gente porque veíamos que se quedaban muy pochos cuando les pasábamos como rayos. Encima murmuraban,…”estos, como son casi funcionarios, trabajan poco y pueden entrenar mogollón”,…Ya quisiéramos…Y además tuvimos que pararnos unas cuantas veces porque hubo gente que vino con el recibo, “que la luz es muy cara,…”, nos decían. Y nosotros a explicarles que la tarifa la ponen los gobiernos y tal. Miramos un par de facturas mientras subíamos la cuesta de “Las Ocas”, y estaba todo correcto. Bueno, a un cliente que nos abordó a orillas del Canal le habían estimado el consumo mensual un poco a lo alto, pero ya le explicamos que al mes siguiente le compensaría. Y luego otro que había comprado su contador, pero que le cobrábamos alquiler; mandaremos un correo para que le regularicen le tema…ya le explicamos que eso de la externalización,…la culpa la contrata…

Como no participaba nadie ni de Iberdrola ni de Gas Natural, etc…, de hecho ganamos en nuestra categoría. Objetivo conseguido. Al acabar podíamos haber gritado bien alto “Ganadores de la categoría de empresas eléctricas, los de Endesa”. Pero tampoco lo hicimos porque tras nombrarnos el “speaker” al llegar a meta, vimos venir hacia nosotros un grupo de más de veinte blandiendo su factura y la de su vecina, mascullando algo así como que ellos pagaban mucho más, que si podían reducir la potencia contratada, así que escurrimos el bulto tras unos de Ibercaja, aprovechando que al verlos también empezaron a recriminarles que ahora les cobraban comisión por las tarjetas y antes en la CAI no, y nos dirigimos a coger la bebida y el arroz con cordero, eso sí, cubriéndonos el logotipo para evitar sustos.
(Foto cortesía de Corriendo voy)


miércoles, 10 de diciembre de 2014

PUEBLO DE BERGOSA desde La Cantera (07/12/2014)



Participantes: Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 07/12/2014; sol y viento, día muy frío.
Duración: 45’ a Bergosa; 1h. 45’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 337 mts. en total. Ruta de 4,1 kms.


Dejamos el coche en La Cantera y empezamos a caminar por el Camino de Santiago dirección Castiello. Altitud: 806 mts.
Nada más dejar atrás la casa apareció el cartel que indica hacia Bergosa. Foto de inicio y comenzamos a ascender. Cruzamos las vías de tren y poco después una pista y ya por sendero iniciamos un fuerte ascenso. La senda está muy limpia pero tira para arriba de manera bastante directa, podían haberla diseñado algo más suave. No obstante al poco se suaviza la cosa. Las marcas de PR brillan por su ausencia. Pero no hay mucha pérdida pues se sabe la dirección a seguir  y tampoco hay muchos desvíos. Algunas flechas de pintura roja muy desgastadas indican también la senda a tomar en alguna bifurcación. Atravesamos el barranquete, únicos metros en los que hay que ir pendiente de los críos, y ya vimos las casas derruidas del pueblo, al que llegamos en 45’.       Altitud: 1.135 mts.

            Hacía mucho frío. Sobre todo donde pegaba el fuerte viento. Las vistas de Collarada son estupendas. También destacaba el Pico Lecherín. Tras algunas fotos, descendimos por trazas de pista hasta la fuente. 

Los chavales querían  toda costa jugar al escondite entre las casas, y les tuvimos que convencer que no. Pululamos entre las ruinas; entramos con cuidadín  a la iglesia, que tenía un belén; les dejamos corretear un rato; y tiramos para abajo, que el viento se metía por las rendijas de la ropa…Regresando nos cruzamos con varios grupos, menos madrugadores que nosotros. Al final, invertimos 1h. 47’ para la ruta total.


lunes, 1 de diciembre de 2014

IX CARRERA DE MULARROYA (30/11/2014)



De vez en cuando los milagros ocurren, pero fíate y no corras,…

Me apunté a la Carrera de Mularroya hace semanas. El auge de estas carreras es tal que pronto avisaron de que se iban a cubrir las plazas rápidamente y no pude apurar para ver cómo me encontraba, o si era conveniente. La fecha para mí era mala, pues tras la Behovia quería tomarme el mes de noviembre de descanso (y de hecho lo hice). Pero un poco por juntarme con compañeros de esto del trotar, otro poco porque desde que la corrí hace tres años han cambiado recorrido y distancia,…el caso es que me embarqué.  Ahora hay dos distancias, de 15 kms. y de 25 kms. Pero por supuesto, yo me apunté “a la larga”; un ultraman como yo,…siempre “a la larga, que se va más despacio”. Ultraman puede, pero “estalentao”, también,…

            De manera que allí me planté. Eso ya tuvo mérito, tentaciones tuve de quedarme en casita. Llevaba lloviendo dos días por todo Aragón. Y las previsiones para la mañana del domingo era de llover, y no poco. Entre eso y la inactividad,…Conduciendo hacia La Almunia no cayó ni gota. Se veía la sierra con algo de niebla, y también había por la carretera. Pero llover, de momento nada.

            Dieron la salida y como siempre, la gente salió en estampida. Me imagino cómo sería en la de 15 kms. Yo al principio seguí a Jordi y Pablo “andandaeh” pero muy pronto vi que no era mi ritmo y lo bajé un poco. Creo que no lo suficiente, porque con las primeras cuestas ya noté que no iba a ser mi día. Se transita por pistas, senderos, casi siempre por monte bajo, aunque hay tramos de pinares. Tras la primera subida importante, tocó bajar por pista. Veía a Pablo allá delante y como no le perdía, lo tomé de referencia. Pero no me notaba ni fuerte, ni con muchas ganas,… En una segunda subida por una pista que realiza unas eses, caminé más de lo que hubiera hecho en circunstancias normales. Pablo se alejó. Y bajé un piñón,… Me iban adelantando corredores. Esperaba con ansia el avituallamiento porque tenía bastante sed. Nos cayeron un par de veces unos minutos de “calabobos”, pero poca agua y poco tiempo. Había tramos de barro, pero tampoco demasiados. Bajando, ya sin referencias, recuperé un poco el ánimo. Los kilómetros pasaban y la carrera ya nos había puesto a cada uno en su sitio; reconocía “camisetas”, unas veces delante, otras detrás,… Un voluntario, intentando animarnos, nos dijo “sólo os queda llano y bajada”,…Maldición,…al poco apareció la última subida, la más empinada. Bueno, en ésta al menos pasé a algunos y no me pasó nadie. Vi algo delante a Jorge “andandaeh”. Le alcancé y me contó que iba tocado, llevaba una semana de antibióticos y gastroenteritis, y tenía la maratón de Málaga el fin de semana siguiente,…En una corta y pequeña subida me puse a andar pero me dije que ya valía, así que recomencé a trotar. Al poco de un avituallamiento, unos voluntarios ofrecieron de nuevo agua y la cogí con fruición,… tenía una sed que no era normal,… Quedaban los cinco últimos kilómetros en ligera bajada o llano y por pista. Haciendo cálculos, bajar de las dos horas y media era casi imposible, así que puse el mejor  ritmo que podía a esas alturas, más que nada por las ganas de terminar, pero sin echar el resto, lo poco que me quedaba. Se me hicieron larguísimos los últimos dos kilómetros,…más que nada porque fueron casi tres, en mi GPS, y en otros, salieron casi 26 kms., nada de 25.  Menos mal que no forcé, hubiera sido en vano, incluso sin el kilómetro de más. Al final,  llegué a meta en 2h. 36’ 17’’. 

            Poco después de llegar, estando ya en el Pabellón, empezó a llover con fuerza. Vaya milagro no haberme apenas mojado. Pero claro, una cosa es eso y otra esperar otro segundo milagro y que las tres semanas de asueto hubieran dado como resultado ir tan fino como si hubiera entrenado,…Para correr, hay que haber corrido,… De vez en cuando los milagros ocurren, pero fíate y no corras,…

Buena organización, buen ambiente, buen  aperitivo y muchos amigos y compañeros.
 Fotos: cortesía de Andandaeh.