viernes, 17 de abril de 2015

PEÑA MADRID Y CRESTA DE SIERRA FERRERA (12/04/2015)



Participantes: Javier, Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 19/04/2015; día cálido, soleado, nubes de evolución, cayeron algunas gotillas al final.
Duración: 3h. 50’ a Peña Madrid; 8h. 56’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 1.565 mts. de desnivel acumulado total; ruta de 19, 6 kms.

Aparcamos, no sin dificultades para encontrar un sitio, junto a la iglesia de San Juan de Toledo de Lanata, a los pies del macizo de Peña Montañesa. Altitud: 900 mts.
Comenzamos a caminar por el PR que se dirige al Collado del Santo; el que recorre el Ultra Trail Sobrarbe, aunque esta vez iba más despacico. Javier no, que comenzó a hacer series. Nos pasó un corredor del pueblo con su perro, y nos detalló la ruta. Continuamos por buen sendero hasta llegar a una fuente y al poco unos carteles indicaban al Refugio de La Soma; sin hacer caso al corredor, tomamos el sendero, algo desdibujado. Un tramo después apareció otro cruce, y de nuevo carteles  indicaban al Collado del Santo y al Refugio, intuimos que era otra senda mejor que venía del PR más arriba. Nos plantamos en la cabaña. Luego proseguimos por la pista que llanea. Al acabarse, tras un tramo de sendero, ascendimos ya entre erizones hacia los pies de los paredones que caen de la cresta, y por un senderillo poco marcado, pasamos algunas pedreras y canales. Debíamos tomar una canal que nos llevara a la cresta; pero nos la pasamos, y ya muy cerca de la cima de Peña Madrid tuvimos que alcanzar la divisoria realizando una trepada con un par de pasos complicadetes; los superé con un “paso de hombro” y agarrado a las manos de Jesús. 


Ya en la cresta, al poco se llega a la cima marcada con mojón. Llevábamos 3h. 50’.  Altitud: 1.982 mts.  


            Para regresar, cresteamos por terreno rocoso fácil pero lento para progresar, ascendiendo a una cima con antenas, el Tozal de Selvaplana. Altitud: 2.167 mts. 


 Luego, cada vez por mejor piso llegamos a La Forquiella. Altitud: 2.153 mts.   


Llegamos a un collado desde el que se podía descender a la pista en las cercanías del refugio. Javier y Jesús aún remontaron unos  metros para pisar la cima de La Estiba. Yo, que no las tenía todas conmigo de encontrar la canal de bajada y preocupado por la rodilla que el día de antes me había dado síntomas de tendinitis, pasé de La Estiba. Descendimos rápidamente por una pedrera muy inclinada, pero fácil y más cómoda que el campo a través entre erizones. Desde la pista fue coser y cantar hasta el Refugio. Luego seguimos la senda de subida, aunque esta vez en la bifurcación tomamos la senda de arriba. Enlazamos con el PR. Paramos en la fuente, y china chana hasta abajo. La rodilla al final parecía volver a quejarse, pero no demasiado. En total, 9 h. de ruta, dura y larga. Esto tienen los picos poco visitados, sin sendero claro,…
Mis fotos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada