miércoles, 13 de mayo de 2015

CAMINO DE SANTIAGO: JACA- SANTA CILIA DE JACA (02/05/2015)



Participantes: Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 02/05/2015; nublado, cayeron algunas gotillas; temperatura buena.
Duración: 3h. 20’ a Santa Cilia.
Desnivel y longitud: 91 mts. y 13,69 kms. la ruta total.



Aprovechando que teníamos “logística” para volver, nos decidimos por realizar un tramo de Camino de Santiago saliendo desde Jaca. Aparcamos en los Llanos de la Victoria. Altitud: 808 mts. El cielo estaba totalmente nublado, pero la previsión era de lluvias por la tarde.
Iniciamos el camino junto al Tanatorio. El primer tramo, hasta el cementerio, lo suelo realizar corriendo en lo que denomino la Vuelta a Jaca, pero esta vez en lugar de dar la vuelta en ese punto, continuamos siguiendo las flechas y marcas. El camino es bueno y ancho. Discurre con el río Aragón a la derecha, y pasa detrás de unos chalets. Pero pronto se acabó este tramo y debimos cruzar la carretera, vadear el río Gas por una pasarela, avanzar pegados a ella y volver a cruzarla. Luego se vuelve a avanzar por camino ancho y ya apartados de los vehículos. Comenzaron a caer tres gotillas, pero nada, la cosa no fue a más e incluso paró. Pasamos entre edificios derruidos y  ya cruzamos una vez más la carretera para dejarla a nuestra derecha.
Este tramo nos sorprendió, esperábamos que fuera más feo y monótono, pero se avanza entre árboles, hay un tramo empedrado, e incluso vimos algunos fósiles. Paramos a tomar un tentempié y continuamos, ya descendiendo y con la vista del Hotel Aragón y a lo lejos de  Santa Cilia.
El camino pasa por detrás del Hotel y atraviesa un prado para luego cruzar la carretera a Santa Cruz de la Serós. Llaneando y por terreno despejado pasamos junto a una granja de ovejas y nos plantamos en Santa Cilia. Hay que atravesar la carretera justo a la entrada del pueblo. Luego ya por las calles de la población avanzamos hasta la plaza en la que hay una figura de un peregrino, y una fuente. Altitud: 649 mts.

             Los chavales llevaban la idea de comer en el parque de Santa Cilia, en el que habían estado otras veces, con tirolina y algunos columpios. Así que para allá fuimos y terminamos la ruta. Comimos, como señores, en mesa y todo, y llamamos al yayo Jesús para que viniera a recogernos en coche desde Jaca. Yo había acunado la idea de volverme trotando,…pero entre el cielo encapotado y que tras la comida me entró la pereza, al final volví también en coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario