martes, 9 de junio de 2015

BARRANCO DE CULIBILLAS desde el Corral de las Mulas (09/05/2015)



Participantes: Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 09/05/2015; sol y temperatura agradable.
Duración: 2h. 50’ al punto más alto; 5h. 40’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 756 mts. y 12,04 kms. la ruta total.

En la época de mayencos los ibones están en plenitud, sería el momento ideal para visitarlos,…pero a veces el acceso aún es complicado por la nieve, y además en algunas ocasiones no logras ver el ibón, sino la nieve o el hielo que lo cubre. Tras algunas dudas al final nos decidimos por los del Anayet. Aparcamos en el Corral de las Mulas, y atravesamos la barrera para descender por la pista asfaltada que lleva al aparcamiento de Anayet de Formigal. Altitud: 1.590 mts.
Tras cruzar el incipiente Gállego, continuamos ya ascendiendo. Busqué marcas del GR-11 que según los mapas avanza paralelo a la carretera, pero no vi ni una. Así, por asfalto, llegamos a la telecabina de Anayet. Avanzamos campo través en dirección al Barranco de Culibillas y al poco enlazamos con un sendero marcado como GR. Discurre dejando el torrente a la derecha. Al poco ya tuvimos que atravesar un primer nevero, pequeño, pero comenzamos a darnos cuenta que había más nieve de lo pensado. Y agua,… agua por todos los lados,…
Giramos a la derecha para adentrarnos ya propiamente en el Barranco de Culibillas. Algún otro nevero y nos topamos con la primera dificultad: hay que atravesar el torrente. Lo difícil era asegurar que los chavales no se mojaran. Para los adultos  había varios pasos. Nos adelantaron unos grupos que pasan sin problemas. Al final encontré algo más abajo del cruce “oficial” un punto para vadear. Y así lo hicimos. Seguimos avanzando, algunos tramos con nieve, pero blanda y con huella y sin peligro de caídas con desnivel. Pero llegamos bajo la última pala que da acceso al llano de los ibones, y estaba con nieve, blanda y con huella,…pero es empinada y tampoco era cuestión de que un resbalón nos diera algún susto. Un montañero que bajaba nos dijo que los ibones estaban bajo la nieve. Así que decidimos darnos la vuelta. La excursión había sido bonita, los críos se había divertido vadeando torrentes y pisando nieve. Protestaron porque “querían ver el volcán”. Les explicamos que el Anayet, el antiguo volcán, estaría aún en verano,…y que volveríamos. Llevábamos 2h. 50’. Altitud: 2.209 mts.



             Descendimos hasta vadear de nuevo el torrente, esta vez por otro sitio que vimos fácil en este sentido. Almorzamos y estuvimos haciendo pinganetas por las rocas, y deshicimos lo caminado para llegar al coche tras 5h. 40’ de marcha. Otra vez será.

3 comentarios:

  1. ¡¡¡Muy Bien!!! ademas de no arriesgar, les enseñas que no siempre hay que terminar para pasarlo bien, lo importante es el camino, no la meta.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  2. En ese último repecho justo antes de llegar a los ibones, yo creo que hay agua todo el año, aún en verano...
    Y estoy de acuerdo con lo de priorizar la seguridad...
    Firmado: Sr. Durex ;-)

    ResponderEliminar