miércoles, 5 de agosto de 2015

VALLE DE LOS SARRIOS DESDE LIZARA (01/08/2015)



Participantes: Montse, Carlos, Lucía, Inés, Miguel, Pablo. Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 01/08/2015; niebla y nubes casi toda la excursión; fresco a ratos.
Duración: 2h. 23’ al Valle de los Sarrios; 7h. la ruta total.
Desnivel y longitud: ruta total de 846 mts.  y 14,4 kms.

Aceptando la proposición de Carlos, fijamos para esta fecha una excursión al Ibón de Estanés por el Valle de los Sarrios. Las previsiones no eran las mejores, pero no daban lluvias, tan solo nubes retenidas a principio de la mañana, así que mantuvimos la idea. Aparcamos junto al Refugio de Lizara y comenzamos a caminar. Nos acompañó Haitz, el perro del Refugio, con el que los críos se entretuvieron un montón. Altitud de inicio: 1.505 mts.
Al poco de seguir el sendero GR al Cuello de Foratón, nos desviamos a la derecha por una senda marcada en amarillo y verde. Estábamos rodeados de nubes. Niebla no muy densa pero persistente. La senda remonta el Barranco de Audelca. Pasamos junto a una pequeña cabaña, hay un descansillo y vuelta a ascender, atravesando una pedrera, pero casi siempre por terreno bueno. Tras unos repechos empinados, llegamos al Refugio de Forestales, donde hicimos una paradilla. 

Continuamos, llegando en poco a la Plana Mistresa. Allí seguimos la senda que gira a la derecha, ascendiendo entre la niebla hasta el Puerto de Bernera. No se veía nada alrededor, pero el camino está muy bien señalizado. En el Puerto, Haitz nos demostró cómo se agrupa y desplaza un rebaño de vacas. Tras esa exhibición, comenzamos a descender, adentrándonos en el Valle de los Sarrios, sin verlo. Avanzamos por la planicie hasta llegar a un terreno semi encharcado.

 Allí decidimos dar media vuelta. Bajar a Estanés para no ver nada…No teníamos miedo de perdernos porque llevábamos GPS, la senda es clara,…y llevábamos a Haitz que se sabía el camino perfectamente. Pero otro día será.   Altitud: 2.118 mts.



            Retrocedimos hasta la orilla de un riachuelo, y almorzamos sentados en unas rocas. La comida prevista mas una sorpresa que Carlos había comprado en Puente la Reina: unos hojaldres de frutas, buenísimos. A la hora de continuar el regreso, la niebla levanto alrededor, excepto en la zona de la bajad a Estanés. Pudimos ver el Valle de los Sarrios. Tras pasar de nuevo el Puerto de Bernera, también pudimos localizar y bajar al Ibón Biello.   
En la Plana Mistresa la niebla ya había levantado por completo. Luego continuamos ya por el camino de ida. En total, invertimos  7h.

3 comentarios:

  1. Lástima las nubes... Lizara, destino de raqueteros-domingueros como yo, en esos días de invierno en que la montaña está repleta de nieve y los aficionados al alpino llenan los valles de Tena y Aragón. En Lizara se escucha el silencio, y dos latidos casi simultáneos, el del caminante y el de la montaña.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, a no ser que vayas con 5 crios y un perro...

    ResponderEliminar