jueves, 19 de noviembre de 2015

PICOS DE OLIBÓN Y RUABE DE BERNERA desde Aísa (08/11/2015)

Participantes: Jesús y Oscar.
Tiempo:  soleado y nada frío, salvo arriba.
Duración: 2h. 28’ al Olibón;  3h. 17’ al Ruaba de Bernera; 6h. 24’ en total.
Desnivel y longitud: 1.100 mts. acumulados en la ruta total, de 13,7 kms.

No había pasado un mes desde el anterior intento al Olibón en el que la niebla nos impidió casi ni comenzar. Y de nuevo estábamos aparcando ante la valla de la pista a Saleras. Esta vez con un bello  día soleado de noviembre, nada frío, además. Altitud de inicio: 1.480 mts.
 Iniciamos la ruta, vadeamos el río, pero no seguimos el sendero que lleva al Aspe, sino que avanzamos hacia el Collado del Bozo.

Primero apenas llaneamos sobre un tramo de pista ganadera algo embarrada, para más tarde ya por senda salvar un muro por su izquierda. Al poco llegamos al llano en el que se ubicaba el ibón de Izagra, que está colmatado. Allí nos juntamos al GR11 que viene del Collado de la Madalena y se dirige al del Bozo. Por él, giramos a la izquierda y alcanzamos el collado tras varias eses. Desde allí, sin pasar a la otra vertiente, un tímido sendero realiza una media ladera bajo las paredes de la Punta Alta de Napazal. Se dirige al fondo del valle, pero nosotros lo abandonamos para encarar la muy empinada ladera este del Olibón. Una canal llega al cordal en el collado entre el Olibón y el Ruabe de Bernera   y por allí te dirigen los libros, pero nosotros la dejamos algo a nuestra izquierda, siguiendo además a un montañero que iba algo por delante de nosotros. Al final nos tiramos un poco a la izquierda de la cima, y recorrimos el tramo final de cresta, buscando suavizar algo la pendiente. Llegamos al hito cimero a las 2h. 28’.  Altitud: 2.475 mts. 

Por detrás llegaron varios grupos, para ser un pico no muy conocido estaba a tope. Almorzamos allí, entre otras cosas porque se me cayó el tape de la coca cola y tuve que bebérmela entera. Luego descendimos por la cresta hasta el collado y ascendimos fácilmente hasta la cima del Ruaba.  Altitud: 2.455 mts.  Llevábamos 3h. 17’.

             Deshicimos el ascenso llegando de nuevo al colladete, y descendimos, esta vez por la canal. No supimos decidir si hubiera sido mejor o peor encararla a la subida. Llegamos al sendero y por él al Collado del Bozo. Continuamos el descenso por el GR11, que esta vez no abandonamos en el ibón colmatado, parando más adelante en un pequeño refugio. A Jesús se le metió en la cabeza no seguir por el GR hasta cruzarnos con la ruta al Aspe, y fuera de sendero alcorzamos hacia abajo, al valle, a la pista ganadera por la que habíamos caminado a la ida. De allí, al coche. En total, invertimos 6h. 24’.


sábado, 14 de noviembre de 2015

SIERRA DE LA MADALENA desde la Pista de Aísa (31/10/2015)

Participantes: Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 31/10/2015; soleado, con alguna nube y niebla que iba y venía en las cimas.
Duración: 2h. 07’ a la Punta; 2h. 37’ al Pico; 5h. 22’ en total.
Desnivel y longitud: 856 mts. la ruta total.

Aparcamos al final de la pista que desde Aísa avanza por el valle casi hasta el Refugio de Saleras. Había bastantes coches. Altitud de inicio: 1.480 mts.
 Comenzamos a caminar por la pista. Tiene un primer tramo con cemento muy empinada. Pero es corto y pronto se abre el valle y la pendiente se suaviza. Dejamos un poco a la izquierda arriba el refugio, abandonamos el camino y avanzamos por un sendero sin indicaciones que atraviesa el río. Es el mismo que se toma para ascender al Aspe. Avanza por un pequeño cordal, y nos dejó junto a unos carteles que ya nos indicaron que teníamos que desviarnos hacia la derecha por el GR que sube al Collado de la Madalena. Allí nos dirigimos por el senderillo que llanea hacia el fondo del Valle de Rigüelo. Antes nos fotografiamos con el Lecherín, los Mallos de Lecherín y el Rigüelo. 

La senda se pierde un poco a tramos pero vuelve a hacerse evidente cuando gira a la derecha para alejarse del fondo del valle y encarar el ascenso al collado de manera más directa, junto al barranco que baja de él. Veíamos la niebla aparecer y difuminarse en nuestro destino. Las nubes llevaban mucha velocidad. Atravesamos el barranco y terminamos de ascender al collado por el lado derecho según subimos. Va haciendo eses y se gana altura bien. Llegamos al puerto y pudimos ver Collarada, el López Huici, las praderas de Gabardito… A nuestra derecha tenemos un lomón herboso bastante empinado que tenemos que remontar sin senda alguna. Este tramo es costoso, pesado y cansado. Al final el piso se vuelve un poco más rocoso y tras una par de puntas previas que dejamos a la derecha, la tercera se trata de la Punta de la Madalena, a la que accedimos en 2h. 07’.  Altitud: 2.273 mts. 

Propuse acabar aquí el ascenso, pero todos querían seguir hasta el Pico. Hay que bajar unos metros y volver a remontar otros tantos y alguno más, pero por terreno menos empinada y más cómodo. A las 2h. 37’ estábamos en la cima principal.  Altitud: 2.286 mts. 






             Almorzamos allí, se estaba bien. Apareció un caminante que venía desde Las Blancas. La niebla no nos molestó durante nuestra estancia. Iba  y venía por las cimas de alrededor. Descendimos por el camino de ida tranquilamente, sin novedad. En total, invertimos 5h. 22’.