jueves, 11 de febrero de 2016

I TRAIL DESAFÍO MONTE OSCURO (07/02/2016)

Me venía como anillo al dedo este I Trail Desafío Monte Oscuro.  No había estado por la zona, pues lo único que conozco de la Sierra de Alcubierre es la subida a San Caprasio desde Farlete. Y además coincidía la fecha y la distancia con la última tirada larga antes del Maratón de Sevilla. No me lo pensé, y me apunté.
            Nos acercamos a Perdiguera Luis, Jorge y yo. Allí nos juntamos con Andandaeh y Andarines varios, además de Javisa y otros conocidos…Habían pronosticado un día frío y ventoso, y no se equivocaron. Así que yo me protegí con varias capas (pese a que muchos iban en marga corta).
            En la salida me junté con Toni, con quien compartía plan para Sevilla, y Javier, un galgo que venía del asfalto. La idea era de que sirviera de tirada larga, yendo a ritmo pero controlando. Nos pilló el pistoletazo quizás algo por detrás, pero bueno; lo malo que en los primeros estrechamientos había algo más de tapón de lo deseable.
            Los primeros kilómetros fueron por pistas y caminos anchos, pero había mucha gente. Para no separarnos tuvimos que ir sorteando al personal. Luego comenzaron ya las cuestas y la gente se fue dispersando. Estas carreras rápidas, no muy largas de distancia, que exigen ritmos altos, con cuestas cortas pero intensas…no son lo mío. Cuando una cuesta no tiene eses, malo para mí…. Mi falta de velocidad innata, y ya particularmente en esta fecha la falta de entrenamiento con desnivel, o simplemente que es lo que hay…pues resultó que no tuve buenas sensaciones en ningún momento.  Cosa que vengo manteniendo desde que realizo el plan para el maratón sevillano, pese a cumplirlo a rajatabla. Pero siguiendo la estela de Toni aguantaba bien, y así coronamos la primera de las dos cotas. Ya me había tomado un gel en el primer avituallamiento, nunca lo había hecho, esperando ese efecto milagroso…que no noté.

Tras un tramo más bien en descenso, aunque el perfil alterna en todo momento subidas y bajadas, encarábamos el segundo tramo de ascenso más mantenido. Creía que llegaríamos a la bola y estación meteorológica del Monte Oscuro, pero no…nos desviábamos a la derecha. Luego tocó un tramo rompepiernas y descender al llano. Aquí Toni se me fue un poco (Javier ya lo había hecho hacía un rato), y además me tuve que parar a orinar. No obstante apreté un poco y lo tenía a la vista, dispuesto a juntarme en el avituallamiento, pero mi compañero iba fuerte y portaba agua, así que ni paró. Yo sí, que tenía sed. De manera que me tocó terminar la carrera solo. Ya íbamos por terreno llano, corrible. Y se veía Perdiguera al fondo. Pero las piernas estaban ya castigadas. Un último repecho nos dejó en los arrabales del pueblo, aunque hicimos un pequeño rodeo para entrar por unos pinares. Había puesto el GPS en modo económico, así que me llevé una sorpresa porque me marcaba 22 kms, cuando llegué a meta tras 24,2 kms. según el resto del mundo…Tiempo: 2h. 40’. Y puesto 369 de los 590 que llegamos. Nada brillante. Pero es lo que hay. Total, que terminé la carrera con la última tirada larga hecha pero con más dudas para Sevilla de cuando la empecé.

6 comentarios:

  1. que si,que si, muchas dudas y luego en la maratón te saldrás.;-)

    ResponderEliminar
  2. Con los ritmos k has llevado entrenando, en Sevilla te va avsalor genial, no lo dudes

    ResponderEliminar
  3. Con los ritmos k has llevado entrenando, en Sevilla te va avsalor genial, no lo dudes

    ResponderEliminar
  4. A ver si te vas a volver "asfaltero" después de tanto monte...

    ResponderEliminar
  5. En invierno hay que retirarse a ls cuarteles...

    ResponderEliminar