jueves, 7 de abril de 2016

CAMINO NATURAL DEL SOMONTANO (02/04/2016)



El Camino Natural del Somontano es un sendero que recorre un tramo de unos 50 kms. por la parte oriental de la Sierra de Guara. Se inicia en Alquézar, y tras hacer un bucle a Colungo, avanza al oeste hasta Salto de Bierge. Nosotros íbamos a recorrerlo casi en su totalidad, pero realizando el bucle hasta Asque. 


Sobre las 8 de la mañana aparcamos en Alquézar. Martín, Roberto y yo. Bajamos al punto de encuentro, el de la salida de la UTGS, y allí nos esperaba Pau. Tras llamarnos por teléfono también apareció Javisa, que nos acompañará un tramo. Comenzamos a trotar  hacia Asque, en el sentido opuesto al de la carrera. Atravesamos el Puente Fuendebaños. Charlando muy animados, sobre todo Martin y Javisa, llegamos a Asque donde recogimos a Alberto. Regresamos a Alquézar por el Puente de Villacantal. Allí Pau nos tenía preparado un avituallamiento en su garaje, bonito detalle. Alberto se volvió a Asque, y el resto nos dirigimos a las Balsas de Planacol. 

Allí Javisa tuvo que  regresar, no sin pena, y ya continuamos los cuatro restantes hacia Radiquero. Pasamos cerca de la Ermita de la Viña, haciendo una pausa en el mismo punto del avituallamiento de la UTGS, y continuamos, pasando por Las Palomeras, espectaculares formaciones kársticas, hasta el paso del Barranco de Cautiecho por el Puente de las Bruxas.


En suave descenso alcanzamos el cauce del río Isuala Balcés a la altura del Tranco de las Olas


Haciendo pinganetas para el video de Martin, Roberto casi se baña.  Ascendimos al Collado de las Almunias donde hicimos una nueva parada para comer. Desde aquí seguimos hacia Las Almunias de Rodellar. Tomamos agua en un riachuelo y por pista asfaltada llegamos a Pedruel. Nos quedaba un ascenso, empinado al final, a La Peonera, y a bajar. Antes tomamos agua en la Fuente Güega. El recorrido asciende luego hasta la base del Huevo de Morrano, un impresionante mallo. 

Luego nos dirigimos hacia la Surgencia de La Tamara, preciosa.   


Nueva parada y atravesamos el Alcanadre, que venía crecido y con fuerza y nos obligó a mojarnos hasta la espinilla. Finalmente, tras un tramillo rompe piernas, descendimos por una buena pista al Salto de Bierge, final del Camino. En total tardamos unas 8h. 40’, salvando un desnivel de unos 2.000 metros. en poco más de 52 kms. Recorrido muy bonito y en buena compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario