jueves, 19 de mayo de 2016

LA TUCA Y PEÑA MONTAÑESA (15/05/2016)

Participantes: Jesús y Oscar.
Fecha y tiempo: 15/05/2016; sol con alguna nubecilla; día ideal sin mucho calor.
Duración: 2h. 20’ a la Tuca;  4h. 05’ a Peña Montañesa; 6h. 25’ en total.
Desnivel y longitud: 1.531 mts.  de desnivel positivo acumulado total  en 12,14 kms.
Dificultad: pendiente final muy empinada y sin sendero a la Tuca.


Aparcamos centenares de metros antes  de San Beturián; han levantado un amplio aparcamiento a la derecha de la pista asfaltada. Altitud de inicio: 1.077 mts.
A la izquierda del aparcamiento nace el sendero, indicado con un cartel. Al inicio vamos a cubierto, pero pronto avanzamos por terreno descubierto, entre arbustos.  Se va ganando altura sin descanso. Al mismo tiempo que remontamos la vertiente sur de la Peña, vamos avanzando hacia el noroeste. Unos grupos van delante  de nosotros y Jesús tiene prisilla, quiere adelantarlos. Luego ya vamos un poco más tranquilos. Nos plantamos bajo una muralla rocosa, que atravesamos por un punto débil siguiendo los mojones. Y nos plantamos en una terraza. A nuestra derecha ya tenemos la Tuca. La Peña Montañesa queda algo más adelante. Vimos un pluviómetro en una terraza superior y decidimos abandonar la senda amojonada a la Peña, para realizar una pequeña parada junto al pluviómetro. Desde él, abordamos fuera de sendero la subida a la Tuca. Jesús diseñó la ruta, media ladera a la derecha y luego lo mismo a la izquierda. Así lo hicimos, pero el terreno fue más empinado de lo que pareció desde abajo. Al inicio, bastante vestido de erizón. Tras una incómoda y dura subida final, nos plantamos en la cima de La Tuca  Altitud: 2.267 mts. Llevábamos 2h. 20’.  Almorzamos.





            El ascenso no iba a acabar aquí. Una vez arriba, Jesús me sorprendió con la propuesta de subir también a la Peña. Esta montaña engaña, todo parece estar más cercano, menos empinado…y no es así. Y sabíamos que aunque parecía ahí mismo, nos quedaba esfuerzo para rato. Pero acepté.  Descendimos el terreno agreste sin llegar al pluviómetro para no perder demasiada altura y enlazar con la ruta a la Peña que va más directa y más cercana a la cresta. Tras una empinada subida por senderillo, hollábamos la concurrida cima en 4h. 05’ Altitud: 2.291 mts. 





Tras un rato en ella, realizamos el descenso por otra variante que baja de la cima dirección sur hasta llegar a una zona más llana y herbosa para luego descender ya  de manera paralela a la cresta principal y al camino que tomamos de subida. 




No me gustó, más larga y no muy marcada, aunque es verdad que es más suave. Las dos rutas se unen en las terrazas llanas bajo la Tuca. En total, invertimos 6h. 25’.

4 comentarios:

  1. No me gusto la bajada, la montaña sí y ya había estado.

    ResponderEliminar
  2. Mucho poderío haciendo las dos cimas y muy rápidos

    ResponderEliminar
  3. Hasta que me haga la gran diagonal con nieve...

    ResponderEliminar