jueves, 17 de noviembre de 2016

PANTICOSA-BALNEARIO POR CATIERAS Y BRAZATO




Participantes: Juan Maicas, Marta Gistas,Toni, Jordi Dalmau y Oscar.
Fecha y meteo.: 12/08/2016; sol con pocas nubes, calor.
Duración: 8h. 21’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 2.698 mts. de desnivel acumulado positivo en 25,46 kms.




Como entreno y reconocimiento de una parte del Trail Valle de tena, organizamos una travesía desde Panticosa hasta el Balneario, siguiendo el track de la carrera. Jordi y yo condujimos hasta el Balneario, donde recojimos a Marta Gistas que se apuntó a última hora. Y en mi coche, bajamos a Panticosa, donde nos esperaban Toni y Juan, quien nos acompañaría un tramo, tenía prisa.
Comenzamos trotando por la senda que lleva a La Ripera. Altitud: 1.150 mts. Marta tiraba de lo lindo. Trotábamos todo lo que podíamos, sentía que íbamos demasiado alegres. Pero llegamos a la pista, recorrimos uno metros por ella y tomamos la senda que por Yenefrito, llega al Ibón de Catieras. Por aquí ya íbamos caminando y más tranquilos. Ni nos fijamos al pasar junto al dedo, que vimos ya desde arriba. El ascenso es mantenido y por buena senda. Al dejar atrás el Ibón, continuamos siguiendo el track hasta el Collado d Catieras, a la izquierda, entre los picos Baldairán y Catieras. 




Hasta aquí conocía yo. Desde el collado, al que se accede por terreno ya más rocoso pero aún por senda, se sucedieron varios descensos y ascensos ya por terreno más salvaje, sin sendero casi todo el tramo, con un par de cortas pero muy empinadas canales de acceso a los collados, hasta descender   casi al Ibón Inferior de Brazato. La carrera sigue bajando a la cabaña de Brazato, pero nosotros acortamos esa parte, pues a pocos metros tomamos el GR que viene del Balneario y asciende al Embalse de Brazato. ¡Qué gusto tomar sendero, aunque pedregoso! Pero duró poco, bordeamos el embalse y ascendimos a los Ibones Superiores (Perforaus) para abandonar el GR y transitar entre bloques de granito e ibones.  



Mis compañeros creían que habíamos acabado los ascensos, pero ¡qué va!, según el perfil yo recordaba que quedaba uno, y claro que quedaba… un ascenso corto pero muy empinado por terreno herboso y rocoso al Collado de Piniecho (Altitud: 2.645 mts.) y un descenso hacia las orillas de los Ibones de Labaza y Serrato por terreno descompuesto, resbaladizo e ingrato.



            Tras un corto sube y baja, por fin llegamos de nuevo a tomar un sendero que tras multitud de eses, interminables, nos dejó en el Balneario. Veíamos las construcciones desde arriba, muy abajo, descendíamos pero al rato las seguíamos viendo allá abajo…muy abajo aún. Pero todo acaba, y en 8h. 21’ estábamos tomando unos refrescos en Casa de Piedra. Ruta salvaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada