domingo, 6 de noviembre de 2016

VIRGEN DE LA PEÑA desde Santa Cilia de Jaca (04/06/2016)

Participantes: Jesús, Feli, Miguel, Pablo, Jorge, Ana y Oscar.
Fecha y tiempo: 04/06/2016; sol con nubes, calorcillo; cayo un pequeño y corto chaparrón.
Duración: 1h. 43’ de ida; la ruta total de 4h. 22’.
Desnivel y longitud:532 mts. de desnivel acumulado.

La Ermita de la Virgen de la Cueva de Santa Cilia de jaca, se encuentra en la vertiente oeste de la Sierra de la Peña. Enclavada a mitad de una pared rocosa, parece imposible su acceso, pero un senderillo se abre paso a través de una faja. Ya habíamos estado hacía tres años, pero quisimos repetir. Además daban tormentas ya por la mañana y nos pareció buena idea buscar un destino  alejado de las grandes alturas.
Avanzamos unos cientos de metros por la pista que lleva de Santa Cilia al raso de la Cruz y aparcamos en un ensanchamiento a la izquierda. Se puede avanzar más, sobre todo con todo terreno, pero un coche normal mejor dejarlo aquí.  Altitud de inicio: 698 mts.
Avanzamos por la pista, que comienza a dar revueltas con una notable inclinación en algún tramo. Con ganas por parte de algunos, llegamos por fin al Raso de la Cruz, con merendero. Y comenzamos la parte más bonita de la ruta. Acaba la pista y un sendero bien trazado serpentea dirigiéndose hacia las paredes de conglomerado. Enfrente, en mitad de la pared, ya se ve la ermita.
Circunvalamos un barranco y encaramos un tramillo de piedra suelta que asciende en un par de eses hacia una ancha faja por la que avanzamos, pasando por debajo de la ermita, para buscar el paso que nos permite alcanzar la estrecha faja que nos lleva hacia ella. Los pasos con algo de caída están equipados con barandillas de madera o sirgas.  Altitud: 1.148 mts.



            La ermita está abierta. Pequeña y simple, la belleza está en su enclave y significado. Tras algunas fotos, volvimos por nuestros pasos hacia el Raso de la Cruz, donde almorzamos cómodamente. Nos dimos cuenta que había unas lajas junto a la cruz y un cartel de que se necesitaba ayuda para llevarlas a la ermita. Hubiéramos transportado alguna. Cuando algunos se disponían a jugar y otros a reposar…comenzaron a caer algunos gotones y decidimos descender. Nos cayó un pequeño chaparrón, pero poca cosa, enseguida salió el sol de nuevo, no dio tiempo a que nos caláramos. En total, invertimos  4h. 22’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario