miércoles, 13 de septiembre de 2017

PELOPÍN Y TOZAL D'O PILÓN desde Cotefablo (20/05/2017)

Participantes: Familias Conesa-Vallés y Vázquez Duplá.
Fecha y tiempo: 20/05/2017; temperatura agradable.
Duración: 1h. 40’  al Pelopín; 2h. a O Pilón; 5h. la ruta total.
Desnivel y longitud: 619 mts. acumulados. Unos 10,4 kms.



El Pico Pelopín y sus vecinos Erata y Monchoya son  clásicos entre las excursiones no demasiado exigentes y cuando hay que evitar alturas mayores por presencia de nieve. Se trata de un cordal herboso al sur del Cotefablo. Aparcamos a la salida del túnel. La zona disponible está a tope, casi no hay sitio. Altitud: 1.420 mts.
Tomamos un sendero  PR que asciende  de manera decidida por encima del túnel. Alcanzamos una pista en uncolladete con cartel donde  a la derecha marca Torunzué y a la izquierda Pilupín. Seguimos la pista a la izquierda que tras unas revueltas nos dejó bajo la loma cimera.  Un padre con sus dos hijos iban por delante y en lugar de atacar la loma la bordearon siguiendo algo más la pista que continúa a media ladera, para luego tener que remontar decididamente la loma  herbosa sin senda alguna. Un poco tontería, pero nosotros hicimos lo mismo, creyendo que el ascenso así sería más suave o que habría sendero. Nada. Mejor hubiéramos ascendido directamente, que tampoco es para tanto. En 1h. 40’ pisábamos la redondeada cima, con varios pequeños mojones. Altitud: 2.007 mts

Apenas nos quedamos, pues la idea era  al menos llegar al Tozal d’o Pilón. Allá cerquita lo veíamos, siguiendo el cordal. Un ascenso a una loma intermedia, descenso al Collado de Otal y un corto pero empinado ascenso por trazas de senda nos dejó en la segunda cima del día, esta sí coronada con una gran mojón ganadero, típico y chulo. En realidad unos hicimos eso, otros rodearon el Tozal para remontar la vertiente opuesta algo menos empinada. No había motivos para ello. El hombre es el único animal que…. Altitud: 1.989 mts. En total, 2h.  

            Abajo veíamos el pueblo deshabitado de Otal. Lancé la idea de descender pero no hubo unanimidad y lo desechamos.  Al otro lado también veíamos lo que queda de las casas de Yosa. Bajar allí ni lo sugerí. También veíamos las cimas de Ordesa, Sierra Tendeñera, y más lejanas bastantes cimas más. Soplaba airecillo pero comimos en un magano, algo más debajo de la cima.


Descendimos, ahora sí todos, por la senda de ida el corto tramo hasta el collado de Otal. De allí ya seguimos la pista, que al realizar una media ladera evita los ascensos y descensos del cordal del Pelopín. Al regresar al colladete mencioné en broma el Torunzué, y alguno se animaba, inconsciente, pero evidentemente tomamos el sendero que nos dejó junto al coche a las 5h. de ruta.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario