jueves, 28 de diciembre de 2017

PUNTA ESPELUNCIECHA con raquetas desde Formigal-Anayet (23/12/2017)

Fecha y meteo.: 23/12/2018; soleado, no muy frío.
Duración: 1h. 11’ a los ibones; 2h. 12’ a la Punta Espelunciencha; 3h. 50’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 763 mts. de desnivel acumulado.


Estacionamos el coche en el aparcamiento número dos de Anayet. Resulta que el denominado “uno” al lado de las pistas, lo han hecho de pago.  Dejé a la familia en el telesilla Anayet, y yo me calcé las raquetas para iniciar la ruta. Altitud: 1. 718 mts.


Avancé a la derecha del telesilla y me guié por las marcas de GR11 de palos que sobresalían de la nieve, pero vamos, la ruta es fácil de seguir, dejando el barranco a la derecha. Había marcas de esquís y raquetas, incluso de botas. Se gira a la derecha para remontar el Barranco de Culibillas, atravesando algunos torrentes por mini puentes de nieve o por piedras bien dispuestas. Al inicio, soledad absoluta. Al encarar las últimas palas previas a la planicie de los ibones, comenzaron a aparecer algunos esquiadores de travesía a los que adelanté; venían de otra ruta que enlaza por la derecha.  Más adelante avanzaba un trío de raquetistas. 


En 1h. 11’ me planté en el llano de los Ibones el Anayet.

 Un rincón  siempre espectacular. Tenía pensado continuar hacia la Punta Espelunciecha dependiendo de cómo viera la cosa. Los tres raquetistas señalaban la cima y continuaron hacia el collado sur de la misma, así que aproveché la ocasión y les seguí. Muy directos afrontaron la ladera hacia el cordal. Yo realicé algunas eses más.  Unas huellas  hacían una media ladera hacia el collado norte. Llegamos a la cresta casi a la par. No era muy ancha pero se podía avanzar bien con las raquetas. Pero  más adelante, a unos doscientos metros de cima,  había un paso algo más expuesto y observé que pasaban con alguna dificultad. 


Así que paré dispuesto a quitarme raquetas y calzarme crampones. Pero resultó que no tenía puestas las cintas, que se habían soltado meses antes. Así que decidí darme la vuelta. Descendí, pero para alargar la ruta decidí avanzar por las huellas a media ladera. Llegué al collado norte y me crucé con el trío que descendía de la cima. Me comentaron que por este lado mucho era más fácil, así que, ya que estaba allí, continué salvando las últimas dificultades, que no eran importantes. Pisé cima a las 2h. 12’.  Altitud: 2.398 mts.  


            Estuve algunos minutos arriba, tampoco mucho, compartiendo cima con unos esquiadores. Y luego descendí con cuidadín, evidentemente por mi ruta de subida, al llano de los ibones, y luego hasta la estación. En total, invertí 3h. 52’.





No hay comentarios:

Publicar un comentario