viernes, 11 de enero de 2019

CALMA ALTA desde Arguis por la directa. (05/01/2019)


Participantes: Jesús y Oscar.
Fecha y meteo.: 05/01/2019; sol.
Duración: 1h. 10’ a Calma Alta; 1h. 48’ al Vértice de Gratal; 3h. 41’ la ruta total.
Desnivel y longitud: 700 mts. de desnivel acumulado en 12,5 kms. (aproximado).

Para comenzar el año montañero, me animé a última hora a una salida rápida por la sierra de Gratal, de las de “comer en casa”. Subiríamos a la Calma Alta pero por una senda desconocida para mí. Una senda que han limpiado sobre todo para los beteteros y que asciende de manera más directa que por la senda normal que va por el barranco. Aparcamos en la antigua hospedería de Arguis y comenzamos a caminar, cruzando la presa. Altitud de inicio: 974 mts.

Avanzamos por la pista y antes de la senda indicada con carteles, aparece un mojón y una senda que se nota “nueva” y que remonta de manera bastante directa la pendiente. No hacía excesivo frío y la cuesta ayuda a combatirlo. Javier con un grupo de corredores habían salido antes desde Nueno, nos llama desde el collado y bajan a nuestro encuentro. A mitad de subida nos los encontramos y subimos todos juntos hasta el collado. Allí, todos menos Teo y Javier se bajan ya a Nueno y el cuarteto más Kira, la perra de Teo, remontamos los últimos metros algo rocosos, hasta la cima de La Calma Alta. Altitud: 1.584 mts. Llevábamos 1h. 10’.


Tras alguna foto, descendimos al collado y tiramos el oeste por una marcada senda  que asciende suavemente. Primero pasamos por la inapreciable cima del Pico San Julián (mira que ya había pasado veces y no sabía que tenía nombre).  Altitud: 1.528 mts. Luego sigue para llevarnos al más prominente, dentro de suaves contornos, Vértice de Gratal. Altitud: 1.310 mts. Llevábamos 1h. 48’.

La idea de Jesús era llegar a la Peña del Mediodía. Vimos coches de cazadores en un llano por la zona, y algún cazador en el camino a Peña Gratal. Así que Teo se bajó a Nueno directamente por pista y Javier continuó con nosotros. Fuera de sendero descendimos en dirección a la Peña del Mediodía. No hay senda. Avanzamos a base de pisar erizones por donde estaba menos vestido. Descendimos hasta un colladete. Atravesamos una muralla rocosa por un hueco y al avistar la Peña del Mediodía, vimos un par de chalecos naranjas cerca de ella. Nada, no era el día. Volvimos sobre nuestros pasos al vértice y de allí, mientras Javier se bajaba a Nueno, continuamos al oeste hasta la pista del gaseoducto que acerca a Peña Gratal. Luego avanzamos al este por la pista que pasa por algunos Pozos de Nieve y que atraviesa la senda de la normal a las Calmas. La tomamos de bajada.  Al final, en 3h.41’ estábamos en el coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario